No hay ninguna duda de que se trata de una de las grandes figuras del pádel actual. El argentino es el líder indiscutible del Ranking WPT y ha ganado seis de los siete títulos que se han disputado durante la presente campaña. Después de dominar durante 13 años el pádel mundial junto a Juan Martín Díaz, parece dispuesto a seguir agrandando su leyenda.

Padel World Press .- No sabe lo que significa ‘conformarse’. En su vocabulario no existe la palabra relajación. Competidor nato; cada vez que entra en la pista lo hace con el mismo objetivo: ganar. De igual la ronda que sea, da igual el rival que tenga delante, da igual que para lograrlo se tenga que dejar la piel. Por su mente sólo pasa la victoria.

En 2015 se cumplen 20 años desde su debut como profesional, donde tuvo como su primer maestro a Roberto Díaz, el ‘Pelado’, como le llama cariñosamente y que, como nota curiosa, habría que destacar que es el padre de Matías y Godo. A lo largo de estas dos décadas, el de Pehuajó ha ganado 188 finales de las 238 que ha disputado, en su gran mayoría junto a Juan Martín Díaz (170). Esta campaña, junto a un nuevo compañero, Pablo Lima, lo cierto es que sigue teniendo ese mismo ‘vicio’: el de ganar.

Los compañeros de World Pádel Tour nos ofrecen una gran entrevista en la que Bela deja de ser ese muro impenetrable y distante que muestra en la cancha para, en la distancia corta, revelarse como un ser cercano, muy familiar, hogareño y practicante de la profesión más difícil… la de ser padre. “No tengo palabras para describir lo que representan Fede, Sofi y Bea. La gente cuando nos ve jugar piensa que somos máquinas, pero tenemos nuestros sentimientos. No hay día en que deje de luchar y mejorar pensando en ellos, quiero ser un ejemplo a diario. Son el motor de mi vida y así afronto esta profesión que es la más difícil, la de ser padre, porque nunca terminas de aprenderla”.

Eso sí, en cuanto la conversación se acerca al terreno deportivo, vuelve a aparecer la figura del ganador nato, la de ese joven que a los 15 años, en su ciudad natal, comenzó a practicar este deporte para “poder viajar por Argentina”… A buen seguro que nunca se imaginó que 20 años después iba a ser la gran figura del pádel a nivel mundial y, entre otros, habría ganado 9 Olimpias de Plata (premio que otorgan de manera anual los periodistas argentinos)  y los que faltan por venir si continúa en este nivel.

No es ningún secreto que, tras 13 campañas inolvidables junto a Juan Martín Díaz, la gran incógnita era saber qué ocurriría a partir de su separación. Bela no tardó en demostrar que para él la vida sigue igual. Acertó con la elección de Pablo Lima, a quien considera: “Un jugador más completo que yo. Tiene más cosas y es muy sólido. Además, el tenerlo en Barcelona entrenando todos los días me permite aprender más de él”. Sin embargo, no olvida que el proyecto se pudo derrumbar a los tres partidos de iniciarse. “La lesión de Pablo en Barcelona fue un golpe muy duro. Los primeros diagnósticos hablaban de una operación y se nos vino todo abajo. Por suerte, sólo fueron dos meses y ha vuelto mejor que nunca”.

Una prueba muy complicada

Nada más conocerse la baja de su compañero, el jugador de HEAD comenzó a buscar una solución ‘alternativa’, un ‘Plan B’ para no permanecer inactivo el mismo tiempo que su compañero… La apuesta no le pudo salir mejor: “Cuando llamé a Willy para jugar en San Fernando y La Palma, no creí que lo pudiéramos hacer tan bien… Pero es que resulta muy fácil jugar con él. Luego era difícil saber qué ocurriría con Pablo y las cosas se han dado mejor de lo que esperábamos”.

A pesar de haber ganado in extremis la final de Valladolid, después de tres tie breaks ante Paquito y Matías, o los dos últimos duelos en Mallorca y Málaga ante su ex compañero y Maxi Sánchez, Bela considera que: “La victoria más importante de este año ha sido la de Río Gallegos en Argentina. Era especial porque volvía Pablito y tenía mucha presión por hacerlo bien. Es por eso que el haber ganado el primer torneo juntos ha sido lo mejor hasta este momento”.

Preguntado por el mejor recuerdo de su carrera, no lo dudó ni un solo segundo: el triunfo en el Campeonato del Mundo de 2004, que se jugó en Argentina.  “Recién habían operado a mi madre, la dejé en el hospital y me fui a jugar. Además, ganar ante mi gente, mis amigos y mi primer entrenador, el Pelado Díaz, es algo que jamás olvidaré”.

Todo un carácter dentro de la pista

Hay mucha diferencia entre el jugador que podemos ver dentro de la pista y la persona que vive con normalidad su vida diaria. El propio Bela aseguró: “Hasta yo me sorprendo de verme tan loco. Cuando estoy tranquilo en casa y veo los partidos no lo puedo creer. Si estoy en frío y me preguntas cuál es el mejor jugador, te puedo nombrar a seis o siete compañeros… Pero si me lo preguntas cuando estoy en la pista te voy a responder que el mejor soy yo.  Es mi forma de jugar y entender mi trabajo”.

¿Le tienen miedo los rivales? “Lo que tienen es unas ganas tremendas de ganarme”… ¿Y cómo se le gana a Belasteguin? “Si me tuviera que enfrentar a él tengo muy claro cómo ganarle. Igualmente, con la gran cantidad de cabezas pensantes, jugadores y entrenadores que hay, muy pronto me van a encontrar la vuelta”.

Sobre su reciente victoria en Málaga, dijo: “El dar vuelta al primer set  fue mérito de Pablo. Yo no me sentía bien, quería cerrar los puntos rápidamente y no estaba respetando la esencia de nuestro juego. Salvamos esa bola del 5-0, rompimos y luego fuimos fieles a nuestro estilo. En el segundo set nos lo jugamos todo a cerrarlo con mi saque y bolas nuevas en el noveno juego. Si no salía bien estábamos perdidos, porque físicamente no aguantaba más… Tenía los cuádriceps durísimos”.

A pesar de esta racha triunfal, ve difícil que con Lima puedan igualar esa marca de 21 meses sin perder que alcanzó con Juan Martín entre 2005 y 2007. En ese período ganaron 22 torneos seguidos. “Eso es algo difícil de repetir, sobre todo por un tema de edad. Ahora tengo 10 años más y físicamente se nota. Tampoco pensamos en esas cosas. Esta es otra etapa”.

Para terminar, al hacer referencia a la evolución del pádel profesional, destacó: “Todos, jugadores y aficionados tenemos que ser conscientes que estamos viviendo la mejor etapa. World Pádel Tour es un sueño para los jugadores que hemos atravesado diferentes momentos. El que diga que hubo un Circuito mejor está mintiendo”.

Así es Bela, un genio dentro de la pista y una verdadera figura fuera de ella.

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments