Padel World Press .- Todos los deportes, bien sea el pádel o cualquier otra disciplina que conozcamos, comparten una serie de valores que los definen como pueden ser el compañerismo, el respeto, el esfuerzo, el afán de superación, la disciplina o la convivencia.

La pasada semana pudimos ver un buen ejemplo durante la disputa de un partido de tenis correspondiente al Torneo de Brisbane, en el que se enfrentaron el jugador húngaro Grigor Dimitrov y el británico Kyle Edmund.

El encuentro que midió la fuerza de ambos en la ronda de cuartos de final se vio interrumpido por un paso en falso de Edmund, que sufrió una torcedura en el pie y terminó cayendo en la pista mientras hacía claros gestos de dolor. De manera inmediata, Dimitrov salió corriendo como una exhalación desde su propio campo y acudió a ver como se encontraba su rival, al que ayudo a llegar hasta su silla ya que éste cojeaba ostensiblemente.

Aunque en un principio parecía una lesión grave, todo terminó quedando en un susto y se pudo terminar el compromiso, en el que Dimitrov necesitó llegar hasta el tercer set para vencer on un marcador de 6-3, 6-7 y 6-4.

Aun así, el resultado hay veces que queda en un segundo plano y, yendo más allá, nos quedamos con el enorme gesto de deportividad de Grigor Dimitrov, que demostró cuáles son los valores deportivos que deben primar en cualquier competición.

Sin lugar a dudas, todo un ejemplo para los aficionados al pádel que nos leen de lo que es el deporte en su esencia más pura: no solo un juego, sino también un vehículo para promover valores  como el respeto, la cooperación, la convivencia o la igualdad, sobre los que crecer y educar a pequeños y mayores.

A continuación puedes ver el vídeo completo, compartido en la cuenta oficial de Eurosports:

Fuente: Twitter de Eurosport

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments