Padel World Press .- La salida por la puerta en pádel es un detalle que a veces nos hace ganar un punto. En otros casos, y depende donde lo coloquemos, puede que hasta un juego o el partido. Para los elegidos, a través de la práctica, es un lance más del juego.

Es por eso por lo que en este post vamos a analizarlo por pasos, para que cada lector pueda identificar en qué lugar se encuentra y, con ello, pueda avanzar en la dirección oportuna para llegar hasta el objetivo final: Mantener la bola en juego o ganar el punto.

Lo primero que se debe tener claro es si el reglamento permite la salida por la puerta según la medida y la fabricación de la pista. Para evitar que este ‘recurso’ se pueda convertir en un riesgo para la integridad física, interpretando que las medidas de la puerta son reglamentarias y el juego desde el exterior de la pista está permitido; vamos a dividir esta práctica en fases según la ubicación en la que nos encontremos.

Desde dentro

Hay que analizar la probabilidad de la salida por la puerta teniendo en cuenta varios factores:

– Calidad del globo, profundidad y dirección.

– Características del rival. Si posee un buen remate y lo utiliza con frecuencia o, por el contrario, si su estilo se caracteriza más por el juego con la bandeja.

– El clima actual, las condiciones y el tipo de pista. Es obvio que según las condiciones meteorológicas y las características de la cancha (moqueta, altura de la reja y paredes), puede resultar casi imposible que la bola salga x3.

Colocación y anticipación al rival:

– Por lo general, será el jugador que se sitúa en cruzado respecto del que ejecuta el remate x3 quien se encargará de salir de pista para neutralizar dicho golpe. La posición idónea previa al remate será colocarse de costado muy cerca del lateral de la pista y a la altura de donde comienza el entramado metálico (reja).

– El jugador que se sitúa en paralelo respecto del rival que efectúa el remate también tiene su función… Y es que debe estar muy atento a los posibles amagos así como a la posibilidad de bloquear los remates que se ejecuten en paralelo.

Realizando la salida por la puerta

Desplazamiento:

El jugador del cruzado respecto del que ejecuta el remate partirá desde el lugar indicado con anterioridad. Lo más importante será no mirar a la bola hasta encontrarse fuera de la pista porque, de hacerlo, se ralentizará el desplazamiento y se llegará tarde al golpeo.

El jugador del paralelo respecto al que ejecuta el remate deberá ser ‘la guía’ de su compañero, dándole toda la información posible además de desplazarse hacia el lado contrario por si la bola, al final, quedase dentro de la pista.

Desde fuera

Una vez fuera de la cancha, el jugador deberá girar para ver venir la bola de frente y, con ello, analizar tanto en qué condiciones llega la pelota como desde dónde la golpea. Suele tener tres opciones:

– Jugar la bola por encima de la valla, lo que nos mantendrá en el punto. Recordad volver rápido e intentar ganar tiempo dando altura y colocación al golpe.

– Meter la bola por la puerta. Aquí podremos intentar el llamado ‘puerta-puerta’ o jugar una bola rápida al campo contrario.

– Tirar contra la red por el lado del rival. En este caso, se debe tener en cuenta que esto no nos otorga el punto directo y que, en ocasiones, el rival puede neutralizarlo y mantener el punto ‘vivo’.

Espero haberos ayudado a interpretar esta jugada y que poco a poco, en cada partido, estéis más cerca de lograrlo o más cómodos los que ya lo lograsteis.

“Siempre lo intestaste. Siempre fallaste. No importa. Inténtalo otra vez. Falla de nuevo. Falla mejor” (Samuel Beckett).

Álvaro Raposo

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments