Dar los primeros pasos en cualquier actividad deportiva implica conocer las reglas del deporte, la técnica y contar con un fondo físico adecuado. Desde el Blog de Padel Nuestro nos darán una serie de consejos básicos para comenzar a practicar este deporte conociendo sus ‘secretos’.

Padel World Press .- Para todos aquellos que comienzan a practicar pádel, lo más recomendable sería contar con la ayuda de un profesional que les explique cuáles son las reglas básicas, los golpes y técnicas necesarias así como la filosofía de este maravilloso deporte.

Y una de esas ‘cuestiones básicas’ que se deben tener en cuenta a la hora de jugar a esta disciplina es saber elegir hacia dónde dirigir nuestros golpes.

Es muy probable que en alguna ocasión hayáis tenido delante un rival que, a la hora de hacer el peloteo de calentamiento, haya demostrado pocas cualidades técnicas y, por lo tanto, os haya hecho pensar que iba a resultar fácil vencerle… Sin embargo, en cuanto comienza el encuentro, su juego cambia y aunque su ‘estilo’ no sea muy vistoso, sus golpes sí que hacen mucho daño…

Con esto no queremos decir que la técnica no sea importante, ni mucho menos… Lo que queremos reflejar es que, a igualdad de técnica, siempre sacará mejor resultado el jugador que sepa hacia dónde realizar sus golpes.

Uno de los puntos claves en este sentido, y que será una de las primeras cosas que dirá un monitor, es que en el pádel, en la mayoría de las ocasiones se debe jugar ‘en cruzado’… Esto quiere decir que, si ocupamos la posición de drive, jugaremos una gran parte de nuestros golpeos hacia el jugador de drive de la pareja contraria. Por el contrario, si nos ubicamos en el revés, dirigiremos la bola hacia el jugador de revés de nuestros rivales.

Y todo esto tiene un ‘por qué’… Qué debemos entender e interiorizar para sacar el mayor partido posible a nuestros golpes.

Pensemos primero en lo que sucede cuando estamos en posición de defensa en el fondo de la pista… Si nos defendemos con golpes cruzados, cuando la pelota pase por encima de la red, lo hará justo entre medias de la pareja contraria, con lo que haremos dudar al rival. Por su parte, si es un globo, al ser la pista en diagonal más larga, habrá menos posibilidades de que la bola se vaya al cristal y además, tras el bote, lo más probable es que rebote en doble pared, con lo que la devolución por parte del rival será más complicada.

Desde la posición de ataque en la red, la ventaja de jugar cruzado la encontramos en que los rivales tendrán que devolver la pelota de doble pared, con la complicación que esto acarrea y, al igual que cuando nos defendemos, la pista en diagonal es más larga que en paralelo, con lo que tendremos más margen para evitar el error.

Foto: A Tope de Pádel

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments