Las futuras estrellas necesitan crecer sin el acecho de sus padres. En una entrevista a la BBC, de la que se hicieron eco en The Telegraph, el genial tenista habla sobre un asunto que se podría trasladar al mundo del pádel y que, por lo tanto, hemos querido compartir con nuestros lectores. 

Padel World Press .- Los adultos ven a sus hijos con potencial como un ‘bien’ que necesitan preservar y es allí donde cometen el error de sobreprotegerlos, sin darles ni su espacio ni su tiempo para que se desarrollen de manera individual.

Así lo señaló Roger Federer, un jugador que a lo largo de su carrera ha ganado 17 torneos de Grand Slam y ha ocupado el puesto de número 1 del Ránking ATP durante 302 semanas. El suizo destacó que los padres de las potenciales estrellas del futuro deben mantener su distancia, que deben darles a sus hijos espacio para aprender de sus entrenadores sin recibir tanta presión desde casa.

Con la experiencia aprendida de sus propios progenitores, que supieron mantener un adecuado balance, argumentó que no es necesario que las madres y padres de los futuros tenistas estén presentes todos los días durante el desarrollo de los pequeños.

Consultado sobre sus propios hijos, Federer no está seguro si sus mellizas ‘mayores’ o los pequeños Leo y Lenny (también mellizos), van a serán profesionales del deporte, como lo fue su esposa, Mirka Vavrinek, o él mismo. Disfrutar, más allá del nivel que alcancen, es lo más importante.

En entrevista con John Becow, locutor de Radio 4 de BBC, habló del apoyo que recibió por parte de sus padres, Robert y Lynette, así como la diferencia que estableció entre aconsejar y ser un padre pujante. “El apoyo de los padres, así como los buenos consejos por parte de estos, es muy importante. Hacerles entender que es un privilegio poder darles la posibilidad a los chicos de ir a clases de tenis o de jugar torneos. Por lo que, en agradecimiento al esfuerzo que hacen los padres por darles estas oportunidades, los chicos deben dar su mayor esfuerzo y poner la mejor actitud para aprender”.

En sus declaraciones, añadió: “Al mismo tiempo, los padres debemos darles espacio a los chicos y sus instructores, de esta forma puede existir una relación de enseñanza y aprendizaje entre ambos. Y cuando los chicos deban viajar a jugar torneos, puedan hacerlo con sus entrenadores, y no dependiendo siempre de sus padres, los cuales no deben viajar y acompañar todo el tiempo a sus hijos. En el día de hoy, que si mis padres me dicen que quieren venir a los torneos, yo les digo que vengan, ya que no me molesta pasar mis días junto a ellos… Y si me dicen: ‘No queremos ir a verte jugar porque no vamos a disfrutarlo’, yo les digo que también está bien. Eso es lo que espero que todos los padres puedan esperar de sus hijos».

Cuando habló de su propia familia, enfatizó: “No estoy seguro de si mis hijos jugarán profesionalmente algún día. Creo que todo dependerá de cómo vayan las cosas una vez que nos establezcamos en Suiza y será muy importante el momento en el que ellos elijan un deporte para desarrollarse. Pienso que para cualquier niño es importante disfrutar lo que hacen, con independencia de cuál sea el deporte que hayan elegido”.

Sobre su carrera, desveló: “Cuando llegué a cierto nivel, comencé a fijarme en otros grandes atletas, a nivel motivacional, como Michael Jordan, Tiger Woods, Valentino Rossi y Michael Schumacher, personas que mantuvieron el más alto nivel durante tanto tiempo, logrando grandes cosas tantas veces que te hace pensar: ‘¿Cómo lo lograron?’ Sin darte cuenta, eres una parte de eso en menor escala, y cada año que pasa te vas acercando a esas personas. Ellos fueron una gran inspiración para mí, para seguir trabajando duro”.

Federer admitió que hubiera sido difícil para él haber seguido en el deporte profesional si lo hubieran quitado de los estadios principales y hubiera pasado a jugar en las canchas auxiliares. “Definitivamente soy afortunado de siempre poder jugar en la Pista Central y en horario central en muchas ocasiones. Para ser honestos, no sé si seguiría jugando si me pusieran en la Pista 4 todos los días. Sería difícil para mí aceptar esa realidad, habiendo jugado en todos esos increíbles estadios alrededor del mundo, frente a todas esas personas, pasar a jugar en una cancha pequeña, con solo un puñado de espectadores mirando mi partido”.

Fuente: Tennis Life

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments