Kelme no de deja buscar nuevos canales para difundir su marca y sigue innovando en el mundo del pádel. La reputada marca española que decidió incrementar su apuesta por el pádel hace pocos años continúa buscando nuevas formas de llegar al consumidor final. Y es por ello que han lanzado al mercado una nueva estrategia tan innovadora como inusual: el ‘Test & Buy’.

Un novedoso concepto con el que Kelme quiere satisfacer a sus clientes. Concretamente a los más indecisos. En la firma española están tan seguros del producto que elaboran que, por primera vez, permiten a los jugadores probar sus modelos y quedarse con el más les guste.

Mediante esta propuesta ‘Test & Buy’ Kelme envía a los interesados tres modelos de su colección de palas de pádel permitiéndoles probarlas durante cuatro días con un desembolso de 250 euros a forma de fianza. Una vez seleccionada la elegida, recogen las palas de test y envían una nueva del modelo seleccionado por el cliente.

Pero, ¿qué ocurra en caso de rotura? Si el jugador decide quedarse con uno de los modelos y hubiera devuelta alguna de las palas con desperfectos, Kelme aplicará un recargo de 70 euros. Sino optara por ninguna, la marca devolvería la fianza íntegra menos el recargo de cada pala afectada.

Una fórmula ingeniosa con la que la Kelme pretende seguir promocionando sus palas de 2018 y que todos los jugadores podrán probar una vez al año con tres de sus modelos.

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments