El Granada Open se está convirtiendo en un carrusel de emociones para las parejas favoritas. No hay ronda en la que no se de un amago de rebelión, sorpresa o eliminatoria trampa y en la que las parejas de menor ranking reclamen su protagonismo. Pero esta vez, en la ronda de octavos, el foco se centraría las duplas más fuertes del torneo.

Una jornada la del jueves que iba a transcurrir con la normalidad que dicta el ranking, pero que se iba a agitar por momentos. Amagó el día con llenarse de eliminaciones de las parejas favoritas, pero todo quedaría en meros conatos.

Arrancarían la jornada Pablo Lijó y Juan Cruz Belluati, una de las parejas de nuevo cuño, ante Bergamini y Campagnolo. En un encuentro que se presumía de los más parejos, la dupla Varlion resolvió por la vía rápida el partido.

Con un primer parcial autoritario (6-3) encarrillaron el partido para, después. cerrarlo en una muerte súbita del segundo set en la que la suerte les sonrió (6-7).

El mismo recorrido seguirían Ramiro Moyano y Luciano Capra. La dupla argentina se iba a enfrentar a los temibles Chingotto y Tello y lo iban a hacer con un partido redondo.

En dos rápidos parciales Moyano y Capra (6-3 y 6-2) Moyano y Capra dictaban sentencia y lograban el pase para la ronda de cuartos de final.

En el turno de la mañana comenzarían los amagos de rebelión. En pista, Franco Stupaczuk y Cristian Gutiérrez frente a José Rico y Víctor Ruiz. En un encuentro de idas y venidas, saldría victoria la pareja cuatro por detalles.

Iban a comenzar dando un golpe en la mesa Rico y Ruiz tras en un tie-break del primer set que les permitía tomar la delantera (6-7). Igualarían por la vía rápida Stupaczuk y Gutiérrez en el segundo parcial (6-3) para, sufriendo, hacerse con el partido gracias a una rotura de última hora.

Hasta los tres parciales se iban a ir otras dos duplas que, a priori, debían resolver sus encuentros con una mayor autoridad. Galán y Matías Díaz tenían que remontar ante Godo Díaz y Aday Santana (3-6, 6-0 y 6-3) para lograr el pase mientras que Juan Martín Díaz y Juán Lebrón tenían que hacerlo ante Jorge Nieto y Javi Rico (5-7, 6-0 y 6-1).

Ya en el turno de tarde, Lamperti y Mieres iban a arrancar dominando. Sobre aviso por los resultados ocasionados, los de Bahía Blanca decidieron mostrar su mejor versión ante Gadea y Tamame para evitar sufrir en las tres mangas (4-6 y 6-7).

En el cierre de la jornada, otros dos platos fuertes. Uri Botello y Javi Ruiz se medían a Luque e Yribarren e iban a sufrir para no verse apeados en la ronda de octavos de final. Por un ajustado 6-2, 6-7 y 3-6 lograban el pase a cuartos tras más de dos horas de partido.

Por su parte, los favoritos, Sanyo Gutiérrez y Maxi Sánchez, veían como se les complicaba un partido que tenían encarrilado tras la primera manga y conseguían eliminar a Marcos y Fuster por 6-7, 6-3 y 1-6.

(Fotos vía World Padel Tour)

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments