Corría el mes de diciembre de 2012 cuando algo comenzó a cambiar en el pádel internacional. Fue un 21 de diciembre cuando los representantes de la FIP decidieron dar un giro de timón y, con ello, poner en marcha un nuevo proyecto, con una nueva Junta y con el firme propósito de dar grandes e importantes pasos adelante.

Padel World Press .- Con un año de duro trabajo a sus espaldas, pero con la ilusión del primer día, Daniel Patti ha querido analizar en Padel World Press sus primeros 14 meses como Presidente de la Federación Internacional. En una larga entrevista, que hemos dividido en dos entregas, haremos un repaso a todos los asuntos de la actualidad del pádel… ¡¡No te la puedes perder!!

Algo más de un año después del inicio de vuestro mandato al frente de la FIP, ¿qué balance harías de todo este tiempo?

La balanza tiene el platillo de las cosas positivas muy lleno y con situaciones de ‘peso’, por lo que la impresión es que en ese lado se encuentran las situaciones que han dominado nuestra actividad como dirigentes y que, desde luego, hoy nos permiten encontrarnos suficientemente satisfechos. Puedo decir que es un éxito compartido con la totalidad de la Junta Directiva, que se encuentra muy unida y con una visión identificada. Hemos tenido más de 40 reuniones de Junta Directiva en 2013, casi una cada semana. Ello demuestra la fuerte convicción de que sólo participando, compartiendo y manteniéndose todos informados, desde Canadá hasta Argentina pasando por México, Brasil y Uruguay, podemos producir una buena gestión y alimentar propuestas para el desarrollo del pádel internacional.

Se ha celebrado el Campeonato Mundial de Menores en Buenos Aires (Argentina) y el Open Mundial en Bilbao, con la gran colaboración de las estructuras de las Federaciones de los países sede pero, también, con una nutrida participación de las demás Federaciones Nacionales en un empeño conjunto. Era un año impar y hemos dado continuidad a lo previsto.

Por otro lado, se han jugado torneos que han compuesto y alimentado el Ranking Internacional en Argentina, Estados Unidos, Alemania e Italia, lo que también es un buen síntoma de apertura de las posibilidades que los jugadores tienen a la hora de elegir las sedes donde competir. Tampoco se puede olvidar que se han incluido tres nuevos Miembros Asociados de Clase B, como son Holanda, Alemania y República Dominicana; se han incluido dos de Clase C, como Rusia e India, y se ha afrontado la situación en Francia, con la dolorosa exclusión de una Federación Nacional que había organizado un Campeonato Mundial Absoluto en 2000 pero con la esperanza que la nueva entidad que ha cubierto su lugar pueda desarrollarse con rapidez y alcanzar la Clase B en poco tiempo… Por el momento, ha sido afiliado como Miembro de Clase C.

Hemos celebrado tres Asambleas Generales, la Ordinaria y dos Extraordinarias, durante las cuales las Federaciones Nacionales afiliadas han dado dos importante pasos: en una se aprobó y dio oficialidad al Campeonato Mundial de México 2012, permitiendo mantener una coherencia y continuidad que duraba desde el primer Mundial, con las finales jugadas en la Expo de Sevilla. En la otra, se aprobaron los nuevos Estatutos que nos permitirán trabajar mejor internamente y mirar hacia el exterior (entendiendo esto como mirando hacia la actividad institucional internacional) ya que son la base para el ingreso en SportAccord.

Se han presentado algunos proyectos de desarrollo para el pádel internacional, uno para el sector técnico y de la formación, y otro para favorecer el desarrollo de la industria de los instrumentos que usa el pádel, que se puedan presentar también en nuevos mercados. Más allá de la bondad de ambos proyectos, que se irán modificando y perfeccionando en el futuro, ponen a la FIP en un rol absolutamente central. No será sólo un mero espectador de lo que sucede a su alrededor (producido por sus Miembros Asociados, las Empresas y el ambiente en general) sino que pasa a ser protagonista y propulsor de nuevas iniciativas. Me siento orgulloso de poder decir que hemos abierto nuestras puertas a todos, instituciones, atletas, organizadores, productores, medios de comunicación, para escuchar y ofrecer nuestra visión del deporte, de la organización, de las instituciones, del respeto de las reglas y de los roles.

En el lado negativo, encontramos un par de cosas, aunque hubiera sido mejor no encontrar ni siquiera una… Sin embargo, sin elementos con signo ‘menos’ no es fácil poder dar suficiente evidencia a los que poseen un signo ‘+++’ como los que acabo de  mencionar.

Serían el hecho que en un año impar no se haya celebrado el Campeonato Europeo, que se había desarrollado desde Italia 1995 a Portugal 2009 sin interrupciones (1997 Barcelona, 1999 Waterloo, 2001 Sabadel, 2003 Aix-en-Provence, 2005 Bolonia, 2007 Sevilla). Se han saltado ya dos ediciones y eso pone de relieve que hay que trabajar desde ya para que no se pierda ninguna edición más.

Por otro lado, está la relación institucional entre la Federación Internacional y la Federación Española de Pádel, que se encuentra limitada a las necesidades formales de ambas. No se encuentra un espacio para una diferente relación humana entre sus dirigentes y la contribución de los técnicos y del personal de la FEP, en el pasado protagonista de muchas contribuciones importantes a la FIP, hoy por hoy es nula.

¿Crees que habéis cumplido con los objetivos marcados para estos primeros doce meses?

Sí y no. Sí porque hemos generado mucha actividad institucional internacional, integrando miembros de las distintas Federaciones en los Comités y Comisiones, creando espacio para nuevos dirigentes, alimentando la posibilidad de ‘pensar’ a una FIP nueva, proyectada al verdadero desarrollo internacional y ocupándonos de escuchar a todos por igual, desde las Federaciones líderes deportivamente y estructuralmente a las que necesitan de modelos y de apoyo para un normal desarrollo.

Creo que hemos puesto orden en los procesos de decisiones. Todas las reuniones y resoluciones quedaron registradas por escrito, firmadas por los miembros de la Junta Directiva. Hemos efectuado un escrupuloso control de gestión económica y financiera, y hemos dejado la caja al cierre del 2013 con algo más de dinero de lo que recibimos el 31 diciembre de 2012. Hemos trabajado en armonía y hemos tomado decisiones compartidas luego de haberlas evaluado profundamente. Hemos ‘contagiado’ con nuestro entusiasmo a otras personas para que nos ayuden y vean a la FIP como una organización de todos, formada por todos y al servicio de todos.

En cuanto al ‘No’, sería porque nos hubiera gustado hacer mucho más, empezando por el haber tenido los instrumentos para convencer o ayudar a las Federaciones Nacionales a que organicen por lo menos un Torneo Internacional que alimente el Circuito Internacional y el Ranking. Si cada uno de los Miembros Afiliados organizara por lo menos un torneo tendríamos un Circuito con más de 20 pruebas, sin contar los torneos Mundiales y Continentales. Ello nos permitiría desarrollar mucha más actividad institucional, ya que aprovecharíamos esas ocasiones para hacer seminarios de formación, conferencias, encuentros, mesas redondas y, de esa manera, seguir recibiendo ideas para alimentar las propuestas que la FIP hace a sus Miembros y contribuye al ambiente del pádel en general.

Imagino que no todo habrá sido sencillo… ¿Cuáles son las principales dificultades con las que os habéis encontrado?

No ha sido sencillo pero tampoco demasiado complicado. Hoy en día, el desarrollo de las comunicaciones nos permite conversar e intercambiar documentos en directo, como si estuviéramos uno de frente al otro. Seis miembros de la Junta Directiva de seis países distintos podía ser un problema años atrás. En estos momentos no lo es, más allá que alguien tiene que adaptarse a los horarios de la mayoría. Hemos tenido también la ocasión de reunir a toda la Junta Directiva en una ocasión, gracias al apoyo de un patrocinador, y en las Reuniones y Asambleas de Buenos Aires estuvimos cuatro de los seis miembros.

La otra pequeña dificultad fue la encontrar un lenguaje común para comunicar hacia el ‘exterior’ de la Junta Directiva. Esta traba se resolvió compartiendo siempre los documentos antes de ser enviados. Podríamos sufrir un pequeño retraso en las respuestas pero, al fin de cuentas, teníamos una respuesta completamente compartida por la totalidad de los seis miembros de la Junta.

También nos encontramos con dificultades unidas a la falta de disponibilidad de ciertos documentos pero, como se ha podido apreciar, no ha comportado ningún problema en el actuar de la Junta Directiva.

¿Qué reto alcanzado os hizo sentir especialmente orgullosos?

La continuidad en la celebración del Campeonato Mundial de Menores en Argentina y el Open Mundial en España. También la continuidad de la Asamblea General Anual y la celebración de las dos necesarias Asambleas Extraordinarias. En ellas, tuvimos una respuesta positiva por parte de los Miembros Asociados a lo presentado por la Junta Directiva, tanto en lo referido a lo ejecutado como en lo referente a los proyectos.

Se habla mucho de la necesidad de internacionalizar el pádel. Desde vuestro punto de vista, ¿cómo debería ser ese proceso para que no se den pasos en falso?

Hay que aprender de los ejemplos que el mundo del deporte nos pone a disposición, incluso dentro de nuestra disciplina, el pádel. No se puede ‘internacionalizar’ sin el aporte conjunto de las instituciones y las iniciativas privadas o empresas. Una empresa que decide invertir en un determinado país lo ve como un interesante mercado potencial, y no puede ser que sea esta misma empresa la que le pregunte a la FIP qué es lo que tiene que hacer para ‘afiliar’ un nuevo país. Las iniciativas privadas son bienvenidas e interesantes, buscan un objetivo conforme a su concepción de empresa, pero no pueden generar por sí solas una Institución que tenga el debido reconocimiento de los organismos de gobierno de un determinado país. Para alcanzar las mismas no se trata sólo de tener un par de clubes armados y una lista de dirigentes dispuestos a ofrecer su cara o su firma. Hacen falta estructuras deportivas, estamentos técnicos, acuerdos con otros organismos e instituciones, inscripciones a registros de ciertos organismos de gobierno locales, competiciones, clasificaciones, categorizaciones, programas mínimos de formación, reconocimientos, etc., que no se consiguen de un día para otro. Con los actuales Estatutos damos una indicación más precisa de cuáles serán las condiciones para acceder a las distintas categorías de Miembro Asociado y de Organismo Reconocido, es más simple para algunos casos y también formalmente más exigente para otros casos de tipo de membresía.

Lo ideal es crear las condiciones para que cada iniciativa empresarial o privada sea adecuadamente preparada con tiempo y acompañada por la FIP, que utilizará todos los canales institucionales deportivos internacionales de los cuales dispone para generar encuentros durante los eventos o iniciativas organizadas por las empresas y, también, para tratar de concluir con el esfuerzo común en sembrar una semilla que pueda representar en el futuro una nueva Federación Nacional de Pádel.

Las Ferias y los Workshops del Deporte son también momentos de visibilidad importantes. Si esos emprendimientos estuvieran acompañados por la FIP, creo que los resultados para ambos podrían ser más concretos y fiables ya que existiría una especie de garantía y obligación por las entidades involucradas.

Desde la FIP, ¿habéis notado un aumento del interés de más países por desarrollar y practicar el pádel?

Como te he dicho, en 2013 se han sumado tres Miembros Asociados de Clase B y tres de Clase C. Quitando éstos, que ya son un buen número si lo vemos en proporción a lo que es hoy ‘nuestra familia’ y a cuantos años tiene la FIP, que nació en julio de 1991 y ya tiene 23 años, la situación es de continua evolución. Pero creo que hay que hacer una distinción entre lo que significa ‘país interesado a desarrollar el pádel’ y las iniciativas privadas, de gente que en el mundo de hoy se mueve, viaja, posee residencias de verano o de invierno en otros países donde las situaciones son distintas al país en el que viven.

Por lo tanto, institucionalmente, tengo que responder que no hemos recibido ninguna solicitud por parte de Comités Olímpicos ni de Federaciones Nacionales de otros deportes de raqueta ni de Asociaciones Deportivas existentes y regularmente registradas. Por parte de privados, jugadores, técnicos o empresarios, recibimos muchas y nuestras respuestas son siempre las mismas: máxima apertura y disponibilidad a indicar los pasos a seguir, pero también absoluta indicación que es en el país elegido donde se deben encontrar las respuestas a lo que es necesario para formar un Federación Deportiva Nacional que cuente con los requisitos que le permitan un cierto reconocimiento. En estos momentos, hay por lo menos diez países que se encuentran abocados a cumplir con los requisitos formales necesarios.
¡¡No te pierdas la segunda parte de esta interesante entrevista!! El próximo lunes, día 10 de marzo, Daniel Patti nos hablará más en profundidad de la relación de la FIP con la Federación Española, nos dará su opinión sobre la recién constituida Federación Europea y nos ofrecerá su punto de vista sobre la situación que rodea al pádel profesional.

patti-dos

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments