Sigue haciendo historia. Sigue sumando títulos a su impresionante palmarés. Martita Ortega no se cansa de ganar y así lo demuestra torneo tras torneo. En el Circuito de Menores no tiene rival; en el profesional, ya ha demostrado que puede dar más de un susto.

Padel World Press .- Hace tan solo unos días que la joven y prometedora jugadora madrileña se proclamó Campeona de España Sub’23 junto a Alba Galán. Era uno de sus grandes retos y desafíos para la presente campaña y, con paso firme desde primera ronda, formó una pareja perfecta con su compañera e hizo realidad su objetivo: alzarse con la victoria.

La gran final, disputada el 13 de julio en las espectaculares instalaciones del Club Sierra Morena, se jugó bajo un calor asfixiante. El apretado marcador, de 5-7, 6-2 y 6-3, fue un fiel reflejo de todo lo que tuvieron que trabajar Martita y Alba para revalidar el título que ya conquistaron en 2013.

El camino hacia el éxito

Con choques muy duros desde el inicio, los caprichos del sorteo quisieron que tuviesen que enfrentarse hasta a tres Campeonas del Mundo en las tres primeras fases de la competición. Sin lugar a dudas, fue un Cuadro muy complicado que supieron solventar con sangre fría, nervios de acero y mucho talento.

En su debut, derrotaron por 6-2 y 6-1 Martín Jordán-Arbulo mientras que, en cuartos de final, se impusieron por 6-3 y 7-5 a Mesa-Virseda. Ya en semifinales, Martita afrontó un encuentro muy especial y emotivo: el que le mediría a su compañera habitual en el  Circuito de Menores: Ari Sánchez. Concentrada, muy metida en el partido y con una actitud muy profesional, Martita no dejó que le afectaran las circunstancias y, bien secundada por Galán, lograron la victoria por un doble 6-3.

El domingo, a las 10:00, saltaron a la pista para disputar el choque decisivo. La organización decidió que se jugase a esa hora debido a las altas temperaturas que se pueden alcanzar en Córdoba en pleno verano. De todas maneras, el calor era sofocante en esos momentos y, a lo largo de las más de dos horas que duró el compromiso, las cuatro contendientes afrontaron una fortísima prueba de resistencia, que llegó a afectar a algunas de ellas como fue el caso de Alba, que sufrió unos mareos de los que pudo recuperarse. 

Como en ella es habitual, Marta sacó a relucir su espíritu luchador y combativo, haciéndose omnipresente en la cancha para cubrir a su compañera. Sacó fuerzas de ese coraje que sólo los grandes campeones poseen y, con su entrega y compañerismo, le dio a Alba el tiempo necesario para que se recuperase.

Lanzadas y a por todas, sumaron sus segundo título de Campeonas de España Sub’23 y, tal y como las propias protagonistas nos confesaron, se sintieron muy orgullosas no sólo por haber logrado el triunfo sino, en especial, por haber podido resolver todos los factores adversos que el torneo les había deparado.

Una vez más, y ya van muchas, la jugadora de Adidas volvió a demostrarnos que nunca dejará de sorprendernos… Así es Martita: All for pádel.

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments