Padel World Press .- Continuamos con un nuevo capítulo de La Técnica del Pádel, nuestra sección dedicada a abordar aquellos aspectos clave de carácter técnico que influyen en el desarrollo de cualquier encuentro. En definitiva, se trata de una selección de consejos y trucos con los que los aficionados a este deporte tendrán más opciones de salir victoriosos.

La pasada semana analizamos los aspectos principales de uno de los golpes ofensivos fundamentales, el resto. En este caso, no nos centraremos tan solo en un tipo de jugada particular si no que pasaremos a analizar una estrategia que nos dará muchos puntos y que consiste en jugar nuestros golpes en dirección cruzada, algo muy importante de dominar si queremos controlar el tempo del encuentro.

¿Por qué es recomendable jugar cruzado en pádel?

En muchos casos, el pádel consiste en tener paciencia y trabajar los puntos con seguridad para terminar forzando el error del rival. Para lograrlo, jugar cruzado es una estrategia fundamental, sobre todo, para los jugadores de Nivel Intermedio o de Iniciación, porque tiene muchas ventajas, en especial, el hecho de evitar que cometamos fallos.

La seguridad de cruzar la bola viene motivada por la mayor distancia que tenemos para pasar la pelota, lo que reduce nuestro margen de error. Además, y aunque parezca una nimiedad, hay que tener en cuenta que la red está algo más baja por el centro, por lo que el fallo será aún menos probable.

También es importante valorar que, como ya hemos comentado, forzar a los rivales será mucho más sencillo de esta manera… Y es que podremos enviar la pelota con una bandeja en dirección a la reja, lo que generará dudas entre nuestros adversarios. De igual manera, también podremos optar por un golpe de doble pared, muy complejo de defender y con muchas posibilidades de terminar generando un punto a nuestro favor.

A través de un globo cruzado, por su parte, estaremos en condiciones de poder obtener ventajas y es que situaremos a los defensores en el fondo de la pista, lo que nos dará la oportunidad de ganar la red con rapidez.

Con los golpes cruzados conseguiremos evitar los contraataques rivales y es que no conviene olvidar que con un paralelo mal ejecutado, el receptor puede pasar de la posición de ataque a la de defensa con mucha facilidad.

En definitiva, estamos ante una estrategia de carácter conservador pero realmente eficaz… Y es que no sólo tiene ventajas en ataque, también las tiene de cara a la defensa, al evitar que nuestro compañero y nosotros mismos nos descoloquemos y le otorguemos ventajas al rival, logrando de esa manera conservar la iniciativa en el punto en todo momento.

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments