Padel World Press – Este miércoles se vivió la jornada de dieciseisavos de final del Bilbao Open sin sobresalto alguno. Una ronda en la que podían esperarse sobresaltos, pero que navegó en la tranquilidad.

Fue así porque las parejas favoritas no fallaron. Tras las continuos bombazos de los torneos anteriores -Granada, París..-, las duplas más fuertes estaban sobre aviso y saltaron a la pista con los objetivos bien marcados.

Una ronda de dieciseisavos que tan solo vivió dos encuentros realmente parejos. Dos eliminatorias que se fueron a los tres sets pues el resto, aunque parejas, se acabaron resolviendo por la vía rápida de las dos mangas.

Los primeros en lograr el pase a tres parciales serían Fede Quiles y Maxi Grabiel. Los argentinos medían sus fuerzas a otra dupla veterana, Marcello Jardim y Fernando Poggi, y consiguieron lograr la clasificación tras imponerse por un más que ajustado 5-7, 6-3 y 6-4.

Un resultado similar al conseguido por Agustín Silingo y Adrián Allemandi. Los argentinos cercenaron de golpe la racha triunfal de los vencedores en el Paris Challenger, Tello y Chingotto, al cerrar el partido por un igualado 4-6, 6-2 y 3-6.

Una jornada de la que estaban exentos los cabezas de serie. Las cuatro primeras duplas harán acto de presencia en a ronda de octavos de final y ya conocen quiénes serán sus rivales este próximo jueves.

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments