Padel World Press .- Punto y final a nuestra primera temporada en Iª. La verdad es que cuando empezamos hace ya cuatro años con el equipo en IVª Categoría siempre pensamos que nuestro lugar sería la Segunda División pero, poco a poco, fuimos conformando un conjunto que desde sus primeros pasos se caracterizó por ser un grupo de amigos muy unido. Como es normal, algunos quedaron en el camino por diversos motivos pero los que entraron fueron bien recibidos. La unión de nuestra escuadra se notaba en cada convocatoria y es que siempre tuve problemas para hacer el equipo por exceso de jugadores disponibles, incluso cuando jugamos en invierno a 60 kilómetros de Rivas. La verdad es que así da gusto.

En 2017, con el objetivo cumplido de llegar en tan solo dos años a IIª, nos marcamos el reto de la permanencia y de que el bloque siguiera unido. Esa era la clave del éxito y siempre les dije, hasta llegar a ser cansino, que el bar era nuestra fuerza, que cada lunes después de jugar nos quedábamos a cenar juntos allí donde jugásemos y pese a saber que al día siguiente había que trabajar, un lunes tras otro llegábamos a casa no antes de la 00:00 de la noche.

La temporada empezó muy bien y en la tercera jornada ya liderábamos la clasificación de IIª. Eso nos hizo plantear el reto de llegar a la Categoría Reina, circunstancia que hizo que surgieran ciertas duda: Habíamos escuchado que a todos los recién ascendidos les ‘apalizaban’ en Iª y algunos equipos decían que no querían subir. Nuestra ambición nos llevó a luchar por el ascenso y a comprobar por nosotros mismos si eso era verdad y, a falta de tres jornadas, ya habíamos hecho realidad el objetivo.

Este año ha sido especial. Empezamos muy bien pero las lesiones nos mermaron desde el principio. Aún así, con jugadores que no se han estrenado por lesión, otros que han faltado a la mitad de los partidos y el hecho de ser novatos en la Categoría, hemos competido. Nos han felicitado y reconocido como un equipo que podía estar más arriba en la tabla pero bueno, lo importante es que hemos hecho realidad el objetivo de asegurar la permanencia… Sufrimos hasta la última jornada pero en ningún momento caímos a posiciones de descenso.

Si hablamos de la última jornada, tengo que decir que fue de locura. Con tres formaciones ya descendidas, faltaba por decidir quién sería la cuarta y, casualidades del destino, seríamos Emurban Montecarmelo y nosotros, los dos equipos que peleábamos por la permanencia, los que nos enfrentaríamos en nuestra casa. Contábamos con dos puntos de ventaja y, por eso, con sumar otro dos aseguraríamos la permanencia… Pero los nervios estaban ahí. Nos mentalizamos en ganar los máximos encuentros posibles y no sólo los dos necesarios, por lo que salimos a por todas. Obtuvimos los dos primeros puntos y eso provocó que ellos bajaran los brazos. Uno por lesión y el resto por desmotivación, conseguimos los 5 puntos y la salvación.

Esperamos que el próximo año nos respeten las lesiones, podamos estar más arriba y no pasemos tantos apuros.

Sólo me queda añadir lo orgulloso que estoy de este grupo, lo que disfrutan y se implican cada lunes. Cómo no, dar las gracias al club que nos facilita todo lo que precisamos y, en especial, a nuestro patrocinador Inveriplus Investments, que nos dio la mano y provocó el salto de calidad necesario para llegar a Iª y mantenernos.

Francisco Blanco

Imagen: Facebook de Padel Training Rivas   

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments