Padel World Press .- Esta situación se presenta por lo general en los jugadores con menos experiencia o recién iniciados en el pádel. De más está decir que lo ideal es que ambos jugadores vayan a la red para presionar más a los rivales y para encontrar mayor cantidad de golpes de definición; o bien que jueguen en bloque para cubrir mejor los espacios y no dejar tantos huecos.

Ahora bien, si un compañero no sabe jugar en la red es preferible que juegue atrás y no que suba y pierda todas las pelotas. Es aquí donde nos tendremos que adaptar a esa manera de jugar para no quedar desorientado y mal parado dentro de la pista.

Algo que también es importante tener en cuenta es nuestra condición física, ya que cuando no tenemos buena movilidad, el esquema ideal ya no será ir los dos a la red porque no tendremos buena recuperación de pelota si nos pasan, lo cual será muy probable. Es aquí donde jugar los dos en la base, o bien uno atrás y el compañero adelantándose según la situación, podría llegar a ser el esquema más apropiado.

Vamos a analizar distintas situaciones de juego para ayudarlos a decidir qué hacer para poder adaptarse al compañero y optimizar los resultados.

Si sabemos que nuestro compañero no sube a la red, lo que condicionará nuestra posición será en primer término la posición de los rivales, por lo que tendré que observar si ambos están en el fondo, uno en la red y otro atrás o bien los dos en la red.

  1. Los rivales juegan atrás, o están ocasionalmente en esa posición. En principio no tendría problemas de jugar en la red ya que podré moverme con libertad sabiendo que mi compañero me cubre en el fondo, es más, ante un globo muy pasado podré cambiarme de lado y que mi compañero sea el que lo devuelva para no correr de más y no desordenarnos en la cancha.
  2. Siempre juegan uno atrás y otro adelante, o están ocasionalmente en esa posición. En este caso podré permanecer en la red sólo si mi compañero me garantiza poder dirigir sus pelotas al jugador que está en el fondo para no ser interceptada de ninguna manera por el rival que juega en la red, tratando de exigir al que está en la base para que yo pueda definir. Si no tengo la seguridad que mi compañero pueda jugar sus pelotas en esa dirección, es preferible resignar mi juego en la red subiendo de manera puntual, cuando mis rivales estén muy exigidos.
  3. Ambos rivales juegan en la red. Será muy difícil permanecer allí con mi compañero en el fondo y me convendrá retroceder para no quedar expuesto ante una pelota alta de mi compañero.

Todo esto es mucho más difícil en la dinámica del punto por lo que tengo que estar muy atento para tomar las decisiones adecuadas en el transcurso de la jugada.

Ahora les voy a dar algunos ejemplos con distintas situaciones de partido.

a) Estoy en la red; mi compañero y los rivales atrás. Si me juegan a mí seguiré en esa posición intentando ganar el punto pero si luego de jugarle una pelota exigida a mi compañero, ambos rivales suben a la red, lo mejor que puedo hacer es retroceder de inmediato junto con la pelota jugada por el rival.

b) Nos toca sacar. Estaré en la red cuando saca mi compañero y subiré a la red detrás de mi saque para aprovechar la posibilidad de una devolución alta y lenta del rival… Ahora, si la devolución es muy buena, presiona a mi compañero y los rivales suben a la red, me convendrá retroceder. Por lo general, tras un segundo saque será mejor quedarse en la base.

c) Sacan los rivales. Sólo podré subir si uno de los dos rivales se queda en el fondo y veo nuestra devolución va con presión en esa dirección. En el caso que ambos estén en la red luego de sacar, podré subir cuando:

– Llevamos a los rivales al fondo por intermedio de un globo pasado que no pudieron smashear.

– Los pasamos con una pelota baja y retroceden forzados a recuperarla, dejando generalmente una pelota de fácil definición si estoy en la red.

Se pueden enumerar más ejemplos pero el concepto que les quiero dejar es que sepan adaptarse al juego de su compañero y traten de formar un equipo de forma que se puedan complementar tanto en lo táctico como también en lo anímico. Es muy difícil encontrar el compañero soñado que juegue como queremos y que coincida con nuestra forma de entender el juego; de modo que será mucho más fácil aprender a adaptarse a las distintas maneras de jugar de nuestros compañeros e intentar armar una pareja sólida y con buenos resultados.

Nito Brea.

Imagen: Time2Padel

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments