Padel World Press .- Es muy normal que a los practicantes de pádel se les ‘resista’ el revés cuando empiezan a jugar, hasta tal punto que traten de ‘evitarlo’ por todos los medios. Esa ‘táctica’ no es nada recomendable ya que los rivales pueden darse cuenta de esa situación, lo que hará que manden todas las bolas hacia ese ‘punto débil’.

Por fortuna, este golpe se consigue mejorar con los entrenamientos y, bien aprovechado, puede convertirse en un recurso letal.

¿Y cuáles serían los consejos de Time2Pádel para mejorar nuestro revés? Te los mostramos justo a continuación:

– Revés a una o dos manos. Aunque lo habitual es hacerlo a una mano existen profesionales como Victoria Iglesias, jugadora de Bullpadel, que prefieren hacerlo con las dos. Cada opción tiene sus ventajas y desventajas… Por ejemplo, si realizas el revés de una mano podrás llegar a pelotas más alejadas pero es más difícil de ejecutar correctamente. Si eliges el de dos manos, te resultará más complicado llegar a bolas más abiertas y no te servirá en golpes como voleas.

– Colocación. Es un aspecto básico que hemos de tener en cuenta para poder mejorar nuestro revés. Debemos situarnos siempre en posición de espera, con las piernas semiflexionadas y preparando la pala para el golpe. Cuando llega la pelota, tendremos que girar los hombros y echar la pala hacia atrás, impactando la bola por delante de nosotros y a la altura de la cadera llevando el peso de la pierna más atrasada a la más adelantada y abriendo el brazo libre para mantener el equilibrio una vez hayamos golpeado la bola.

– Empuñadura. La más habitual en pádel es la ‘Empuñadura Continental’, pues nos va a permitir realizar todos los golpes sin necesidad de tener que cambiarla. Pese a ello, en ocasiones es beneficioso usar otras como la ‘Empuñadura de Este de Revés’ que, a pesar de su nombre, también nos va a permitir realizar mejor otros golpes como la víbora o el remate por tres, al permitir un mejor efecto.

– Entrenamiento. Si quieres que tu revés sea mejor, practica una y otra vez. Los entrenamientos sirven para mejorar nuestro nivel y técnica, además de ser el momento perfecto para tratar de corregir nuestras debilidades. Por eso, si lo que necesitas es mejorar tu revés, apuesta por ejercicios enfocados a este golpe e intenta siempre que puedas devolver de revés… Es la mejor forma de conseguir tu objetivo.

– Paciencia. Al tratarse de un golpe difícil, requiere de práctica pero también de paciencia. No lo dominaremos con facilidad y necesitaremos mucho tiempo no sólo para mejorarlo sino incluso para dominarlo.

Si estás dispuesto a mejorar tu revés, no lo dudes… Salta a la pista, sigue estos consejos y practícalo una y otra vez. Verás como pronto tanto los resultados como el juego serán más completo y, sobre todo, más efectivo.

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments