Padel World Press .- Es algo que suelen cuestionarse muchos aficionados y practicantes de este deporte: ¿Por qué nos vamos de un partido? Lo cierto es que se trata de una pregunta que tiene varias respuestas.

Son las siguientes:

a) Porque el rival es inferior: Y eso nos hace meternos en un círculo vicioso de desconcentración-fallo-enfado-nada sale… Para evitarlo, hay que entrar en la pista con el objetivo de avasallar al contrario, siempre con respeto, ya que esa es la única forma de no darle opción a los rivales y de que nosotros no nos veamos inmersos en ese círculo tan peligroso que antes mencionamos.

b) Porque el rival es superior:Lo que nos puede hacer jugar dando el encuentro por perdido… No nos movemos en la cancha, jugamos sin sentido… Para evitar que esto ocurra hay que pisar la pista muy motivados, sin ningún tipo de miedo hacia los oponentes y luchando cada bola al máximo. Es muy importante que sepamos que, si perdemos, lo habremos hecho dejándonos todo… Eso es ya una victoria, con independencia del resultado.

c) Porque es un partido igualado: Y hay errores de tipo táctico y estratégico por nuestra parte o acierto de los contrarios en dicho sentido. Es común que en momentos puntuales de un duelo una de las parejas cometa un error estratégico… O que la otra tenga un acierto que haga que el contrario empiece a cometer errores y se vaya del partido, entrando en ese círculo del que hablamos en el punto primero.

Cuando se entra en esa dinámica es muy difícil salir de ella. Por eso, hay que intentar sentarse en el descanso, analizar la situación y tratar de darle la vuelta… Aunque es muy complicado. En partidos igualados, la dupla que toma las decisiones acertadas, o incluso no toma decisiones pero los contrarios toman la inadecuada, es la que por lo general se lleva la victoria.

Juan Galiano

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments