Hace unas semanas, la prestigiosa firma nos contó la historia del nacimiento de un elemento fundamental para la práctica de este deporte. Ahora, para cerrar el círculo, nos desvela el proceso que se suele seguir en su elaboración.

Padel World Press .- Con una fábrica propia, que pertenece al Grupo Dunlop y que dedica su capacidad de producción por entero, y en exclusiva (no se fabrica para nadie más), a la producción de pelotas para su propia firma, desde Dunlop siempre han presumido de poder ofrecer una máxima garantía de calidad.

Fieles a la filosofía que han defendido desde su nacimiento, el equipo de Dunlop sigue insistiendo en utilizar el caucho natural más puro, por lo que este se analiza en origen. Así garantizan su calidad excepcional y consistencia, único secreto que les permite asegurar un rendimiento sobresaliente. Una vez realizado ese paso, se procede a mezclar los 13 ingredientes especiales con los que se alcanza la fórmula final y, a continuación, se secciona la mezcla en trozos medidos y pesados con una exactitud milimétrica.

Los trozos de compuesto se colocan en las bandejas moldeadoras, en las que se controlan las condiciones de presión y de temperatura para dar forma a cada mitad de núcleo. A todas y cada una de esas mitades se las pule y se les aplica una solución gomosa de caucho natural y, tras ello, se vulcanizan las dos mitades juntas en una prensa que, bajo los efectos de calor y con una presión específica, logra que se cree la estructura redonda que da origen al núcleo de la pelota.

El proceso continúa con el pulimiento del núcleo completo y, a posteriori, se fijan las dos secciones de fieltro cortadas a precisión. Una vez concluido ese proceso de fijación del fieltro al núcleo, la pelota se calienta en una prensa para vulcanizar la junta entre las dos secciones de fieltro y, de esa manera, conseguir que se fije de manera definitiva al núcleo.

Después de tratarlas al vapor y secarlas, para asegurar un mejor acabado del fieltro en toda la superficie, cada bola pasa por una serie de pruebas controladas en las que se recrean el impacto y las fuerzas a las que son sometidas durante un partido de pádel. A su vez, también se analizan el tamaño, el peso, la consistencia del rebote y las características de vuelo para garantizar los niveles deseados de calidad.

Para terminar, se aplica el sello de la marca y del nombre del modelo en la pelota para, como punto y final, introducirlas en botes presurizados que permiten que mantengan su presión interna y lleguen ‘frescas de fábrica’ hasta el mismo momento en el que se abre dicho bote en pista.

Una vez más, desde la firma vuelven a demostrar su firme compromiso con este maravilloso deporte y así lo confirman con la ampliación de su gama de pelotas de pádel a un total de cuatro modelos, con lo que se garantiza que cualquier jugador pueda encontrar un una bola que cumpla en cuanto a comportamiento y rendimiento en pista, además de ofrecer distintas opciones de precio.

Así es Dunlop: Una marca de toda la vida y, a la vez, una marca moderna en constante evolución.

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments

Compartir
Artículo anteriorSevilla hizo que Barcelona tuviese un color muy especial
Artículo siguienteEGIP: Comienza la cuenta atrás para un curso sin precedentes
Padel Word Press
Padel World Press es un periódico on-line dedicado al mundo del pádel que, durante 24 horas al día, se encargará de ofrecer la última hora del segundo deporte más practicado en España. Noticias, entrevistas, reportajes, análisis… Todos los aficionados podrán disfrutar del pádel desde un nuevo punto de vista, siempre bajo la seriedad, el rigor periodístico y los conocimientos de un equipo con más de una década de experiencia en el mundo del pádel.