El desembarco del pádel en Croacia, por Manu Martín

El desembarco del pádel en Croacia, por Manu Martín

Llega la segunda entrega de los artículos del prestigioso técnico del Bullpadel. En esta ocasión, ha querido compartir con los lectores de Padel World Press su reciente visita a tierras balcánicas, donde asistió a un evento muy especial.

Padel World Press .- El pasado viernes 26 de febrero, Janko Jankovic y Robert Prosinecki inauguraron el primer club de pádel en Croacia, ubicado en la ciudad de Zagreb. Como parte de las actividades de la apertura, Janko había planeado una exhibición y posteriores actividades en pista con los invitados y por ese motivo, como representante de Bullpadel, preparé la maleta dispuesto a poner la bandera del pádel en un nuevo país.

Los encargados de pisar la moqueta de las primeras pistas del pádel croata seríamos Miguel Lamperti, Marcelo Capitani, Manuel Fernández y yo, así que el viaje prometía cumplir con las mejores expectativas.

A las 07:00 de la mañana había quedado con Miguel Lamperti en el aeropuerto de Madrid. Por delante teníamos una escala de 2 horas en Frankfurt y, desde allí, un pequeño avión que nos llevaría directos hasta Zagreb.  Tan pronto aterrizamos en Croacia nos recibió Janko, que nos esperaba con cara de haber dormido poco por los nervios de los últimos preparativos… Ya de camino al hotel, aprovechamos para charlar con nuestro chofer, una torre humana de cerca de 2 metros con cara de pocos amigos, que resultó ser más amable de lo que parecía. Nos explicó que en Zagreb la población rondaba los 100.000 habitantes y que el tenis era un deporte muy fuerte, con multitud de clubes y practicantes.

Tras el almuerzo y correspondiente siesta española, nos preparamos para colonizar ‘Padel Hr’. Cuando llegamos al club nos encontramos con un montaje increíble… Sistemas de iluminación, música, una barra con varios camareros, azafatas, fotógrafos, drones y TV. Sin duda, estos croatas sabían cómo organizar una buena fiesta. Hasta el último detalle estaba contemplado e incluso tenían un cortador de jamón, para que el ambiente español desbordara por todos lados.

Habría que señalar que este nuevo club cuenta con 9 pistas de pádel, cada una de ellas con la moqueta de un color diferente. Los vestuarios son amplios y bien construidos y, como no, una gran grada alrededor de la Pista Central le otorga una mayor sensación de calidad.

A las 19:00 comenzamos la exhibición. Tras un breve calentamiento, y un corto peloteo de los anfitriones del evento,  jugamos un set. En el cruzado, Miguel Lamperti y Marcelo Capitani deleitaron a los espectadores con constantes salidas de pista y golpes imposibles. Probablemente no conocían bien las reglas pero sí que les llamó la atención los golpeos por debajo de las piernas, meter la bola por la puerta o las contra paredes imposibles.

Tras ese partido, le tocó el turno a los espectadores. El público fue pasando por las pistas para probar este nuevo deporte, tutelados por nosotros, mientras les explicábamos brevemente el reglamento y les dábamos algunos consejos. Terminamos la jornada con una ronda de fotos con algunos asistentes y entrevistas con las televisiones locales.

El sábado preparamos un entrenamiento a las 11:00 horas, para que aquellas personas que quisieran ver más pádel pudiesen acercarse a mirar. Nos dividimos en dos pistas y jugamos varios cruzados. Algunos curiosos nos imitaron, ya que en Croacia hay mucha cultura de tenis y están acostumbrados al juego individual. Para acabar dicha sesión de entrenamiento cerramos con un partido en la Pista Central. Al terminar, nos dividimos de nuevo en las pistas para pelotear con los asistentes y continuar con los consejos.

Tras una buena ducha, Janko nos llevó a un restaurante típico de Zagreb donde pudimos continuar con el turismo gastronómico y, de paso, sufrir un poco con el derbi madrileño de fútbol (sobre todo Miguel). No faltó la correspondiente siesta y después  aprovechamos para visitar algo más de la ciudad y, de paso, degustar algo de pescado Croata. Unas bromas con el vino del local (bastante fuerte) y una visita a la zona de fiesta ‘zagrebí’ fueron un buen broche para este viaje.

A la mañana siguiente, de vuelta con la torre humana al aeropuerto y rumbo a España. Como nota, me quedo con la alta calidad del Club Padel.Hr. Es enorme, muy bien construido y cuenta con unos detalles muy cuidados.

Espero que les vaya bien y que podamos volver pronto para ver los progresos de nuestros amigos croatas.

Un saludo y nos vemos en las pistas.

Manu Martín.

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments