Padel World Press .- En 2016 fue Jaime Bergareche el que decidió colgar la pala para dedicarse a otros proyectos. Ahora, en 2017, ha sido Javier Concepción el que ha puesto fin a su carrera como jugador de pádel profesional para centrarse en sus estudios, centrado en el área de Dirección de Empresas.

Después de haber llegado al Circuito en 2012, y de haber estado en los primeros puestos del Ranking durante su etapa junto a Uri Botello (con quien llegó a ser la pareja número 10 en 2014), el madrileño vivió unas temporadas en la que los resultados deportivos no fueron los esperados.

En la segunda parte de la presente campaña, justo desde que unió su camino al de Maty Marina, la progresión en su juego fue ascendente. Sin ir más lejos, ambos ganaron el Helsingborg Challenger, el torneo que supuso la primera visita de World Padel Tour a Suecia, tras superar en la gran final a Maxi Grabiel-Ramiro Moyano por 6-4 y 6-1.

Su mejoría tanto en la clasificación, que le llevó a cerrar la presente campaña como el número 36 del mundo, como en sus sensaciones no variaron un ápice la meditada decisión que ya había tomado: dejar a un lado la competición para centrarse en la formación.

En un vídeo ofrecido por los compañeros del Vibor-A Team, Javier Concepción confesó algunos de los principales valores que le ha inculcado la práctica de pádel a nivel profesional. Tal y como señaló: “Lo que destacaría de mi experiencia en el Circuito Profesional sería haber aprendido a pensar más en el compañero, mensajes positivos, sacrificio y diversión”.

Sin lugar a dudas, grandes enseñanzas que también supo llevar a su vida cotidiana y le hicieron ser un jugador muy querido por los aficionados.

Así es Vibor-A… Pure Instinct!!!   #FearTheTeam!!

Fuente e Imagen: Facebook de Vibor-A

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments