Ha sido uno de los grandes responsables del gran salto de calidad experimentado por Mystica y Middle Moon en los últimos años. Analítico, meticuloso y gran conocedor de este deporte, nos cuenta cuáles son los fundamentos de su trabajo y cuáles son los secretos que hacen que sus productos sean tan especiales.

Padel World Press .- Puede que sea uno de los nombres propios del mundo del pádel a la hora de hablar de la composición, los materiales y la fabricación de las palas. No hay material que no haya pasado o que no termine pasando por sus manos, no hay cálculos que no hayan pasado por su cabeza o pruebas que no se hayan realizado en su laboratorio.

Enamorado del pádel, gran conocedor de este deporte, su pasión es la que le impulsa a buscar siempre las más altas prestaciones, esas que se consiguen como fruto de incontables horas de investigación.

No te pierdas esta entrevista, en la que podrás conocer más de cerca al artesano, al orfebre de cuyas manos nacen las nuevas palas con las que Mystica y Middle Moon no paran de llamar la atención de los aficionados.

Para empezar, me gustaría saber quién es Rudy Feil y cómo llegó al mundo del pádel

Nací y me crie en Alemania, en una ciudad cercana a Múnich. El deporte siempre ha sido una parte muy importante en mi vida. Al principio, sólo en mi vida personal y luego, por fortuna, también en la profesional. Mi primer contacto con el pádel se produjo en 2005, cuando empecé a trabajar para HEAD.  Y bueno, quedé enamorado de este deporte desde el primer momento.


Pieza muy importante en HEAD, ¿cómo y qué te sedujo para aceptar, en 2012, el reto de incorporarte al equipo de Middle Moon?

Fueron varios factores. Después de haber trabajado para HEAD durante seis años y medio, busqué un nuevo reto. Justo en ese momento surgió la posibilidad de trabajar para Middle Moon. Al final todo fue muy rápido. Quedé con Cristóbal en Sevilla para una entrevista y muy pronto me di cuenta de que teníamos visiones muy similares con respecto al pádel y al futuro de Middle Moon. Aparte de esto, fue una oportunidad para mudarme a España, algo que para mí siempre había sido un sueño.


¿Cuándo y por qué se produjo tu salto a Mystica?

Fue en la primavera de 2012. La idea era aprovechar las sinergias que surgieron después de haber adquirido esta nueva marca. Fue más una ampliación de mis funciones que un salto, puesto que nunca he dejado de trabajar para Middle Moon.


Desde la marca te propusieron un reto, pero seguro que tú también te autoimpusiste otro. ¿Cuál fue ese?

Mi reto fue  bastante parecido al que me había propuesto Cristóbal. Lo más importante para mí ha sido desarrollar productos de máxima calidad y alto rendimiento, diferentes a los demás.


Cristóbal Bohórquez siempre ha dicho que su sueño es convertir a Mystica en una de las mejores marcas del mercado… ¿¿Cómo ves ese desafío??

Es un reto exigente pero, en mi opinión, alcanzable. Somos conscientes de que el mercado de pádel es muy difícil. Sin embargo, creemos que con nuestra estrategia, es decir trabajar con un concepto holístico planteado a largo plazo que vincula el desarrollo de producto, el marketing y los jugadores, podemos conseguir este objetivo.


Las palas de Mystica han sufrido una gran evolución en los últimos años… ¿Cuál es el secreto de esa mejora?

Creo que es una mezcla de varias cosas. Los materiales y tecnologías que utilizamos para nuestros  productos juegan un gran papel en el desarrollo. Investigamos y los elegimos siempre teniendo en cuenta la necesidad de conseguir las prestaciones que son importantes para los consumidores. Para asegurarnos de ello, todos los productos siguen varios pasos hasta que los lanzamos al mercado: pruebas en el laboratorio así como de jugabilidad y durabilidad en la pista son sólo algunos de los tests que realizamos para conseguir el mejor producto posible. Aparte de los materiales y tecnologías, damos mucha importancia a los diseños. Trabajamos con diseñadores experimentados que están en todo momento al tanto de las últimas tendencias. Creemos que la dedicación y la minuciosidad que ponemos en el desarrollo hacen que nuestras palas sean percibidas como productos especiales.


Con frecuencia, oímos y vemos las nuevas ‘revoluciones tecnológicas’ que cambiarán por completo el pádel… Aunque sea ponerte contra la espada y la pared: ¿Esas nuevas tecnologías y materiales son tan determinantes como pueden parecer?

Pues bueno, te diré que hay tecnologías y materiales que tienen un efecto significativo para el rendimiento de una pala pero, por otro lado, creo que en la mayoría de los casos estaríamos hablando más de evolución que de revolución.


¿Qué elemento, en tu opinión, es el que en realidad marca la diferencia en una pala de pádel?

En mi opinión, no sólo es un elemento. Sin duda, una parte muy determinante es la goma, que influye mucho en las prestaciones de una pala. Pese a ello, no se puede olvidar la composición de una pala. Hay que tener en cuenta que existen muchas opciones al respecto: diferentes calidades, gramajes y ángulos de las fibras, el alineamiento de ellas, la cantidad de capas… Y eso sólo por nombrar algunas.


¿Cuál es la gran apuesta de Mystica para seguir mejorando en las prestaciones de sus palas?

No paramos de investigar nuevos materiales, tecnologías y nuevas maneras de fabricar una pala. Y con esto me refiero a todas las partes de la pala. Es decir, una nueva goma, un nuevo lay-up o un material nuevo. Todo para conseguir las mejores prestaciones.


Ahora contáis en vuestras filas con Paquito Navarro… ¿¿Es muy exigente el sevillano a la hora de elegir su pala??

La verdad es que no es nada exigente. Obviamente, quería una pala que le diese buenas prestaciones y que tuviera un buen nivel de durabilidad. Le dimos varios modelos para probar y, como él mismo ya ha dicho, al final no tardó mucho en elegir su pala favorita.


Con la Apocalypse Carbon en sus manos… ¿¿Ya os ha pedido algún tipo de mejora que nos podáis contar?

Está muy contento con su pala y aún no nos ha pedido ningún cambio. Es decir, juega con la misma pala que cualquier aficionado puede comprar en el mercado.


Analítico, minucioso y siempre a la búsqueda de mejorar… ¿Estás preparando alguna sorpresa para los próximos meses? ¿Nos podrías adelantar algo?

Acabamos de lanzar una nueva edición de nuestras ‘Legends’. Son palas conocidas como la Ícaro, la Pretoria y la Quimera, con unos detalles renovados y con diseños espectaculares. Aparte de eso, ya hemos empezado a trabajar en la nueva colección para 2016. Aún no puedo revelar más detalles pero sólo puedo decirte que va a ser una colección muy potente.


En tu opinión, ¿cuál es la filosofía, cuáles son los principios que defiende Mystica?

Nuestra filosofía es producir productos de máxima calidad, jugabilidad y funcionalidad. No dejamos de buscar nuevos materiales, tecnologías y maneras de mejorar nuestro producto. En Mystica no sólo queremos lanzar buenos productos sino que también queremos lanzar productos que demuestren que nosotros amamos el pádel y que nos preocupamos por cada detalle para que el consumidor pueda disfrutar al máximo de nuestros productos.

Con más de cien marcas en el mercado… ¿¿No existe el riesgo de que nos encontremos con una ‘burbuja’ parecida a la inmobiliaria??

No sé si se puede comparar con lo que sucedió en el sector inmobiliario. Sin embargo, y no cabe ninguna duda, hay demasiadas marcas en el mercado. Cada año aparecen y desaparecen muchas firmas. Son marcas que no tienen un concepto claro y no ayudan al mercado del pádel. Sin entrar demasiado en los detalles, en mi opinión es un problema del tipo de distribución que hay en el sector. Además de eso, no hay ningún otro deporte en el que se encuentren tan pocas barreras para entrar.


¿Qué prácticas son las que hacen más daño a vuestro sector?

Sobre todo las que realizan marcas con una estrategia muy agresiva con respecto a los precios y, a su vez, las ventas a través de canales no profesionales.


Después de estos primeros tres años en Middle Moon-Mystica, ¿cuál es el recuerdo, el momento o la vivencia que recuerdas con más cariño?

Recuerdo varios momentos muy especiales. Sobre todo, no puedo olvidar varios comentarios de nuestros jugadores de Middle Moon y Mystica con respecto a los productos.


Todos tenemos nuestros sueños, nuestros objetivos… ¿Cuál es el que aún te gustaría cumplir dentro del mundo del pádel?

Tenemos objetivos claros con cada una de nuestras marcas. Como te puedes imaginar, quiero cumplir todos esos objetivos. Sin embargo, destacaría un sueño entre todos: el de convertir a Mystica en una de las mejores marcas del mercado.


A modo de despedida, ¿qué mensaje te gustaría hacerle llegar a los lectores de Padel World Press?

Jugad y disfrutad al máximo del pádel. Y si lo hacéis con uno de ‘nuestros’ productos, pues mucho mejor.


Rudy Feil, el'alma' del desarrollo de producto de Mystica y Middle Moon

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments