Padel World Press .- El pádel siempre se ha definido como una disciplina accesible y asequible por sus condiciones, que permite que cualquier persona pueda jugarlo sin necesidad de tener una forma física portentosa. Hablamos de un deporte donde la mayor exigencia para su practicante viene en el apartado técnico, ya que dominar la ejecución de sus diferentes golpes nos dará unas mayores posibilidades de ganar puntos y partidos. Por esta razón, desde Padel World Press abrimos la nueva sección La Técnica del Pádel, en la que explicaremos los principales aspectos técnicos que se deben tener en cuenta durante la disputa de un encuentro.

Para comenzar, hemos dividido en dos partes  una pequeña recopilación de los golpes básicos en pádel, los cuales todo jugador debería conocer y ejecutar de forma correcta. Arrancamos con el saque, el revés y el golpe de derecha.

El saque en pádel

Uno de los primeros golpes básicos que debe empezar a dominar cualquier aficionado es el saque, ya que es el punto de partida de todo lo que está por venir.

Para realizarlo, hay que situarse por detrás de la línea de saque, dejar que la pelota bote y antes de que ésta se sitúe por encima de nuestra cintura golpearla hacia el campo contrario. Podemos intentar sacar al cuerpo del rival, en dirección a la pared, o a la ‘T’ del otro lado de la pista. Su ejecución dependerá de las condiciones y colocación de los adversarios.

A través del saque no se suelen lograr muchos puntos en pádel, por lo que su principal objetivo es ejecutarlo de forma adecuada para poder subir a la red con comodidad y obtener una mejor posición para llevar la iniciativa del punto.

El revés, uno de los ‘golpes básicos’ más complicados

Este es un tipo de golpeo muy común en el pádel pero complicado de ejecutar de la manera correcta. Para no hacer del revés tu punto débil, debes realizarlo cogiendo la pala en modo ‘empuñadura continental’, como si estuviéramos saludando, y estirar completamente el brazo. A su vez, debemos flexionar las piernas, para recibir la bola con una óptima posición del cuerpo.

Cuando vayamos a golpear, armaremos el brazo y cargaremos el peso sobre la pierna derecha (en el caso de ser diestros) y, cuando hagamos contacto con la bola, lo debemos realizar con la pala recta y a la altura de la rodilla, soltando posteriormente el brazo de golpeo.

Si lo hacemos así, podremos ejecutar el revés con precisión y ganar muchos puntos.

El golpe de derecha

Se trata de uno de los golpes más importantes en el juego de ataque, ya que es con el que más puntos conseguiremos.

En este caso, también debemos flexionar las piernas, repartiendo el peso entre ambas e inclinando el cuerpo hacia delante. En el momento del golpeo tendremos que situar la pierna derecha por detrás (si somos diestros) y apuntar hacia delante con el brazo izquierdo, que nos servirá de palanca. Haremos el impacto con la pelota a la altura de la cintura y continuaremos la trayectoria del golpeo de forma ascendente con el brazo de la pala.

En la próxima parte de este  artículo de La Técnica del Pádel analizaremos la volea, la bandeja y el smash, otros tres golpes básicos que hay que dominar para poder comenzar a jugar a un alto nivel.

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments