Padel World Press .- Continuamos con una entrega más de La Técnica del Pádel, nuestra sección dedicada a abordar aquellos aspectos clave de carácter técnico que influyen en el desarrollo de un partido. En definitiva, se trata de una completa selección de consejos y trucos con los que los aficionados al pádel podrán aprender a ser más eficientes en cada partido.

Ya hemos abordado de forma específica algunos de los golpes más importantes que se van dando a lo largo de un encuentro, como el revés o el saque, y también hemos tocado aspectos técnicos que nos ayudan a tomar decisiones en el desarrollo del juego, como es el caso de saber cuándo jugar en cruzado. En esta nueva entrega os explicaremos en qué consiste la Técnica del Semáforo, que nos ayudará a saber cuándo defender y cuándo atacar según la posición que tengamos en la pista.

Aspectos a tener en cuenta en la Técnica del Semáforo

Para ser eficientes en nuestro juego es fundamental saber cuándo hay que ser agresivos y atacar al rival, y cuándo es más conveniente ser conservadores e intentar controlar la situación, para lo que utilizaremos golpes defensivos que no nos hagan perder la ventaja.

En ese sentido, para saber de qué manera actuar en cada situación utilizaremos la Técnica del Semáforo, con la cual, según la posición que ocupemos en la pista, podremos saber cómo reaccionar.

El nombre de esta técnica está motivado por la división de las situaciones de juego en tres colores: rojo, ámbar y verde. Las situaciones o zonas rojas serán aquellas en las que debemos defender y jugar seguros; las verdes, en las que podremos ser agresivos y atacar mientras que las ámbar dependerán de la altura y potencia de la bola. Éstas variarán en función de si estamos situados en el fondo de la pista o cerca de la red.

La Técnica del Semáforo en el fondo de pista

En el caso de estar situados en la zona del fondo deberemos tener en cuenta nuestra cercanía con la pared… Y es que cuanto menos espacio tengamos más difícil será llevar a cabo un golpeo preciso.

La zona roja, por tanto, será el último metro de pista, en el que no tendremos una posición cómoda. En estos casos nos defenderemos, por lo general, con un globo que desplace a los rivales lejos de la red aunque esto dependerá de la altura de la bola.

La zona ámbar será defensiva pero, si tenemos una bola que nos viene muy alta, podremos tratar de sorprender al rival con un golpe potente.

Para terminar, la zona verde nos dará una posición muy confortable para realizar jugadas agresivas, por lo que podremos atacar aprovechando nuestra ventaja. Si lo hacemos con acierto, tendremos más posibilidades de llevarnos el punto.

La Técnica del Semáforo cerca de la red

En este tipo de situaciones nuestra reacción va a venir determinada por lo cerca que el rival nos deje la bola de la red. La posición que tengamos estará muy relacionada con el tipo de volea que podamos ejecutar, que variará en función de la altura que tenga la bola cuando contactemos con ella.

La zona roja será aquella más cercana a la red. Lo normal es que aquí estemos atacando, pero se podría dar la situación de que el contrario nos envíe una bola muy baja, lo que dificultará la recepción de manera sustancial. Si nos encontramos con esta situación debemos realizar un golpe muy preciso, en el que no solo habrá que sobrepasar la red sino que también intentaremos poner la pelota lejos del alcance del rival, voleando hacía el centro de la pista.

La zona ámbar, en este caso, no presenta una gran dificultad para el jugador, por lo que la recepción no será tan compleja. Sin embargo, atacar de forma agresiva puede ser precipitado. En este caso, podremos aumentar el ritmo del juego, preparando el punto para intentar conseguir una ventaja, descolocando a los rivales.

Para acabar, la zona verde será aquella en la que la bola nos llegará a una altura adecuada, lo que nos dará la oportunidad de atacar. Nuestra acción ofensiva dependerá de la velocidad a la que nos llegue la pelota ya que si la tenemos ‘mansa’ podremos realizar una volea potente que busque el punto directo. Si, por su parte, nos viene muy fuerte, la reacción deberá ser más rápida para que podamos bloquear el ataque rival.

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments