Padel World Press .- Continuamos con una entrega más de La Técnica del Pádel, nuestra sección dedicada a abordar aquellos aspectos clave de carácter técnico que influyen en el desarrollo de un partido. En definitiva, se trata de una completa selección de consejos y trucos con los que los aficionados podrán aprender a jugar a pádel al máximo nivel.

Tras hablar de diferentes tipos de golpes de pádel de gran transcendencia y abordar recursos muy efectivos, hemos decidido subir de nivel y hemos pasado a analizar una serie de golpes avanzados… Es por eso por lo que en este caso hablaremos sobre la dormilona, una de las acciones más espectaculares, pero también más complejas, que podemos ver durante la disputa de un partido.

La dormilona cuenta con un aura mágica cuando se da en la pista ya que tiene una capacidad especial para levantar al público de sus asientos por su espectacularidad y porque no es normal que suceda… Y es que posiblemente se verá con la misma frecuencia que una chilena en futbol o una canasta desde el centro del campo en baloncesto.

A nivel amateur es muy complicado que se dé la situación para poder realizarla, sin embargo, si aplicamos los consejos que a continuación os exponemos, tendremos la ocasión de aprovechar la oportunidad cuando aparezca y conseguiremos un auténtico logro al alcance de muy pocos jugadores.

Cómo hacer la dormilona en pádel

Estamos ante un golpe que no está al alcance de todos los jugadores porque además de requerir un dominio técnico muy alto, para darse necesitamos de unos rivales con capacidad para realizar determinados tipos de golpes que provoquen una situación óptima. Por tanto, a nivel amateur será difícil de ver, siendo algo más habitual a una escala más profesional.

La dormilona es un golpe en el que la precisión, la agilidad y la sangre fría marcan el éxito. Se debe realizar muy cerca de la red y siempre tras un remate potente del rival en el que la bola, tras rebotar en nuestra pared de fondo, vuelva hasta su campo. En este punto, nuestra colocación y anticipación se convertirán en los factores más importantes para tener éxito. Debemos situarnos lo más cerca posible del campo rival, para que la pelota no se nos quede corta y la frenaremos con un sutil giro de muñeca en el momento en el que se acerque a nosotros. Aplicaremos un efecto cortado que haga botar la bola alejándose del rival, haciéndola imposible de defender para nuestros oponentes.

La dificultad de este golpe reside en la velocidad con la que regresa la pelota rematada por el jugador rival, ya que se reduce al mínimo nuestro tiempo de reacción y nos obliga a ser ‘puntuales’ y muy rápidos en el momento de la recepción.

Estos consejos nos harán más sencilla la ejecución de este truco de auténtico mago pero su dominio pasa por la práctica continuada y exhaustiva de su ejecución técnica.

La próxima semana, en Padel World Press continuaremos orientando a todos los aficionados con nuestros consejos fundamentales en La Técnica del Pádel, para que podamos aprender juntos a dominar todos y cada uno de los golpes de pádel más utilizados durante la disputa de un partido.

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments