Padel World Press .- Continuamos con una entrega más de La Técnica del Pádel, nuestra sección dedicada a abordar aquellos aspectos clave de carácter técnico que influyen en el desarrollo de un partido. En definitiva, se trata de una completa selección de consejos y trucos con los que los aficionados al pádel podrán aprender a ser más eficientes en cada encuentro.

Tras detenernos en diferentes tipos de golpeo que serán muy importantes en nuestros encuentros, como el globo, clave en defensa, o el smash, determinante en ataque, nos detenemos con uno de los más complejos de dominar pero también de los más efectivos a la hora de lograr un punto: la bandeja.

Cómo hacer una bandeja en pádel

La bandeja es un golpe que, a nivel táctico, nos va a ofrecer muchas salidas… Y es que hablamos de una jugada que descoloca a los rivales, por lo que nos permite recuperar la red y, bien ejecutada, resultará muy efectiva para obtener ventajas.

Por lo general, la realizaremos en los casos en los que recibamos bolas pasadas del rival, complicadas de responder con un smash. En las bajadas de pared, por ejemplo, serán una opción muy recurrida y útil, aunque corremos el riesgo de que la bola se nos vaya a la red si no la realizamos de forma correcta.

Para conseguir una buena bandeja será fundamental utilizar una empuñadura de tipo continental en todos los casos porque, tras realizarla, deberemos responder con rapidez al golpe del rival. En ese sentido, cuanto más fácil sea cambiar a un revés o golpe de derecha, mejor será nuestra reacción. Por su parte, el armado debe ser corto y rápido para ganar velocidad y precisión. Es por ello por lo que trataremos de pegarle a la bola lo más alto posible para tener un mejor ángulo.

El golpe se deberá realizar con la pala ligeramente recostada y aplicando un efecto cortado, buscando que tras el bote la pelota no se levante, lo que dificulta de forma sustancial la defensa de la pareja contraria.

Nuestra posición de recepción será también importante. Desplazándonos hacia atrás con pasos laterales, debemos quedar con los dos pies en el suelo, lo que nos permitirá que ganemos mucha estabilidad y control. Eso será fundamental para poder orientar todo nuestro peso hacia la bola.

Con la bandeja no hablamos de un golpeo que se suela utilizar para lograr puntos directos… Sin embargo, tiene una gran cantidad de virtudes. Para empezar, si sabemos dominarla tendremos un ratio de error muy bajo, por lo que nos permitirá salir de jugadas complejas con solvencia. Además, es muy efectiva para forzar a los rivales a una recepción incomoda. Al rebotar muy poco en la pared, haremos que sea difícil levantar la bola y, al ser un golpe de gran profundidad, llevará a los rivales al fondo. También es un factor a tener en cuenta, sobre todo en partidos de alta intensidad, que requiere de poco desgaste físico para ser ejecutada.

Para finalizar, hay que saber que la dirección de la bandeja podrá variar en función de nuestra situación en pista y de la posición de los rivales. En el caso de estar situados cerca del centro de la cancha, será complejo cruzar la bola hacía la reja, por lo que trataremos de enviarla al fondo por la mitad del campo. En el caso de estar más cerca del lateral, lo más efectivo es buscar este golpe cruzado… Pero para ello será recomendable contactar con la bola lo más alto posible, por lo que dando un pequeño salto ganaremos un mayor ángulo para evitar que se nos vaya fuera o a la red.

Imagen: World Padel Tour

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments