Padel World Press .- Hace apenas unas semanas dimos por inaugurada una nueva sección, La Técnica del Pádel, en la que nuestra intención es la de explicar y analizar al detalle los aspectos técnicos más relevantes de este maravilloso deporte. En un primer post recopilábamos los principales aspectos a tener en cuenta a la hora de ejecutar 3  de los golpes fundamentales del pádel, como el saque, el revés y el golpe de derecha.

En este nuevo artículo continuaremos con nuestro particular repaso de los golpes básicos en pádel y analizaremos la volea, el smash o remate y la bandeja.

La volea en el pádel

La volea es un golpe que, por lo general, se utiliza para ganar ventaja sobre la pareja rival y mantenerla en el fondo de pista, siempre con el objetivo de descolocarlos y poder llevarnos el punto.

Para ejecutar de forma adecuada una volea es recomendable que el golpeo se haga con un efecto cortado, buscando el fondo de la pista. Se suele recomendar que la primera vez que la utilicemos durante una jugada mandemos la pelota al centro de la pista, dónde hay más espacio libre, para, a continuación, comenzar a mover a los rivales hasta obtener una posición ventajosa.

Cuando vayamos a realizarla hay que situar la pala a la altura del pecho con los brazos siempre flexionados, ya que luego realizaremos la extensión en el golpeo, la cual es muy rápida al requerir de una preparación corta. Es muy importante que mantengamos las piernas flexionadas y estemos inclinados ligeramente hacía adelante para poder controlar bien la salida de la pelota.

El remate o smash, el golpe más agresivo en pádel

El remate es el golpe básico de ataque por antonomasia. Con éste buscamos conseguir un punto de forma directa, siendo así la acción más ofensiva que podemos ejecutar en una pista de pádel.

Para realizarlo de forma efectiva, y tener más posibilidades de tener éxito, hay que coordinarse con la pelota y realizarlo lo más alto posible, colocándonos en posición ladeada, extendiendo el brazo por encima de nuestra cabeza y golpeando con todo nuestro peso, bajando el brazo a toda velocidad para que la bola salga con fuerza.

El objetivo es que la pelota bote cerca de la línea de saque del campo rival, ya que así será más difícil que nuestros adversarios puedan devolverla.

La bandeja, uno de los ‘golpes básicos’ más característicos

Se trata de un tipo de golpeo muy recurrido y característico del pádel ya que sirve para contrarrestar los globos a media altura del rival que no podemos rematar con fuerza… Así que desde el punto de vista táctico es bastante importante.

De la bandeja habría que decir que se encuentra en un paso intermedio entre la volea y el remate y, para ejecutarlo de forma correcta, hay que situarse de lado y golpear la pelota a la altura del hombro, con un efecto liftado a ser posible.

Para que sea efectiva, se debería intentar que la devolución vaya dirigida hacía el cruzado, con lo que provocaremos un doble rebote en la pared y, con ello, complicaremos al máximo la defensa por parte de nuestros rivales.

Dentro de poco volveremos en La Técnica del Pádel con una nueva entrega de los mejores consejos y trucos referentes a los aspectos técnicos más determinantes que se pueden producir durante la disputa de cualquiera de nuestros partidos.

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments