Son la pareja de moda del Circuito World Pádel Tour. Son los protagonistas en todas las tertulias y corrillos padeleros. Desde su primer torneo juntos, ya demostraron que podían hacer grandes cosas pero, lo que ni ellos mismos se esperaban, era ganar dos títulos de manera consecutiva. El sevillano ha hablado con los compañeros de Middle Moon para desvelar cómo se siente en estos momentos y qué espera del gran reto que aún está por llegar: El Estrella Damm Másters Finals.

Padel World Press .- Son conscientes de que han revolucionado el mundo del pádel. Saben que han roto el ‘orden’ preestablecido en este deporte y se sienten orgullosos de ello. Sin ningún tipo de presión, con el único objetivo de disfrutar al máximo de cada partido, han ido superando barreras y, desde luego, cerrarán 2014 como unos de los grandes nombres propios de la temporada.

Hace apenas unas semanas, nada más conquistar el  Estrella Damm Valencia Open, Paquito Navarro declaró: “Es el objetivo cumplido de 25 años de sueño y trabajo. Es una felicidad tal que aún no acabo aterrizar. Lo único en lo puedo pensar ahora es en repetirlo cuanto antes”… Dicho y hecho. Objetivo cumplido.

Sólo unos días después, en el WPT San Fernando, el sevillano y Maxi Grabiel supieron aprovechar su inercia ganadora (así como las ausencias de Reyes y Príncipes) para plantarse en la gran final. En un duelo épico, que duró más de cuatro horas, sumaron su segundo título seguido tras imponerse por 7-5, 5-7, 7-5 y 7-6 a Maxi Sánchez y Sanyo Gutiérrez. “Aún no me ha dado tiempo a disfrutarlo porque inmediatamente nos hemos venido Argentina. Acabé reventado y a día de hoy sigo recuperándome. Pero la alegría y la satisfacción son tan grandes que merece la pena con creces”.

Una adaptación que ha sorprendido a propios y extraños

Como decimos, son muchas las voces que aseguran que la falta de presión es la principal causa de la sacudida que Paquito y Maxi han dado en la estabilidad del Circuito. Lo suyo fue un matrimonio de conveniencia, provocado por el baile de parejas de cara a 2015… Pero se ha convertido en una unión imparable. El de Middle Moon tiene muy claro que uno de los grandes secretos del éxito que están teniendo se base en la buena relación que han tenido desde el principio: “Hay con personas con las que, aunque las hayas conocido hace poco, tienes más confianza y te llevas mejor que con gente a la que llevas viendo toda una vida. A Maxi y a mí nos ha ocurrido esto. Casi sin querer, hemos congeniado de escándalo y todo nos sale cara”.

No es ningún secreto que, tras estos buenos resultados, se ha llegado a rumorear si no sería conveniente que siguiesen juntos durante la campaña 2015. Pero ambos tienen compromisos con otros jugadores: Paquito con Matías Díaz y Maxi con Cristian Gutiérrez. Tajante y muy rotundo, Navarro señaló que, aunque que están disfrutando mucho juntos, el año que viene continuarán con sus planes por separado. “Él está encantado conmigo y yo con él. Pero estamos súper ilusionados con nuestros proyectos para 2015. Además, también tengo claro que, de no ser por Matías, todo esto que me está sucediendo probablemente no pasaría. Él fue quién lo desencadenó”.

Centrados en el Estrella Damm (Argentina), no puede evitar tener la mirada puesta en el Másters Finals. Será la cita más importante de la campaña, a la que desean llegar con la misma intensidad. “Nuestra intención es disfrutar, jugar sin presión y darlo todo. Iremos con mucha confianza”.

¿Qué podemos decir? Pues muy sencillo: para esta pareja, nada es imposible.

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments