Repasando nuestra hemeroteca, rescatamos la primera entrega de los artículos que el prestigioso entrenador de Bullpadel ofreció a los lectores de Padel World Press. En esta ocasión, nos dio una serie de consejos y recomendaciones para que los aficionados se sintiesen más cómodos y aprendiesen a lograr un mejor rendimiento con su servicio.

Padel World Press .- El saque de pádel  es uno de los grandes motivos de captación y  popularización dentro del mundo de los deportes de raqueta, que ha hecho que un buen número de los practicantes de otras disciplinas, como el tenis disfruten, más practicando nuestro deporte. La facilidad con la que se comienza el juego en pádel, hace que un principiante sea capaz de realizarlo sin grandes apuros, con lo que en pocas sesiones se pueden entablar competiciones en toda regla. Sin embargo, esta característica hace que el  golpe de saque sea uno de los grandes olvidados por los monitores en las clases de pádel e incluso menospreciado por no pocos jugadores, que lo consideran como un mero inicio del juego. Si contamos el número de salidas de pared, voleas, o bandejas, y lo comparamos con el número de saques practicados, la relación es en la mayoría de los casos infinitamente inferior.

Como es lógico, un jugador de pádel realiza en un partido muchos menos saques en comparación a otras acciones técnicas pero, sin embargo, hay una realidad estratégica que no se puede obviar: si los jugadores integrantes de una pareja no pierden sus juegos al saque, tendrán como mínimo un tie-break asegurado. Por supuesto, este es sólo un punto de vista, pero puede que las siguientes observaciones puedan resultarles interesantes:

  1. El saque es el primer golpe de una jugada

El saque forma parte de la jugada, de hecho, es el primer golpe con el que se abre la misma. Si observan a los jugadores profesionales se darán cuenta de que antes de sacar se acercan y comunican a su compañero dónde van a sacar. La razón es sencilla, las jugadas están previamente estudiadas y la compenetración en la pareja es la clave para poder llevarlas a cabo.

  1. A partir del quinto golpe, el juego se acaba o se neutraliza

Si se fijan en el transcurso de un punto, en el caso de que se hayan producido 4-5 intercambios de pelota sin que el punto haya terminado, la situación del juego suele quedar relativamente neutra. Por ejemplo, si tras el saque y la primera volea del sacador, el punto no está  prácticamente ‘cocinado’, es muy posible que la jugada se alargue mucho más allá de los 5 golpes. Es por este motivo que los jugadores suelen a aprovechar el segundo saque del rival para tratar de conectar un buen globo que les haga llegar a la red y preparar su ataque.

  1. Porcentaje de primeros, ¿o de primeros segundos?

Seguramente alguna vez se habrán encontrado a ustedes mismos o a su compañero diciéndoles aquello de: “Mete el primer servicio….”. Sin duda esto es una solicitud naturalmente correcta, ya que entendemos que el primer servicio será claramente más dañino que el segundo saque, dado que contamos con una oportunidad más para poner la pelota en juego. Sin embargo, les dejo una pregunta para que reflexionen: Si pudiesen elegir, qué buscarían: ¿Jugar con un alto porcentaje de primeros servicios, bajando la intensidad de los mismos? o por el contrario, ¿elegirían buscar un primer servicio más ofensivo que les regalase algún resto servido o directamente el punto, a costa de jugar con un porcentaje mayor de segundos saques?

Si lo piensan bien, es complicado decantarse categóricamente por una de las dos respuestas, ya que dependerá del tipo de jugador al que se enfrenten, el tipo de pista, la época del año, etc… Pero, en cualquier caso, merece la pena tener en consideración la pregunta para valorar que tienen posibilidad de elección y, sobre todo, que esta elección tendrá repercusión en el transcurso del partido. A fin de cuentas, rara vez cometerán una doble falta, con lo que parece interesante buscar el punto de equilibrio agresividad – consistencia.

  1. Los mejores ingredientes para el saque: ¿Velocidad? ¿Efecto? ¿Dirección? ¿Profundidad?

¿Se han parado a  pensar cual es la forma más efectiva de hacer de su saque un golpe más dañino?.

Probablemente la primera impresión nos lleve a suponer que cuanto más rápido, profundo y con efecto vaya el saque, será más difícil su devolución. Encontrarán rivales con los que sea productivo este servicio, pero también encontrarán que otros rivales se adaptan a ello al cabo de unos juegos, o tras varios partidos jugados.

Hay una frase que resume muy bien muchos de los aspectos del pádel: “En ocasiones, lo mejor es enemigo de lo óptimo”. Esta frase  nos indica que muchos de nuestros tiros serán más efectivos cuando se utilizan los ingredientes de velocidad, efecto, dirección y profundidad en su justa medida, adaptándolos para conseguir el tiro más eficiente, que les mantenga en una situación de dominancia en caso de que haya una devolución por parte del rival.

Por este motivo les aconsejo que practiquen durante sus entrenamientos para modificar los parámetros de su saque y que, durante el partido, presten atención a cada devolución de sus rivales. Si están atentos a posibles fisuras en el restador aprovéchenlas. Se ahorrarán mucho tiempo y esfuerzo.

  1. Puntos gratis y la presión del buen sacador

Imaginen un partido donde usted y  su pareja se enfrentan a unos rivales muy duros. Los partidos son siempre muy ajustados, y el marcador se encuentra parado en el 4-4. Imaginen ahora, que los  juegos con su servicio se han producido en blanco, o a lo sumo con 40 – 15, mientras que los juegos al saque de sus rivales, se han decidido con varias ventajas en cada uno. En esta hipotética situación, es cierto que el marcador está empatado, pero les aseguro que la sensación que tienen sus rivales, es muy distinta de la que tienen ustedes sobre el desenlace del set. Es en estos momentos de tensión, donde se dejan ver los mayores errores, y en  este caso lo más probable es que se lo ganen ustedes por un break en el 4-4 o en el 5-5… Incluso aunque eso no sucediera así, no es muy difícil imaginar la sensación que tendrá sus rivales cuando se enfrenten al tie-break, ya que es evidente que ustedes tienen muchas más probabilidades de ganar el set en una muerte súbita.

Por este motivo, les animo que perfeccionen su saque y su primera volea para que los puntos duren el menor tiempo posible, (cayendo de su lado, claro está). Esta sensación desde el punto de vista psicológico es un lastre para sus rivales que si bien puede parecer que no se hace patente, puede ser determinante en momentos de alta intensidad.

  1. El saque y la primera volea

Imaginen que han planeado con su compañero sacar sobre la T para volear después firme sobre el primer cristal de pared de fondo. Esta táctica les ha dado muy buenos resultados durante los primeros compases del partido. Los rivales han podido comprobar que si la devolución se producía sobre su volea, o sobre la de su compañero el resultado es igualmente una situación de ventaja para ustedes. Como podrán imaginar, sus rivales tratarán de jugar un globo tan pronto les sea posible para evitar sus tiros de volea. No sabemos si esta contra táctica les sigue favoreciendo ustedes, pero si no fuese el caso, la mejor manera de que la devolución de su rival siga siendo un tiro raso sobre su volea, es mantener la intensidad de su primer servicio constante. Tan pronto como su saque pierda esta intensidad, su rival utilizará el globo para neutralizar su volea y tratar de llegar a la red para formar su ataque.

Con tan sólo dos puntos por juego en los que su atención disminuya, y el primer saque le proporcione al rival la ocasión para conectar un globo, habremos desperdiciado la oportunidad de adelantarnos sobre el marcador. Para un sacador, una situación de 30 – 30 es una situación de tensión, es un punto muy importante porque jugar mal la siguiente pelota, puede significar perder el juego, y el set.  Sin embargo para un restador, la misma situación se transforma en una oportunidad. Si el próximo punto cae de su lado, estará muy cerca de adelantarse con un break para ganar el set.

A modo de conclusión:

Después de haber leído los puntos anteriores, es el momento de acudir a nuestros entrenamientos y tomar en serio el saque de pádel como uno de los elementos que les hará mejorar sus resultados en cada partido. A fin de cuentas, el saque es el único golpe en el que la pelota se la tira el propio jugador, cuando y como mejor le conviene. Parece interesante aprovechar esto para sacar la mayor ventaja en cada punto.

Espero que este artículo haya sido de su interés, y sobre todo que les ayude a mejorar sus resultados. Desde este rincón, les mando un saludo y espero verles pronto de las pistas.

Manu Martín

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments

Compartir
Artículo anteriorVídeo: Así fue la final femenina del Granada Open
Artículo siguienteGrandes alternativas para disfrutar del pádel junto a Time2Pádel
Padel Word Press
Padel World Press es un periódico on-line dedicado al mundo del pádel que, durante 24 horas al día, se encargará de ofrecer la última hora del segundo deporte más practicado en España. Noticias, entrevistas, reportajes, análisis… Todos los aficionados podrán disfrutar del pádel desde un nuevo punto de vista, siempre bajo la seriedad, el rigor periodístico y los conocimientos de un equipo con más de una década de experiencia en el mundo del pádel.