Padel World Press .- Continuamos con una entrega más de La Técnica del Pádel, nuestra sección dedicada a abordar aquellos aspectos clave de carácter técnico que influyen en el desarrollo de un partido. En definitiva, se trata de una completa selección de consejos y trucos con los que los aficionados al pádel podrán aprender a ser más eficientes en cada encuentro.

Tras repasar aspectos básicos referentes a los tipos de golpeo más comunes, hemos comenzado a aprender jugadas algo más complejas pero que también tienen una gran influencia en el desarrollo de cualquier compromiso, como puede ser el revés a dos manos, del que hablamos la semana pasada. En este caso en concreto, nos centraremos en analizar un golpe de carácter defensivo muy recurrido en todos los duelos: el globo. Lo cierto es que es muy importante que lo dominemos a la perfección ya que nos ayudará a evitar que concedamos oportunidades a nuestros rivales.

Cómo hacer un globo en pádel

Es de justicia comenzar diciendo que el globo es uno de los golpes más ejecutados en el desarrollo de un partido de pádel. Utilizado de manera muy habitual en choques entre profesionales, a nivel defensivo será una salida muy recurrente para buscar recuperar la posición dentro de la pista y para no otorgar ventajas a nuestros rivales, algo fundamental para terminar logrando la victoria.

Sin embargo, un globo puede ser arriesgado si no lo ejecutamos de la manera correcta ya que podemos darle la opción a la pareja contraria de atacarnos con un remate y que se lleven un punto directo. Por esta razón, no dudar a la hora de realizarlo se volverá en el primer consejo a tener en cuenta.

Para realizar un globo perfecto habrá que seguir a rajatabla una serie de recomendaciones técnicas sencillas, pero que conviene no olvidar:

– En primer lugar, es vital flexionar las piernas y esperar la pelota desde abajo, con la pala situada en una posición que nos permita golpearla de abajo a arriba. Esto se debe a que este golpe es una respuesta a bolas que nos vienen muy bajas o cerca de la pared.

– Por su parte, el armado debe ser corto y el golpeo plano, evitando los efectos y sin utilizar mucho la muñeca. De esta manera le daremos a la pelota un recorrido recto, que es lo que nos interesa para hacerla más difícil de responder.

– Por último, y como ya sabemos, el objetivo de esta jugada es fundamentalmente evitar que los rivales suban a la red… Por eso es importante enviar la bola a unos tres metros del fondo de la pista y todo lo vertical que podamos, para que el rebote con la pared sea mínimo y dificultemos un posible smash. También es recomendable enviar los globos cruzados, al darnos un mayor un margen para que no se nos vaya demasiado.

Aun así, jugar con la altura y dirección del golpe será interesante para atacar las debilidades del rival y es que, por ejemplo, con un globo paralelo haremos mucho daño a un jugador que no remate bien o que no haga buenas bandejas.

Imagen: World Padel Tour

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments