Padel World Press .- La rotura del tendón de Aquiles no es una de las lesiones más habituales pero sí que comporta una recuperación bastante larga. En ella, se produce una rotura parcial o total del tendón de Aquiles.

El tendón de Aquiles es muy grueso y potente, de gran importancia para la función de la marcha y la carrera de la persona. Gracias a él se puede elevar el talón en el momento justo del despegue del pie.

Existen varias lesiones que pueden afectar al tendón de Aquiles. Estos problemas son cada vez más frecuentes en los deportistas, por el sobreuso o por la mala preparación física.

La tendinitis o tendinopatía de Aquiles es la lesión más frecuente del tendón de Aquiles.
Se diferencian dos tipos de tendinitis de Aquiles:

a) Las tendinitis que se producen en la zona de la inserción del tendón con el calcáneo, llamadas tendinitis de Aquiles insercional.

b) Las tendinitis que se producen en la zona media del tendón, conocidas como tendinitis de Aquiles no insercional.

¿Qué es la tendinitis de Aquiles?

La tendinitis o tendinopatía del tendón de Aquiles es una lesión en la que se produce una degeneración de las fibras de colágeno que forman el tendón de Aquiles. Con este desgaste o degeneración, la consecuencia es que el tendón pierde su elasticidad y sus propiedades.

Por lo general, esta lesión del tendón de Aquiles se produce por un incremento de la actividad física. Va acompañada de una inflamación en la zona que rodea el tendón y, por lo tanto, de dolor al realizar el deporte. Habría que señalar que el proceso de esta tendinitis  llega a debilitar el tendón, lo que puede producir en ocasiones una rotura del tendón de Aquiles.

En ese sentido, es importante destacar que existen muchos jugadores de pádel con tendinitis de Aquiles pero muy pocos de ellos sufrirán un rotura del tendón de Aquiles. No hay que tener miedo: no todas las tendinits acaban con rotura.

Existen dos tipos de rotura del tendón de Aquiles según la localización:

-La rotura del tendón de  Aquiles de la zona media del tendón, que es la más frecuente.

-La rotura de Aquiles con avulsión ósea, poco frecuente

Según el tipo de rotura del tendón, se puede producir una rotura parcial de las fibras del tendón o una rotura completa del grosor del tendón.

En el caso de la rotura del tendón de Aquiles de la zona media del tendón, lo que se produce es una rotura de las fibras de colágeno de la parte distal del tendón de Aquiles. La persona nota un dolor muy severo en la zona posterior de la pierna, el denominado signo de la pedrada, y una incapacidad para caminar o correr.

El diagnóstico de la rotura de Aquiles se realiza con la exploración del tobillo y se confirma con una ecografía o con una resonancia magnética.

En ciertos casos, no se produce una rotura completa del tendón de Aquiles sino que tiene lugar una rotura parcial del tendón, lo que deja un % del tendón intacto y con capacidad de funcionar.

– Tratamiento de las roturas del tendón de Aquiles

El tratamiento de las roturas parciales de este tendón es casi siempre conservador, es decir, sin cirugía y mediante un proceso de rehabilitación y fisioterapia.

Existe mucha polémica y controversia en el tratamiento de la rotura completa de Aquiles.

Se pueden realizar dos tipos de tratamientos: El tratamiento mediante cirugía o el tratamiento denominado conservador, o sin cirugía.

Ambos han demostrado, con estudios comparativos, buenos resultados finales a medio y largo plazo. El tratamiento con cirugía, por ejemplo, permite a corto plazo una recuperación más rápida y menos porcentaje de ‘re-roturas’ del tendón.

En la actualidad, recomendamos la cirugía en personas activas deportivamente.

– La operación de la rotura del tendón de Aquiles

Existen varios tipos de cirugía para esta lesión. En nuestro caso, preferimos realizar una pequeña incisión en la zona posterior del tendón de Aquiles para realizar una sutura directa con un tipo de puntos especiales, denominados ‘Puntos de Krakow’.

La solidez de la sutura es muy alta y se permite iniciar una recuperación con rapidez.

– Tiempo de recuperación tras la cirugía de la rotura del tendón de Aquiles

En estos momentos se recomienda realizar un protocolo de recuperación avanzado tras la operación de rotura del tendón de Aquiles.

Se inmoviliza la pierna con una férula de yeso a 90º tras la operación, sin equino del pie durante unas dos semanas.

Dos semanas después de la operación, se coloca una Ortesis Tipo Walker y se permite la carga parcial. A su vez, se permite la movilización del tobillo con unas gomas.

Manel Ballester
Médico especialista en Traumatología y Cirugía Ortopédica

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments

Compartir
Artículo anteriorEl pádel holandés ‘moderniza’ su imagen
Artículo siguienteAlicante no faltará a su cita anual con World Padel Tour
Padel Word Press
Padel World Press es un periódico on-line dedicado al mundo del pádel que, durante 24 horas al día, se encargará de ofrecer la última hora del segundo deporte más practicado en España. Noticias, entrevistas, reportajes, análisis… Todos los aficionados podrán disfrutar del pádel desde un nuevo punto de vista, siempre bajo la seriedad, el rigor periodístico y los conocimientos de un equipo con más de una década de experiencia en el mundo del pádel.