Llega la sexta entrega de nuestros Tests de Palas. En esta ocasión, Hugo R. ha analizado uno de los modelos más carismáticos de la prestigiosa firma ‘de la serpiente’. Si tuviera que definirla en pocas palabras, diría de ella que es una pala de potencia, lista para pasar al ataque en cuanto se le presente la oportunidad.

Pádel World Press .- ¡Hola amigos padeleros! Una vez más, la primera en este 2016, os traemos uno de nuestros análisis de material, no sin antes desearos a todos que tengáis un año lleno de mucho pádel. Esperamos que os guste y, sobre todo, que os resulte útil.

En esta ocasión nos atrevemos a analizar una pala muy clásica y muy del gusto de los jugadores amateur: la Vibor-A Yarara World Champion Edition 2015. Decimos que es un modelo ‘clásico’ porque es una de las preferidas por los amantes de la marca de la serpiente y usada por jugadores que buscan potencia en sus golpes… Pero no adelantemos acontecimientos.

La verdad es que el tiempo de prueba de esta pala ha sido corto pero ya teníamos nociones anteriores sobre la misma, así que nos hemos podido hacer una muy buena idea de sus características. La marca nos facilitó una pala de test con un peso de 368 gramos, un peso muy común con el que mucho jugador amateur se siente cómodo.

Mientras estuvo en nuestro poder no sufrió ningún desperfecto pese a que la sometimos a varios entrenamientos y partidos, con los consiguientes roces de pared y demás circunstancias propios de un partido. Como decimos, el tiempo de prueba no fue superior a un mes, así que no podemos hacer un balance sobre su durabilidad.

El producto en mano… Lo primero que vemos

Poco que deciros que no sepáis sobre la estética de la Yarara Edition, en la que destaca la incorporación de logotipos de Vibor-A cromados dentro de coronas de laurel y encabezado por una corona de tres puntas (en conmemoración al Campeonato del Mundo) y un acabado en barniz mate, que la hace muy señorial y con un toque clásico para aquellos que no quieren destacar en la estética.

Como siempre, del plano de la pala nace la cabeza de la ‘víbora’ presidiendo el diseño de todas sus palas, siendo esta vez de color gris con borde rojo sobre un fondo negro y una base dorada.

Nos la presentan con una funda térmica para conservar una buena temperatura, de color blanca, en la que también está presente el detalle del logotipo de la marca con las coronas de laurel. La funda trae un bolsillo de pequeño tamaño en uno de sus extremos, pensado para aquellos que gusten de guardar sus objetos personales en la misma sin riesgo a perdidas.

Tiene el mango de tamaño normal, siendo al tacto con el grip original de una forma rectangular, a la espera de añadirle algún/os overgrip al gusto del consumidor, dado a que la empuñadura se queda pequeña. En nuestro caso fueron dos. La forma de la pala es de lágrima nada exagerada.

Al empuñarla en vacío notas que el peso está ligeramente desplazado a la cabeza, que se percibe igual añadiéndole un protector y los overgrip. No es ‘cabezona’ del todo pero va camino de serlo.

En este apartado destacamos, una vez más y como es costumbre en la marca Vibor-A, la cuerda de sujeción del tipo pulsera, con el nombre de la marca bordado en la misma (en esta pala en color oro). Para nosotros, como ya hemos dicho en anteriores análisis, la mejor forma de sujeción de la pala.

¡¡Nos arremangamos y vamos a la pista!!

Analizamos el peloteo en el fondo.  Con los primeros golpes podemos concluir que es una pala de un tacto medio; es decir, no llega a ser para nada duro pero tampoco tiene este toque Soft o blando que vimos con la Black Mamba. Eso es algo que no afecta sobre manera al control de la pala, puesto que tiene un amplio punto dulce, ni a las sensaciones de impacto con la pelota… Pero sí que redunda en cuanto a la salida de bola. Por todo lo dicho, la bola no entra en la pala y sale escupida gracias a la goma, pero sí que nos ayuda a controlar  las direcciones que queremos imprimir en cada golpe por el punto dulce y el tacto.

El fondo de pista no es una virtud, eso está claro, pero a diferencia de otras palas, tampoco es una piedra en su zapato. Tiene una buena respuesta debido a su potencia y permite algún que otro error sin castigarte en exceso por ello, gracias a su buen punto dulce.

Subiendo a la red es cuando a la Yarara World Champion Edition 2015se le abre una amplia sonrisa… En las voleas disfrutamos con una aceptable agilidad aunque su equilibrio tire hacia la cabeza: su gran potencia y su punto dulce hacen que disfrutemos de cada golpe como de cada sonido que suelta la Yarara cuando la aprietas sin cesar… No quiero destacar que su punto dulce sea exageradamente alto pero, para ser una pala potente, la verdad es que para nada deja el control olvidado y lo tira a un lado. La zona de impacto ideal (punto dulce) es para nosotros una grata sorpresa. Aunque no estamos ante una pala que destaque por su control y exigirá que tengamos un poco de mano para llevar la bola allá donde la digamos que vaya, habría que reseñar que tampoco estamos ante un ‘caballo difícil de domar’. Se podría decir que estamos ante una yegua con mucho carácter pero que se dejara cortejar.

Como ya dijimos, tiene un tacto medio más cercano al blando que al duro… Por lo que los bloqueos de pelota en la red los puede asumir sin problemas aunque no tanto como para dirigirlos con comodidad…

Y una vez que ya dijimos que su hábitat era la red, dentro de los golpes en dicha zona hay uno en la que disfrutaras sin parar, el smash. Mezclamos una pala en forma de lágrima, con buen punto dulce, tacto medio, buen tacto de bola, buena agilidad y potencia a raudales y tenemos como resultado: Una serpiente feroz golpeando la pelota. Vaya potencia que nos ofrece esta pala. Sin duda, esa es su mayor virtud por encima de todas y hace que sea la pala indicada tanto para aquellos a los que les guste reventar la pelota como para aquellos otros que no lo hagan por no sentirse seguros con la potencia de su brazo. Con una técnica aceptable, esta ‘víbora’ os aportara un plus de potencia que, junto a su sonido, será una buena explosión controlada.

En el golpeo por tres, también es muy agradecida y para nada esquiva a diferentes efectos que apliquemos a la pelota, por lo que tendremos enormes sensaciones. Por una gran potencia en golpeos, tacto de bola y buen punto dulce para ser una total pegadora, me atrevería a denominarla…. ‘la Boxeadora’.

Llegados al punto de la bandeja, golpe que sin duda todos tenemos que intentar dominar cueste lo que cueste, habría que decir que al igual que con la salida de pared, hay que mantener y respetar el ‘tempo’ de la pala. Al ser muy potente, si le aplicamos esta potencia a estos golpes, la ‘boxeadora’ soltara un fuerte directo al mentón de la pista rival, que puede volverse en nuestra contra si confiamos demasiado en su punto dulce.

No nos cansaremos de repetir que tanto el punto dulce como el tacto de la pala son buenos… Pero en especial son buenos para ser una pegadora ya que sin la potencia que tiene la Yarara no tendríamos una pala para nada completa. Es por ello por lo que hay que saber también controlar este tipo de golpes ya que si los hacemos y sacamos bien serán verdaderos golpes a nuestros rivales pero, si los tomamos a la ligera, harán que la pelota se estrelle de manera irremediable sin tan siquiera oler el césped de la pista rival. Hay que tener cuidado y, con ese cuidado, son dos tipos de golpes de los que podremos sacar muy buen provecho aun aplicando efectos o tirando víboras, pero sin tutear a la pala, de usted y midiendo su ‘tempo’.

Terminamos con los globos, en los que esta pala, para mí, también destaca. Será por su potencia, será por la confianza que te ofrece… Pero los globos en casi cualquier tipo de situación salen buenos y profundos. Por supuesto, vuestra muñeca tendrá algo que aportar al toque final.

En cuanto a la defensa, pues igual que su comportamiento en el fondo de la pista. Un punto dulce más que correcto cuando necesitemos recuperar una bola complicada o a ras de suelo que en una pequeña parte podrá echaros una mano cuando vayamos forzados, permitiendo algún error de ejecución algunas veces. Sin embargo, sí que notareis que no se trata de la zona favorita de esta pala, por lo que su postura ante esta parte del juego será muy neutral y a veces, debido a su anteriormente alabada potencia, podrá meternos en algún que otro lio si lo confiamos todo a ella. Correcta sin más y que estará deseando subir a la red cuanto antes.

En resumen…

De estética, señorial, para aquellos que gusten de lo clásico con un toque… Vibor-A.

Nacida para golpear. Una pala con una gran potencia que harán las delicias de todo aquel jugador agresivo que quiera golpear la bola una y otra vez pero, a la vez, también indicada para aquellos que no confíen en la potencia de su brazo pero tampoco quieran un misil incontrolable.

Las voleas y bandejas son golpes que amaras pero si no controlas bien la pala puede que los odies a la vez. En la volea será fácil aplastar la bola y soltará tremendos golpes a los rivales; a las bandejas hay que añadirle control porque puede que acaben a medio metro del suelo sin tocar el césped.

Pala de potencia increíble, no se olvida de tener un poco de control, gracias a su agradable tacto medio y un más que aceptable punto dulce.

A la hora de poner algún pero… podría ser la defensa. Aunque no es una pala que penalice en ese aspecto, simplemente se dejara hacer y  hará que sean sus usuarios quienes demuestren de pasta están hechos. Lo llamamos ‘pero’ pero realmente lo que diríamos es que ni perjudica ni ayuda: simplemente espera la mano de su dueño.

Pala recomendada, sin dudarlo, a jugadores de nivel medio-alto en adelante.

No es una pala que te ayude a aprender; más bien es una pala que complementara tus virtudes siempre y cuando seáis pegadores nacidos para ‘entrar en el cuadrilátero’.

Y aquí terminamos nuestra experiencia con la Vibor-A Yarara World Champion Edition, una pala campeona del mundo que perfectamente lucharía en la categoría de pesos pesados, de ahí que sea nuestra ‘Boxeadora’.

Recordar que vuestros comentarios son bien recibidos en la parte inferior de esta página, por twitter o por correo electrónico a info@padelworldpress.es .

Un gran saludo, buen pádel para 2016 y… ¡¡Nos vemos en las pistas!!

Hugo R.

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments

Compartir
Artículo anteriorCircuito Estrella Damm: Kike Lagarejos, un jugador ‘con estrella’
Artículo siguienteSiux renueva su confianza en Antonio Muñoz Navarro
Padel Word Press
Padel World Press es un periódico on-line dedicado al mundo del pádel que, durante 24 horas al día, se encargará de ofrecer la última hora del segundo deporte más practicado en España. Noticias, entrevistas, reportajes, análisis… Todos los aficionados podrán disfrutar del pádel desde un nuevo punto de vista, siempre bajo la seriedad, el rigor periodístico y los conocimientos de un equipo con más de una década de experiencia en el mundo del pádel.