Padel World Press .- Continuamos con una entrega más de La Técnica del Pádel, nuestra sección dedicada a abordar aquellos aspectos clave de carácter técnico que influyen en el desarrollo de un partido. En definitiva, se trata de una completa selección de consejos y trucos con los que los aficionados al pádel podrán aprender a ser más eficientes en cada encuentro.

Tras abordar aspectos básicos referentes a los tipos de golpeo más comunes, hemos comenzado a aprender ciertas técnicas muy útiles, como la del limpiaparabrisas. En este caso, llega la hora de hablar sobre un golpe complejo pero en muchos casos tremendamente efectivo, el revés a dos manos. Como ya hemos dicho, es una acción que viene del tenis y que muchos jugadores se han encargado ‘de poner de moda’ en los últimos tiempos. Entre ellos, destacan referentes de nivel mundial que lo dominan a la perfección, como pueden ser Marta Marrero, Victoria Iglesias o Pablo Lima.

¿Cómo realizar un revés a dos manos en pádel?

Este golpe es una modalidad avanzada de un tipo de golpeo que ya de por sí cuesta dominar en las fases de iniciación. Por lo general, un monitor nos dirá que en pádel es más eficiente un revés a una mano, y puede que tenga razón porque es más rápido y sencillo de realizar. Sin embargo, utilizar las dos manos nos permite tener un plus de potencia y precisión en determinadas jugadas, que nos servirá para obtener ventajas muy valiosas.

Un buen revés a dos manos tiene bastantes puntos a su favor. Para empezar, es una fantástica elección cuando tengamos que devolver bolas altas de los rivales que nos vengan muy planas porque las neutralizaremos mejor y, con ello, lograremos que nuestra defensa sea más efectiva (ya que será más fácil sacarlas desde abajo). A su vez, es un golpe que puede darnos una gran precisión, sobre todo en el caso de las bolas cruzadas, donde la diferencia con un revés normal es bastante notable. También es un golpeo más potente, por lo que para atacar desde el fondo puede resultar más ‘peligroso’ para nuestros rivales.

En este sentido, se podría decir que es muy recomendable utilizarlo en bolas que nos vengan muy rápidas, en las que el armado será necesariamente muy corto… Y es que su uso nos permitirá pasar al campo rival con facilidad.

Ahora bien, debemos valorar también los problemas que puede presentar este revés a dos manos, sobre todo, los referentes a su dificultad. Si hablamos de jugadores novatos, la coordinación requerida de brazos y piernas puede ser algo compleja, sin olvidar que se trata de una ‘maniobra’ que requiere un mayor esfuerzo físico. No siempre es recomendable utilizarlo ya que, en aquellas situaciones en las que la pelota se nos va lejos del cuerpo o nos llega muy baja, no será eficiente.

La clave, por lo tanto, será saber en qué tipos de acciones será efectivo este revés a dos manos y, una vez asimilado, tendremos que entrenarlo para lograr que, cuando lo llevemos a cabo, tengamos la preparación necesaria como para realizarlo de la manera adecuada. Si lo dominamos, convertiremos este golpe en uno de nuestros puntos fuertes en la pista.

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments