Padel World Press .- Puede pasar que, en ocasiones, no veamos el momento de dar el paso y nos justifiquemos usando con frases como “es que mis amigos ya llevan tiempo jugando al pádel“, “es que se me dan fatal los deportes“, “es que no encuentro con quién“… Seguro que os suenan.

Con este post espero ayudaros compartiendo unas sugerencias para que, además de iniciaros en la relación con el pádel, logremos que ésta sea duradera, os brinde grandes momentos de diversión y disfrute, y que siempre tengáis el aliciente de querer aprender a jugar un poco más.

Serían los siguientes:

a) Sé optimista y sensato con los objetivos

Nadie fue campeón desde la cuna. Es importante que tengamos memoria y que valoremos nuestra progresión. No vale de nada compararse con otros ni obsesionarse con lo que queda por aprender. Es motivador que nos marquemos unos objetivos pero hay que ser muy cuidadoso a la hora de fijarlos… Y es que si son demasiado exigentes pueden tener un efecto negativo.

b) Consigue y conserva el aspecto lúdico

Cualquier cosa que hagamos en un ambiente distendido y relajado, así como en un clima deportivo, nos aportará buenas sensaciones. Eso es perfectamente compatible con el esfuerzo y la exigencia. No es ningún secreto que está más que demostrado que es en ese tipo de escenarios en los que más rinden las personas.

c) Recibe clases y formación

Para construir buenos cimientos, y evitar malos hábitos que a la postre nos impidan progresar, deberemos recibir clases. Hay que buscar un grupo que se adapte a nuestras pretensiones y, en ese sentido, un entrenador que aporte conocimientos pero que sea estricto en las correcciones nos resultará muy beneficioso. El técnico marcará en cada momento las fases adecuadas para un aprendizaje continuo y eficiente. También os podéis apoyar en vídeos, blogs, revistas, redes sociales o partidos televisados que, a día de hoy, están al alcance de todos… Y todo ello sin olvidar que, con la práctica, aprendemos mucho por imitación.

d) Atrévete a jugar y a iniciarte en la competición

En la actualidad tenemos multitud de posibilidades para montar partidos en los que el resultado no es lo más importante. En esos encuentros aprenderemos cosas básicas como puntuar y el reglamento. El siguiente paso será competir. Cuesta darlo pero es decisivo y definitivo para que seamos ‘padeladictos’ para siempre… Las sensaciones que produce competir (aunque nos juguemos la pista, la coca cola o pasar por debajo de la red), son diferentes y nos aportan experiencias muy enriquecedoras a nivel personal y deportivo. Yo, en mi entorno, siempre digo lo mismo: Imaginaros estar estudiando durante meses y que nunca llegue el examen.

e) Rodéate de un entorno de pádel

Acércate a tu club de pádel con frecuencia. Suele ser un lugar en el que se respira buen ambiente y donde se forman partidos. En él, conoceréis​ gente y estaréis informados de otras actividades que se organizan como Rankings, Quedadas, partidos ‘Me Apunto’, Torneos… Además de aprender a jugar al pádel, la mayor parte de los clubes ofrecen una amplia oferta de ocio y gastronomía.

Así que no lo dudes: Coge tu pala y unas pelotas, busca tres amigos y lánzate a la pista.

Hasta el próximo post… Nos vemos en las pistas y, si quieres, puedes seguirme en mis redes en Facebook Twitter.

Álvaro Raposo

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments