Llega una nueva entrega de nuestros Tests de Palas. En esta ocasión, nuestro compañero Hugo R. ha analizado uno de los modelos más carismáticos de la prestigiosa firma ‘de la serpiente’. Si tuviera que definirla en pocas palabras, diría de ella que es una pala de control 100% pero sin descuidar una salida de bola perfecta.

Padel World Press .- Muy buenas a todos, amantes del pádel. Volvemos a esta sección para traeros nuestras impresiones sobre una pala de la que tengo que reconocer que he sido poseedor de la misma durante bastante tiempo.

Se trata de la Vibor-A Black Mamba 2015, una pala que según hemos podido observar tanto en las pistas, como en las redes sociales, es la apuesta de muchos jugadores amateur, que se decantan por uno de los modelos de esta marca y que, además, ha sido la que hasta hace bien poco ha sido empuñada por el jugador Maxi Gabriel o por la jugadora y capitana del Team Víbor-A, Belén Montes.

Esta vez, como he reconocido en el apartado anterior, el tiempo de prueba de esta pala es extenso ya que aunque la firma nos ha facilitado una pala de test nueva, este modelo ha formado parte hasta hace unos meses de nuestra colección privada, por lo que el análisis ha sido muy profundo.

Os puedo adelantar, sin miedo a equivocarme, que su durabilidad es alta y creedme cuando os digo que ha sufrido muchos percances en mis manos, sólo siendo lesionada su integridad física después de dos grandes choques contra el muro y contra la pala de mi compañero. Aun así, la rotura no fue ni mucho menos definitiva. En ese apartado, por lo tanto, buena nota.

Empezamos contando el producto en nuestra mano.

Que os voy a contar que no sepáis sobre la estética de la Black Mamba.

Nos la presentan con una funda que, sin duda, supondrá un punto a mejorar por parte de aquellos que las usen para el transporte de sus palas a la pista. Es una funda en color negra, con la imagen de la marca en amarillo, acolchada para evitar posibles golpes y con un bolsillo con cremallera para guardar diversos objetos de poco tamaño. Nos consta que la marca dispone de otros modelos de funda con la función ‘termo’, pero en este caso no lo traía.

Una vez sacamos la pala de la misma observamos lo que sin duda es uno de los puntos (más importante de lo que algunas marcas creen) por los que este modelo se ve en muchas pistas: Sus colores principales son un fondo negro mate sobre el que nace la imagen de la marca, la cabeza de la víbora, en un verde flúor que acapara nuestra atención en seguida. La combinación de colores mate y flúor son un acierto seguro y la Black Mamba da en la diana de pleno en este aspecto.

Tiene el mango de tamaño normal, aunque dada la planta de la pala podríamos catalogarlo corto. Eso es algo que influye en la repartición de pesos siendo al tacto, con el grip original, de una forma casi rectangular. La forma de la pala es de diamante, en resumen: os entrará por los ojos al instante.

Al empuñarla en vacío notas que el peso es muy equilibrado, resultando que subirle unos gramos no perjudica en nada. Nosotros hemos usado dos overgrip y se mantiene el equilibrio perfecto al medio.

Este modelo de test pesa 365 gramos, pero la nuestra era de 357 gramos… La diferencia entre ambas es que la ligereza nos aporta un plus de agilidad en la red y menos aplomo en defensa, pero tanto en una como en otra, la pala responde perfectamente, por lo que el peso ira dirigido simplemente a la comodidad del brazo de quien la empuñe.

En este apartado destacamos la cuerda de sujeción que la marca Vibor-A usa en todos sus modelos del tipo pulsera, con el nombre de la marca bordado en la misma. Este detalle, una vez acostumbrados a la pulsera, nos gusta aunque ira sobre gustos y tanto esta como otros tipos de sujeción tienen sus adeptos. Nosotros apostamos por el tipo pulsera (cada vez más marcas están introduciéndolo).

Y donde más nos gusta probar… ¡¡En la pista!!

Empezamos el test con el peloteo en el fondo.  Desde el primer golpe vemos que el tipo de tacto es blando (SOFT como anuncia la pala); existe una simbiosis perfecta con la pelota en cada golpe, teniendo un golpeo suave que proporciona una salida de bola excelente y un gran control de la misma. Se siente la pelota en cada golpe.

La verdad es que, dicho todo lo anterior, podríamos decir que esta parte de la pista es donde mejor se comporta, por lo que podremos jugar con diferentes velocidades de la pelota sin casi ningún esfuerzo, acelerando o ralentizando cada golpe, y aplicando los efectos sin ningún compromiso aunque sin grandes alardes.

En las voleas no sacaremos ningún defecto tampoco a esta pala… Y concluiremos, sumando el fondo de pista, que el punto dulce es muy amplio, permitiendo que incluso aunque cometamos algún error, nos echará una mano a camuflarlo y en no pocas ocasiones hasta a subsanarlo (si, habéis leído bien). La zona de impacto ideal (punto dulce) es para nosotros su mayor virtud. No nos dejara solos ni un momento, por lo que para aquellos que quieran apretar una y otra vez las voleas tendrán en sus manos a una amiga fiel. Podéis darle sin miedo a comprometer el punto… Además, debido a su condición de ‘soft’, los bloqueos en la red tendrán una respuesta fácil, e incluso dirigida, si es que nos da tiempo a todo.

Es fácil de manejar aunque, no nos engañemos, no todo van a ser virtudes también tiene sus ‘peros’ como, por ejemplo, el smash.

Como hemos dicho antes, Black Mamba es una pala de tacto blando que permite que cuando la pelota entra en contacto con la pala esta absorbe la bola (a cámara lenta veríamos que se hunde la pelota en el centro de la pala) para después lanzarla  con una velocidad más que aceptable, debido a los componentes que utiliza en su fabricación, algo que es una gran ayuda para el jugador en distintos tipos de golpes menos en uno… El smash. Cuando impactamos la bola con fuerza, el ‘soft’ de la misma absorbe parte de su fuerza y por lo tanto ralentiza un poco (para nada exagerado) la salida de la misma, no siendo ni mucho menos grave puesto que el que sepa pegarla la seguirá pegando igual. Sin embargo, aquellos que no tienen una técnica muy depurada pensarán eso que mal llamamos en el mundo amateur “ no sale la bola”.

En el golpeo por tres, no tendrá mucha influencia ya que como sabéis, se basa en el efecto a la bola  y no en un golpeo plano y contundente. Repetimos, que el que la pegue desde su casa seguirá haciéndolo igual y el que no sea su punto fuerte pues seguirá sin serlo. No tendréis ni una ayuda extra por parte de la pala ya que NO es una pala potente, ahí está la diferencia entre “la salida de bola y la potencia”.

Pasamos a la bandeja, el golpe por excelencia en un partido de pádel. En las dichosas, y la vez benditas, bandejas es una pala que, siguiendo la línea anterior, podemos dominar y apretar sin problemas. La Black Mamba admite muy bien los distintos efectos sin que perdamos un ápice en el control de la pelota. Así que realizar efectos víbora, cortado o similares, no supondrán ningún riesgo añadido más allá de nuestra propia técnica, la salida de bola ayudará a que salgan profundas.

La salida de pared será divertida hacerla jugando con la pelota, es decir, colocadas, rápidas o lentas… Tendréis ayuda en este tipo de golpes, controlando el tempo de cada una de las salidas. Si vuestro golpe favorito es romperla en una salida de pared alta no será lo mismo…Es una pala, como habéis podido ir comprobando, para jugar la bola y no para romperla.

Terminanos con los globos, también dichosos y benditos. Su ejecución puede ser precisa pero será necesario también ponerle un poco de pausa al golpe para que no acaben en el cristal. La verdad es que puedes aplicarle efectos a los globos sin problema, sin ayudas pero sin perjuicios por parte de la pala.

En cuanto a la defensa, no sé qué deciros que no sepáis ya. Si al principio comentábamos que es una pala con la que disfrutaremos muchos en el fondo de la pista, pues ni que decir tiene que la defensa es su otro punto fuerte. Una pala en la que no tendréis que pensar en ella cuando estéis agobiados o contra la pared: os acompañará e intentará que salgáis airosos sin tener que mirar a los cristales. Cuando la cosa se pone ‘rapidilla’ simplemente os dará lo mejor de ella y si puede os echara un capote en esos errores no forzados gracias, como no, a su generoso punto dulce.

Podríamos decir que estamos ante la pala ‘COMODIN’, una pala que tiene un poco de todo y que podréis manejarla sin una técnica demasiado pura y con unos resultados óptimos.

En resumen…

De estética, preciosa, para los amantes de las palas que no pasan desapercibidas.

Fabricada para aquellos que quieren una pala completa, con una pizca de todo y que no nos penalice cuando no damos todo lo que tenemos dentro. Para nosotros, es una pala para jugadores de todo tipo aunque lo ideal podría ser para un jugador que ronde un nivel medio ya sea por arriba o por abajo.

Las voleas y bandejas salen bien. No quedaremos descontentos jugando en la red e incluso podremos acelerar un poco la pelota sin miedo a que salga loca donde no queremos que vaya.

Es una pala de la que destaco una cosa por encima de todo: su amplio punto dulce, que nos dará ese plus de tranquilidad a la hora de jugar. Es una pala de control 100% pero sin descuidar una salida de bola perfecta.

El pequeño lunar que le podemos sacar es el smash. No es una pala para los que busquen potencia, si acaso, restara un poco de la misma cuando le peguemos a romperla… Pero tampoco es algo que pueda preocuparnos porque si le sabemos pegar, sabremos traerla.

A la hora de hablar de la durabilidad, ya hemos dicho que ha sido una de las palas que además de tenerla de test ahora, la hemos tenido en nuestro armario personal y ha durado perfectamente, no sin librarse del típico ‘sonajero’. Sólo la jubilamos cuando la pobre sufrió accidentes severos por culpa del que suscribe.

Y hasta aquí, el test de la serpiente Mamba Negra, una pala que en nuestra baraja de palas que podemos tener en el armario, sería EL COMODIN.

Recordar que vuestros comentarios son bien recibidos en la parte inferior de esta página, por twitter o por correo electrónico a info@padelworldpress.es . Un saludo y… ¡¡Nos vemos en las pistas!!

Hugo R.

Hugo R. analiza la Black Mamba de Vibor-A: El Comodín

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments