Padel World Press .- A sus 32 años, Kike Lagarejos atraviesa por un gran momento, fruto de su madurez tanto dentro como fuera de la pista. Referencia en el Circuito de la Federación Madrileña, su próximo gran desafío será el de mejorar posiciones en el Ranking WPT.

A la hora de hacer balance sobre todo lo conseguido en este 2017, destacó: “Comenzamos el año con grandes expectativas debido a la manera en la que terminamos la temporada 2016. Sin embargo, en los compases iniciales de la campaña, mi compañero me comunicó que estaba lesionado de la muñeca y que tendría que parar para recuperarse. Esa noticia trastocó nuestros planes de pretemporada pero, en un principio, todo parecía indicar que, como mucho, sólo nos perderíamos los dos primeros torneos del Circuito World Padel Tour”.

La realidad fue muy distinta y la lesión de Sergio Alba hizo que no pudiesen debutar hasta mucho más tarde de lo esperado: “Al final, cada semana que pasaba la situación iba cambiando a peor y esto nos llevó a no poder jugar hasta finales de agosto, cuando lo hicimos en el Alicante Open. En ese sentido, si tuviese que resumirlo, diría que fue una temporada pésima”.

Siempre activo, Kike Lagarejos aprovechó la baja de su compañero para participar en numerosos torneos de Madrid en compañía de Fermín Ferreyra: “La verdad es que las sensaciones fueron muy buenas desde el primer minuto y gracias a él pude disfrutar un poco del pádel durante esos meses… Eso fue algo que me hizo pensar en lo que realmente quería para la temporada 2018 y por eso decidí hablar con Fermín, para explicarle mis objetivos de cara la nueva campaña. Tras hacerlo, decidimos jugar juntos en 2018”.

¿Y cómo valoraría sus sensaciones junto a un jugador al que todos conocen en el Circuito como ‘Batata’? Tal y como nos contó: “Desde el primer partido hubo buena sintonía. Nos entendíamos en la pista como si hubiéramos jugado mil veces juntos y eso es algo fundamental hoy en día en el pádel, sobre todo al nivel de WPT. Destaco de él su inteligencia dentro de la cancha y su tranquilidad. Le gusta jugar con mucha estrategia, al igual que a mí, y ese creo que va a ser nuestro fuerte para ganar partidos: la cabeza”.

A la hora de hablar sobre sus objetivos para 2018, Kike Lagarejos confesó: “El primero y principal para mí será disfrutar en la pista, que este año no he podido hacerlo… Si conseguimos hacerlo, los resultados van a llegar seguro. Nos entrenaremos juntos tanto en la preparación física como en el pádel, por lo que iremos avanzando más rápido como pareja. Estoy convencido de que este año va a ser muy bueno y podré devolver a toda la gente que me apoya día a día la confianza que siempre han depositado en mí”.

Para terminar, quiso tener unas palabras de agradecimiento para sus patrocinadores: “Ya que sin ellos sería imposible seguir jugando: NOX, IMAG, Europyme Asesores y a toda la familia de Time2Padel, que han sido un gran descubrimiento para mí, en especial Pilar Crespo, que se ha convertido en un apoyo fundamental para mí en mi día a día”.

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments