Nos estrenamos en la sección de ‘Test de Textil y Paleteros’ analizando el modelo Kaitt Excellence que la prestigiosa marca nos presentó de cara a la presente temporada… Y que ya hemos podido ver en manos de Willy Lahoz y Marcello Jardim.

Padel World Press .- Seguimos en la búsqueda de los elementos perfectos para practicar nuestro deporte favorito y digo elementos porque, desde aquí, queremos mostraros todo aquello que generalmente usamos en las pistas o fuera de ellas pero que van en consonancia con la práctica del pádel.

Esta vez, abrimos la lata de los PALETEROS, ese producto que ha ido mejorando año tras año y en el que, para mí, es indispensable que su utilidad roce la perfección… Si además le añadimos una gran estética pues mejor que mejor. ¿A quién no le gusta lucir aunque sea para practicar deporte?

En este artículo os presentaremos un paletero de la marca Kaitt que, desde luego, no nos ha dejado indiferente ni por su diseño ni estética ni su utilidad. Algo tendrá cuando es el que usa Willy Lahoz, actual número 11 del Ranking WPT.

Vamos a empezar con el análisis del producto.

En la mano, recién sacado de su embalaje, advertimos que estamos ante un paletero de los grandes, con unas medidas de 55 cm de largo, por 32 cm de alto y 30 cm de ancho. Para mí, la mejor impresión del paletero a primera vista es, además de su tamaño, su estética.

Sin duda, creo que la marca ha pensado en sacar un producto que tenga mucho estilo usando colores básicos como son el blanco (como color principal) y el negro. A su vez, han dotado al paletero de un tejido muy estiloso, que podríamos definirlo de forma somera como ‘imitación piel’, que hace que sea precioso pero sobre todo, y eso es en lo que más nos fijamos en cuanto a los análisis de los productos, permite que el tejido sea muy útil. Al tener el blanco como color principal podemos (y no nos equivocaremos) pensar que tardaremos poco tiempo en ensuciarlo pero, con este tipo de tejido, basta con usar un trapo húmedo para conseguir que quede tan limpio como el primer día.

Cierto es que este tipo de tejido no se lleva bien con los raspones como otros materiales ‘más de batalla’… Sin embargo, es más probable que ensuciemos los paleteros a que los enganchemos o rasguemos con algo, así que se trata de un primer detalle que aprobamos con nota.

En cuanto a su utilidad ya adelantamos que todo son virtudes, con un único ‘pero’.

Empezamos por los nada menos que DOS compartimentos para palas (u otras cosas, ya que os pondremos otra utilidad que le damos en ocasiones). Ambos son ‘termos’ para mantener la temperatura de nuestras palas pese a que el frio o el calor quieran castigarlas y, además, tienen un detalle que no todos nos ofrecen: el material termo interior va protegido para que no se deteriore el mismo con la fricción de la pala o del mismo uso que se le da. De no tener dicha protección, se iría cortando o desquebrajando dicho material poco a poco, hasta hacerlo ineficaz. Gran detalle. Además (y aquí viene una utilidad personal que compartimos) ya que tenemos dos compartimentos para palas termo podemos utilizar una, si nos sobra, para guardar esa botella,  fruta u otro objeto que queremos mantenga su temperatura durante el partido. Es una buena utilidad y funciona. Muchos de vosotros ya lo habréis utilizado de ese modo.

Pasamos a su apertura principal. Tiene una boca amplia que es como nos gusta, con un cierre de cremallera reforzada en forma de U. Si abrimos entera la ‘lengüeta U’ quedará al descubierto toda su capacidad interior, dando un acceso rápido, cómodo y directo a todos los rincones del mismo. Sin duda, eso es algo que consideramos esencial en todo paletero: la accesibilidad.

Este espacio trae consigo la típica ‘tabla o cartón duro’ accesorio de suelo para reforzar el mismo, haciendo que lo que guardemos dentro no sobresalga a modo de bulto o pico a través del tejido exterior.

Junto al refuerzo de suelo, dentro encontramos una bolsa auxiliar de las que se suelen utilizar para la ropa sucia, que es independiente al resto del paletero… Eso sí, trae un enganche interior para tenerla atada, siempre localizada y a mano, evitando que vaya suelta por el paletero al libre albedrio.

La amplitud del interior del paletero es magnífica, gracias a la forma casi cuadrada del paletero en toda su extensión y, sobre todo, a la abertura de la boca principal. Sin duda, al menos para nosotros, es una gozada.

En la parte superior del paletero por la parte de fuera, encontramos otro de los detalles que consideramos imprescindibles en cualquier paletero… el zapatillero. Con apertura y bolsa estanca al paletero, con rejilla de ventilación y una capacidad interior muy amplia, hará que nuestro calzado vaya en óptimas condiciones y que no afecte ni se mezcle con el resto de cosas que llevamos. Repetimos: algo imprescindible.

Una vez revisamos el exterior del paletero, queremos remarcar otro detalle que puede pasar desapercibido pero que por su simpleza y claro está, por su utilidad, nos gusta y no suele ser común: unos tacos de plástico en lo que sería la base del paletero para que cuando lo dejamos en el suelo estos tacos actúen a modo de patas y así evitar el contacto directo con el suelo. Un detalle a destacar. Simple y útil.

El paletero consta de unas asas para llevar colgado a la espalda a modo mochila que son muy cómodas… Eso lo consiguen con el acolchado tan necesario en este tipo de asas para que no perjudique nuestro cuerpo. En otros modelos hemos visto que la colocación de estas asas vienen en el extremo opuesto a la apertura de la entrada principal para no molestar el acceso a este espacio pero, en este caso, entendemos que no es así debido a los tacos que definíamos en el apartado anterior, que hacen imposible que estén allí colocados. A nosotros nos parece buena opción esta última porque, además, genera que llevado como mochila quedará el cierre de la boca principal pegada a la espalda y logrará una seguridad subjetiva de que por mal cierre o descuido puedan caerse lo que tenemos guardado.

Así mismo observamos que en este modelo no viene el típico asa grande para poder transportarlo colgado a un hombro, no deja de ser una opción más pero no del todo necesaria, por lo tanto no lo remarcaremos como un ‘pero’ aunque para abarcar todas las preferencias podría venir como accesorio extra. A nosotros nos gusta a la espalda. Todas las costuras de este y otras partes del paletero están muy bien acabadas y reforzadas especialmente en aquellos puntos que debido al uso y al peso se ejerce una presión continua. Bravo.

Y por último acabamos con un bolsillo o compartimiento en el extremo opuesto al zapatillero que, en principio, debe servir para guardar aquellos objetos personales que queramos depositar y tener a mano como pueden ser el teléfono, las llaves de casa, del coche, etc… Y aquí es donde encontramos el único lunar que podemos sacar a este magnífico producto. Este bolsillo pequeño y sin profundidad no puede contener en su interior con lo que cualquier persona generalmente puede llevar en los bolsillos. Su capacidad es muy limitada, no es prácticamente útil. Como decimos, es el único lunar que podemos poner a este gran producto que en lo demás está muy bien conseguido.

En resumen…

Es un paletero que estéticamente cumple con nota. Colores áasicos pero despide elegancia con su tejido exterior que, además, lo convierte en funcional al poder limpiarlo fácil con un paño húmedo.

En cuanto a dimensiones, nosotros preferimos que sean grandes y con este nos hemos quedado con un gran sabor de boca. Es muy amplio con una forma casi cuadrada, sin serlo, lo que ayuda a que su interior sea espacioso y accesible algo a lo que la apertura de su compartimento principal, en forma de ‘U’ y con cremalleras reforzadas, participa directamente. Detalle fundamental y FUNCIONAL.

Las costuras y las cremalleras están muy bien acabadas y reforzadas, algo que sin duda será positivo para su durabilidad. Lo hemos puesto a prueba durante meses y sigue como nuevo.

Los dos paleteros termos son de lo mejor que hemos visto, con capacidad para una pala cada uno (dos si aprietas un poco) y con un protector para el tejido termo como detalle que nos encanta.

El zapatillero independiente, algo que consideramos fundamental en todo paletero, es amplio, cómodo y con la rejilla en su cierre exterior típica para evitar que se acumulen olores.

Asas acolchadas a la espalda, muy cómodas y se acompaña con una bolsa para ropa sucia. Bien preparado.

El solitario ‘pero’ que encontramos es ese bolsillo para las pertenencias, que nos sabe a poco. Pequeño, sin profundidad, con una pequeña red que en conjunto nos parece del todo insuficiente.

En general estamos encantados con el paletero. Si lo que buscas es un paletero grande, elegante y con una funcionalidad alta… Sin duda no dejes de mirar lo que Kaitt nos presenta.

Gracias por vuestra atención, esperamos que os guste el análisis.

Hugo R.

Test de Material: Paletero Kaitt Excellence     Test de Material: Paletero Kaitt Excellence

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments