Padel World Press .- Las primeras competiciones suelen resultar positivas o negativas según se maneje la situación. A priori, los niños/as ven los torneos como un examen donde se les pone a prueba, como un concurso de habilidades en donde unos ganan y otros pierden. Esa es la primera reflexión que los jóvenes deportistas suelen hacerse de la competición pero dependiendo del tratamiento que de este hecho hagan sus padres, sus entrenadores y su entorno, la reflexión inicial se refuerza o da paso a otra reflexión mucho más natural y menos traumática para los jóvenes jugadores/as.

Si un chico/a que empieza a competir observa que sus padres se muestran nerviosos, critican a los adversarios, actúan y se comportan de diferente manera si ganan o pierden, es evidente que ese chico/a pensará “esto es importante” y efectivamente lo es, pero no por el hecho de un resultado, sino por la importancia que tiene el ponerse a prueba física y técnicamente como consecuencia de un entrenamiento, pero sin perder la perspectiva del entretenimiento y la diversión. El problema es que, en muchas ocasiones, lo que transmitimos a estos niños/as que empiezan a competir es que lo importante es ganar y en esta reflexión es dónde radica el principal problema de los jóvenes deportistas: ‘la presión por competir’. Se trata de una emoción negativa que, en principio, se provocan los propios jugadores pero se puede ver incrementada si se percibe que el entorno valora el resultado por encima del rendimiento.

La palabra presión, en el terreno deportivo, la podemos definir como un estado de cierta ansiedad que siente un deportista cuando se va a enfrentar a una situación que considera amenazante… La pregunta sería: ¿Por qué la considera amenazante? Lo más probable es porque valoran más las consecuencias de la actuación que la actuación en sí misma.

Una vez definido el término es conveniente investigar de dónde viene esa presión, qué factores provocan esa reacción negativa en los deportistas… Por lo general, se distinguen cuatro focos de presión bien diferenciados:

Principales Focos de Presión

– Entorno del Deportista (padres, familiares, amigos…)

– El Entrenador/a

– Organismo, Federación o equipo al que pertenece

– El propio deportista

El Entorno del Deportista muchas veces no ayuda a que los jóvenes deportistas den lo mejor de sí mismos. No conozco ningún padre o familiar que, de manera voluntaria, quiera perjudicar a su hijo/a o allegado pero sí conozco muchos casos donde, de forma involuntaria, se perjudica, y mucho, el rendimiento de los deportistas. Las charlas antes y después el partido, el lenguaje verbal y no verbal que realizan cuando el deportista está compitiendo, el cambio de humor según sea el resultado e, incluso las conductas diferentes que se pueden adoptar, como padres, en función de si su hijo/a ha ganado o ha perdido el partido, suelen ser los factores que provocan esa presión en los jóvenes deportistas.

El Entrenador también puede ser un foco de presión para el joven deportista. No es lo habitual porque, por lo general, los técnicos suelen ejercer su trabajo tratando de formar lo mejor posible al deportista sin someterles a ningún tipo de presión, incluso quitándosela. Sin embargo, en algunos casos no es así. Hay sistemas de entrenamiento y actitudes de algunos entrenadores/as que no ayudan a que el deportista de lo mejor de sí sin sentirse presionado.

Por otro lado están los Organismos, Federaciones o Clubes a los que pertenece el deportista. Muchos jóvenes dependen de sus resultados para poder mantener una beca deportiva y académica y eso es un foco de presión importante. En otros casos, algunos clubes se basan en exclusiva en los resultados para mantener o no al jugador/a en un equipo y, como es evidente, éso supone una amenaza para estos deportistas.

Y, por último, es el propio deportista quien, en muchas ocasiones, se presiona sin que nadie ejerza ninguna influencia aparente sobre ellos/as. Esa presión es producto de una focalización de la atención mal dirigida. Los jóvenes deportistas suelen enfocar su atención hacia los resultados y las consecuencias de los mismos y no hacia el rendimiento o entrenamiento diario. El problema está en que, si no nos centramos en el trabajo diario y sólo estamos preocupados por lo que pasará en la competición, es muy probable que no estemos aprovechando por completo ese trabajo.

Por poner un símil académico, es como si un estudiante estuviera sólo preocupado por el examen y no tanto por el hecho de estudiar de la manera adecuada todos los días. Es por eso que debemos enfocar a nuestros jóvenes deportistas hacia objetivos de rendimiento y olvidarnos un poco de los resultados en esta etapa de su vida deportiva… Ya habrá tiempo de tenerse que preocupar de las dos cosas pero, en la etapa de formación, es fundamental que los chicos/as centren su atención en el aprovechamiento de los entrenamientos y en cumplir objetivos de rendimiento, que en obtener resultados.

Los objetivos de rendimiento son aquellos que dependen del propio deportista, es decir, no se trata de objetivos que se escapen de su control, son conductas deportivas que son dirigidas en todo momento por el propio deportista y que pretenden favorecer el rendimiento. Por ejemplo, ganar un partido no depende al 100% del jugador, y menos en un deporte como el pádel donde los esfuerzos se reparten, pero tener una buena actitud después de los errores si depende completamente de uno. Otro ejemplo, llegar a semifinales de un torneo infantil de pádel no depende al 100% de una pareja de jóvenes jugadores…Pero cumplir ciertas consignas técnicas y actitudinales durante cada encuentro sí. Pues bien, ahí es donde debemos enfocar a nuestros deportistas: Hacia objetivos o facetas del juego que dependen por completo de cada jugador y que, por tanto, son controlables.

Si conseguimos enfocar a los jóvenes deportistas hacia aspectos del juego que dependan de ellos nos alejaremos de la presión y estaremos mucho más cerca de la mejora y el disfrute de la actividad deportiva.

Óscar Lorenzo

Fuente e Imagen: Top Padel 360

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments