Eléctrico, veloz, con un futuro muy prometedor por delante y ante una temporada en la que debe comenzar a confirmar todo el potencial que atesora.

Padel World Press .- Así inicia el año 2014 Sergio Alba, un jugador con un gran talento que a base de trabajo y de constancia ha conseguido llamar la atención de una firma del prestigio de HEAD.

Desde Padel World Press, queremos ayudarte a que conozcas un poco más a este proyecto de estrella que dará mucho que hablar en los próximos años.

Para comenzar, me gustaría saber quién es Sergio Alba y cómo llegó al mundo del pádel.

Soy un chico de 23 años nacido en Guadalajara, al que le apasiona el deporte. Comencé jugando al tenis a los 4 años, disciplina que formó parte de mi vida hasta los 18. Mi contacto con el pádel empezó en una época de decaimiento del tenis y la construcción de pistas de este pádel en el club en el que impartía clases. Me animé a participar en torneos no federados que se hacían en sus instalaciones y, poco a poco, comencé a iniciarme en este maravilloso deporte, que apenas conocía, pero en el que no tardé en proponerme nuevos retos.

La temporada 2013 fue muy positiva en todos los sentidos. ¿Te esperabas dar un salto de calidad tan grande?

Cuando comencé el año 2013 con mi compañero David García Campos nunca me imaginé poder llegar a competir contra jugadores de tan alto nivel este año. Para ser sinceros, nuestro principal objetivo era el de disfrutar de cada partido que disputábamos. Esa progresión no ha pasado desapercibida…

¿Qué ha supuesto llegar a un equipo como HEAD?

HEAD ha sido todo un referente que he tenido desde mi infancia en mi trayectoria tenística. Vi su marca en todos los clubes a los que iba y pude comprobar la gran calidad de sus raquetas y palas, calzados y textiles. Pertenecer ahora a esta importante firma me llena de orgullo y me da fuerzas para, juntos, seguir trabajando y conseguir una progresión muy positiva en el mundo del pádel. Además, poder contar con increíbles compañeros/as en esta marca, que están en lo más alto del ranking profesional, me hace tenerlos un poco como referencia.

¿Qué objetivos te has marcado junto a David García para esta campaña?

Este año queremos centrarnos más en el Circuito World Padel Tour 2014, preparándonos de la mejor manera posible para estar lo más finos posible. Lo que tenemos claro es que uno de los principales retos será el de intentar entrar en previa de dichos torneos con bastante asiduidad y, quién sabe, poder lograr alguna presencia en el Cuadro Final.

¿Cómo te definirías dentro de la pista?

Pues diría que soy un jugador con bastante carácter y muy competitivo. Soy de esas personas que lucha cada bola con la máxima intensidad.

¿Cuál es tu mejor golpe y cuál te gustaría mejorar?

Considero que mi mejor golpe es la volea de drive. Por otro lado, el golpe que me he propuesto para mejorar notablemente para este año es el remate.

¿Quién ha sido el rival que más te ha impresionado y por qué?

El rival que sin ninguna duda más me ha impresionado fue Fernando Belasteguín en el Campeonato de España por Equipos. Nunca me ha temblado tanto la mano, sentía que tenía que tirar todas las pelotas a un centímetro de la red. Eso sí, con el transcurso del encuentro fui disfrutando cada vez más.

¿Qué momento, qué partido, qué anécdota recuerdas con especial cariño?

Uno de los mejores momentos de 2013, y también muy emocionante por lo que representaba estar ahí, fue el de verme pelotear al lado de grandes jugadores como Nerone, Reca, Godo Díaz, Belasteguin,… Y lo hice justo antes de entrar a jugar mi primer partido en Cuadro Final, en el WPT Lisboa. Nos enfrentamos a Maxi Sánchez y Sanyo Gutiérrez, lo que fue una experiencia increíble.

¿Tienes alguna manía o algún ritual especial?

Tengo métodos que utilizo para estar concentrado en cada punto. Dibujo un símbolo (MB) por un lado de la pala y siempre la empuño por el mismo sitio, quedándose el símbolo por el lado del drive.

¿De dónde viene tu apodo de Rayito?

Mucha gente dice que soy muy rápido dentro de la pista, pero el principal precursor de este apodo fue Carlos Sarralde. Jugando con él de compañero en el WPT de Santander, en mitad del partido me animó con un espontáneo “Vamos Rayito”.

La gente del Club de Pádel Cabanillas siempre ha estado contigo… ¿Qué han supuesto en tu carrera?

Han supuesto todo. Me han ayudado tanto en lo deportivo como en lo personal. Sin ellos no estaría ahora mismo en esta situación. Cada paso que doy me siento arropado por un gran club, que me brinda todo su apoyo. Hay una relación entre nosotros que es inmejorable. Sólo tengo palabras de agradecimiento hacia ellos y con los que seguramente estaré siempre vinculado.

¿Cómo describirías tus primeras experiencias en el Circuito Profesional?

Duras, la verdad. Muchas veces he pecado de novato a la hora de ir a disputar un torneo de este tipo. Pero me encantan los retos y conseguir mejorar año tras año, torneo tras torneo. No todo ha sido duro. Durante la pasada campaña he podido conocer a muy buenas personas y, desde luego, me siento un privilegiado por haber compartido estos momentos con ellos, jugadores, compañeros, personas que me han ofrecido su ayuda…

¿Qué esperas del futuro del pádel?

Me encantaría poder decir algún día que el pádel será olímpico. Esto significaría que la mayoría de los países conocerían este deporte y aumentaría por tanto el número de practicantes… En definitiva, espero y deseo un crecimiento del pádel.

¿Qué mensaje te gustaría transmitirles a los aficionados?

Muchas gracias a todos los que han dedicado un pequeño tiempo en leer esta entrevista y conocerme un poquito más. Su apoyo al pádel es una pieza fundamental para que este deporte siga desarrollándose y creciendo. Nos iremos viendo por las pistas, seguro.

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments