No te pierdas la octava entrega de los Tests de Palas de nuestro compañero Hugo R. En esta ocasión, nos hablará sobre un modelo que llegó a sus manos siendo un ‘desconocido’ pero que no tardó en cautivarle.

Padel World Press .- Muy buenas, compañeros de pistas y amantes de este deporte. Hoy nos volvemos a leer por estas páginas para presentaros una pala que, la verdad sea dicha, nos dolió tener que devolver a la firma puesto que nos dejó las mejores impresiones posibles.

Esta vez os hablaremos de un modelo cuya marca puede que sea un tanto desconocida para el gran público y de la que  reconozco que nunca había probado una de sus palas… Nos referimos a SeventySix, que nos ha ofrecido con toda su amabilidad que probemos ‘Concorde’, del que ya os adelanto que definiría, en honor a su nombre, como el ‘Avión’.

El tiempo de prueba que hemos empleado en esta pala ha sido muy extenso, gracias a la disponibilidad y facilidades dadas por la marca. Es por ello por lo que la hemos probado ‘a full’ en todas y cada una de las situaciones que podemos encontrar en un partido y entrenamiento.

Y debido a las conclusiones (que os vamos a explicar), tras multitud de pruebas, que este humilde jugador sacó de esta pala, decidimos que fuera probada por otros componentes del equipo para confirmar o desmentir algunas de ellas. Luego explicaremos por qué.

Empezamos ya con el producto en mano.

Comenzamos valorando la estética que, sin duda, será su único punto débil.

A nivel estético no es que sea una maravilla pero quizás es lo que menos importe en una pala. Se basa en un fondo oscuro sobre el que predomina el ‘76’ característico de la marca junto a una parte de un avión modelo Concorde que da nombre al modelo y varias inscripciones en un color azul claro, además de una zona punteada blanca con objetivo de dar profundidad al dibujo.

No destacareis con la pala en mano y no os enamorará a primera vista… Pero ojo porque el encanto llegará tras la primera cita con ella.

Tiene el mango de tamaño normal y su grip original queda corto, por lo que os hará falta añadirle algún que otro overgrip. La forma de la pala, su molde,  es de diamante, aunque más cerca de ser redondo que otras palas con la misma forma. Como detalle, incorporan una cinta de goma para ayudar a fijar los overgrip en la parte superior del mango.

Al empuñarla ya advertimos que el peso es muy equilibrado al centro. Nosotros hemos usado dos overgrip y se mantiene el equilibrio perfecto al medio.

El modelo de test pesa 365 gramos…  Pero dado su equilibrio apenas la notamos pesada y sí que nos da cierta sensación de agilidad al movimiento.

La cuerda de sujeción es sencilla aunque de corto tamaño, algo que agradecemos pero, como bien sabéis, nosotros apostamos por el tipo pulsera (cada vez más marcas están introduciéndolo) por lo que lo apuntamos como ‘puede mejorar’ y es que como podréis comprobar en los nuevos modelos de la marca ya incorporan este sistema. Así que, solucionado de forma positiva.

Y vamos a ajustarnos la muñequera que entramos  ¡¡En la pista!!

Como no me canso de repetir, empezamos el test con el peloteo en el fondo.

Desde el primer momento afirmamos que el tipo de tacto es blando y sentimos la bola perfectamente en cada golpe que ejecutamos… Además, con un golpeo suave la pala nos regala una salida de bola excelente y, sobretodo, un ABSOLUTO gran control sobre la pelota que nos sorprende sobremanera. Sencillamente disfrutamos la bola en cada golpe.

Aplicamos diferentes velocidades a la pelota y responde sin dificultad a cada una y es que una gran característica que le hemos visto es que goza de un AMPLISIMO punto dulce, por lo que hasta cuando no conseguimos un golpeo cómodo, la pala sigue confiando en nosotros y nos devuelve su mejor salida de bola. Un gusto esta pala desde el fondo de la pista, por lo que podremos decir que es la zona donde mejor nos vamos a encontrar con este arma en la mano… ¿O no?

Subimos a la red y comentamos su comportamiento en las voleas , donde no deja de sorprendernos porque tampoco sacaremos ningún defecto. Su amplio punto dulce hace que sea una jugona de las buenas, colocando la bola allá donde nuestra cabeza previamente haya pensado tirarla. No nos cansaremos de darle una y otra vez a la pelota usando diferentes velocidades, siendo agresivos o incisivos con nuestro rival.

Sumando ambas zonas de la pista os podemos asegurar que estamos ante una pala que nos va a proteger en todo momento… No sólo nos responderá si no que, a su vez, nos ayudará cuando por una razón u otra no golpeemos bien a la pelota con el centro y es que, tal y como insistimos, el punto dulce es tan bueno que casi diríamos que ocupa toda la cara de la pala… La bola saldrá rápida y colocada con solo tener buenas intenciones cuando nos llegue la pelota.

Dicho todo lo anterior, ¿qué os podemos comentar sobre los bloqueos en la red? Sencillos de asumir, fáciles de digerir y hasta cómodos de dirigir… ¡¡Qué pasada!!  Va camino de convertirse en nuestra mejor amiga en la pista.

Es muy ágil pero supongo no todo van a ser virtudes… Cuando una pala tiene buena salida de bola y gran punto dulce no suele ser  una pala que nos responda en el smash… ¿O no?

Pues NO compañeros. No sé qué pasa con esta pala pero no conseguimos encontrar el gran defecto en cada uno de los golpes que practicamos con ella, pero no me malinterpretéis… No es que vayamos a decir que es una pegadora como la pala más potente del mercado; no es eso. Lo que decimos es que hemos pegado muchas bolas de smash y podemos asegurar que su salida y su acción recuperadora de la energía no penaliza en absoluto el golpe de smash.

Por lo general, las palas que tienen como virtud que recuperan la energía cuando la pelota impacta con la pala a través de los materiales que la componen, suelen ser perjudicial cuando golpeamos con fuerza en el smash debido a que esa recuperación de energía lo que provoca es que absorba parte de la fuerza que imprimimos con el brazo, pero en esta ocasión no es el caso.

La bola sale a una velocidad perfecta, a un nivel que nada tiene que envidiar a una pala pegadora bastante aceptable y suficiente como para no ser considerado este golpe como uno de sus peores. Además, gracias a su buen control y el tacto en las pegadas x3, tendremos una ayudita perfecta al imprimirle el efecto y la dirección. Repetimos: no nos va a aportar una potencia extra de potencia pero, en serio, esta pala no deja de sorprendernos.

Siguiendo por el golpe fetiche del pádel, la bandeja, me da hasta vergüenza repetirme tantas veces, pero la Concorde no nos dejará solos nunca. Golpeo cómodo, con tacto, con dirección y, si queremos, con gran profundidad y velocidad, lo que nos permite jugarnos algunas de ellas sin miedo a equivocarnos. Los efectos tipo víbora serán del agrado de esta pala y del jugador que la empuñe.

Desde luego, seremos altamente competitivos empuñando esta pala, tanto que a veces podremos caer en el error de pensar que somos mejores de lo que pensábamos.

La salida de pared, pues otro golpe más a valorar. La verdad es que el punto fuerte o muy fuerte de esta pala es lo que hemos repetido un montón de veces: su amplio punto dulce, que también se acompaña con una salida de bola excelente por lo que cualquier golpe que tenga dificultad en la ejecución será más alcanzable para cualquier tipo de jugador, de ahí la sorpresa que nos hemos llevado con esta pala.

La salida de pared será divertida hacerla empleando todo tipo de técnicas como rápida, lenta, a la verja, chiquita, con efecto, etc…  Si por lo que siempre optáis es por romperla en una salida de pared alta, podréis hacerlo con gusto….

En cuanto a los globos, que pensáis que diremos… Perfectos, allá donde queramos jugarlos tendrán su destino todas nuestras bolas, altos o cortados; jugona la pala, jugones los golpes.

En cuanto a la defensa, pues se va a basar en solo una palabra: CONFIANZA. Esta pala nos aporta tal grado de confianza en nuestro juego que hará de nosotros unos defensores natos. La salida de bola nos sacara de muchas dificultades e, insistimos, tendremos un asistente permanente con esta pala que, lejos de penalizarnos, nos aportará ayuda extras con esos golpes que no realizamos cómodamente por acierto del rival. El bote pronto será una delicia ya que nos permitirá dirigirlo sin problemas. Nuestro porcentaje de error habitual bajará exponencialmente, no sé qué deciros que no hayáis imaginado ya. Nos encanta esta pala.

*Para finalizar, queremos hacer mención a lo que os dijimos al principio del artículo. Estas conclusiones han sido compartidas con Fernando (@r_ferom76) para ser más imparciales en las mismas, ya que tiene un tipo de juego diferente al nuestro por lo que podrá evaluarla desde otra perspectiva. Todos tenemos una pala destinada a nosotros y con la que nos sentimos tan cómodos que parece que es la mejor pala del mundo. Así que, optamos por este debate siguiendo nuestra filosofía de imparcialidad. La conclusión final de ambos es la que reflejaremos en el apartado “ En resumen…”, donde dejamos las definiciones y notas finales.

En resumen…

De estética, es su punto de mejora. Una pala sobria y que en este aspecto no podemos destacar nada, pasará desapercibida para muchos. Lamento que este punto le baje la nota media, pero somos muy fans de las palas llamativas. Seguro que hay muchos de vosotros que buscáis más la sobriedad y eso es lo bueno del mercado. No obstante, la estética es lo que menos importa de la pala.

Concorde nos aportara una gran dosis de CONFIANZA, una pala que tiene de todo y no flojea en nada: bien arriba, abajo, atrás y adelante… Su punto dulce y salida de bola es excepcional, con lo que generando una mejora del juego en cada uno de nosotros. Pala de control 100% pero con potencia bastante aceptable.

En defensa, fondo de pista y voleas es un espectáculo… Disfrutaremos mucho de ella y nos ayudará en todo lo posible. Por su parte, las bandejas salen muy bien colocadas e incluso podremos acelerar un poco la pelota sin miedo a que salga ‘loca’ donde no queremos que vaya. Precisión absoluta.

No es una pala para aquellos que busquen un aporte extra de potencia en el smash… Extra no, pero potencia tiene suficiente para no desencantar a ningún jugador pegador, de los que estamos seguros que no se arrepentirán con la misma.

Para terminar, tenemos que decir que hemos quedados muy sorprendidos con esta pala, con su comportamiento en pista y con la facilidad que tiene de adaptarse a todo tipo de jugadores… Roza la perfección simplemente porque hace de nosotros mejores jugadores, nos acompaña en todo momento y nos ayuda, no pudiendo sacarle defectos en ninguna situación del partido.

 

Y hasta aquí, el test de la SeventySix Concorde’, una pala que hemos decidido bautizar como un ‘Avion’ acorde con el nombre del modelo y por ser la palabra que se nos escapa cuando nos preguntan por ella.

Recordar que vuestros comentarios son bien recibidos en la parte inferior de esta página, por twitter o por correo electrónico a info@padelworldpress.es .

Un saludo y… ¡¡Nos vemos en las pistas!!

SeventySix Concorde: El Avión

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments