Padel World Press .- En este artículo nos gustaría darte seis consejos para ayudarte a potenciar tus puntos fuertes y habilidades durante aquellos partidos de pádel más difíciles. Con ello, conseguirás estar más preparado tanto táctica como mentalmente.

  1. Realiza tus rutinas Pre-Partido

La idea es que antes del encuentro te imagines a ti mismo jugando el día del partido, que te imagines que estás ganando los puntos y conquistando la victoria gracias a que desplegaste tu mejor pádel. Este ejercicio te ayudará a potenciar tu confianza antes de saltar a la pista… Pero se trata sólo de es un ejemplo de rutina a realizar antes de cualquier compromiso. Existen multitud así que descubre la que mejor se adapta a ti.

  1. Identifica las debilidades de tu rival y los factores externos que te puedan afectar

Durante el calentamiento, identifica cu´sles son los puntos débiles de tu oponente: mira qué tal defiende en el fondo de pista de derecha y de revés, cómo volea, si su bandeja puede hacerte daño, si su smash es muy potente, si es alto o bajito… Todo esto nos dará un esquema básico para empezar a pensar cómo podemos ganar los partidos.

Además, tenemos que identificar los factores externos que puedan afectar a nuestro juego. Si los identificamos podemos poner los medios para que nos afecten lo menos posible o, incluso, sacar redito de ellos. Por ejemplo, nos fijaremos en el tipo de pista (muro o cristal), si el césped es corto o largo, si hace calor o frío, si ha llovido o si tenemos mucha humedad… Todos estos factores son más importantes de lo que creemos.

  1. Piensa en tus puntos fuertes y en los puntos débiles del rival

De esa ecuación saldrá la táctica perfecta para ganar el partido. Habla con tu compañero, intercambia la información recogida sobre los rivales. De esa información obtendréis los puntos débiles que bien cocinados con vuestros puntos fuertes o darán la fórmula mágica con la que ganareis el partido. Eso sí, una vez identificada y comprobada su buen funcionamiento, no la dejéis de aplicar hasta el último punto del partido, tenéis que ser constantes.

  1. Concéntrate en el aquí y ahora

Los partidos de pádel se ganan punto a punto, no juego a juego ni set a set. El enfocar toda tu atención en el punto que estás jugando te permitirá, con independencia del resultado, estar siempre al 100 %. Si pierdes un punto, identifica el error para no volver a cometerlo y pasa de inmediato a concentrarte en el siguiente. Si vas ganando, no cometas el error de visualizarte como ganador ya que tu nivel bajará y se te complicará el partido. Recuerda, aquí y ahora.

  1. Utiliza los cambios de lado para mejorar

En los cambios de lado podemos observar que jugadores son más ‘profesionales’. Las rutinas en este tiempo de descanso son fundamentales para que los mejores jugadores lo aprovechen para fortalecerse.

Aprovecha para hidratarte con tus bebidas y frutas. Activa tus rutinas de visualización y refuerza tu dialogo interno siempre positivo… Estas pausas son las que pueden cambiar los designios de un partido así que dale la importancia que merece.

  1. Siempre tienes que tener un Plan B

Tienes que tener entrenado tu patrón personal de juego. Sé fiel a él en los partidos hasta el momento que tengas claro que ni te funciona ni te va a funcionar en ese partido. Se creativo, ten un Plan B preparado, úsalo cuando lo necesites. En los partidos de pádel siempre hay que tener alternativas para seguir vivo e intentar ganar hasta el último punto.

También hay que tener en cuenta que los rivales, en caso de ir perdiendo, intentarán cambiar su táctica para dañaros. Así que puede ser que en un partido tengáis que cambiar la táctica varias veces. No importa, lo bueno es que sepáis adaptaros a las circunstancias del partido.

Imagen: Circuito Estrella Damm

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments