Padel World Press .- En la práctica del pádel, los jugadores más avanzados utilizan varias empuñaduras y las van cambiando según las circunstancias del juego y del golpe que se proponen efectuar… Y es que eso les permite adaptar la inclinación de la pala al golpe que desean ejecutar. Pero al principio, sólo utilizaremos una empuñadura: la continental o ‘martillo’.

Esta empuñadura es la elegida porque nos permitirá realizar los golpes planos y cortados con mayor facilidad y naturalidad, que son los más utilizados durante un partido. Al utilizar en exclusiva una empuñadura, tendremos menos cosas que hacer en el momento de ejecutar y nos permitirá centrarnos en otros aspectos como preparaciones o desplazamientos… ¡¡Y es que al principio todo nos va muy rápido e intentar que un jugador cambie de empuñaduras sólo sirve para añadirle más dificultad al aprendizaje!!

La polivalencia de esta empuñadura viene determinada por el hecho de que, al realizar los golpes, adoptamos una posición lateral para mantener mejor el equilibrio y empujar la bola. Así, cuando la pala pasa por delante del cuerpo está totalmente recta, lo que nos permite, mediante un golpe plano, que podamos pasar la bola con más facilidad.

Vamos a exponer algunos trucos para guiarnos a la hora de coger la pala de manera correcta:

– Le daremos la pala a nuestro compañero y, mientras él la sujeta por la parte de la cabeza, nos la entregará con el perfil mirando hacia arriba. Nosotros la cogeremos como si estuviésemos estrechando la mano a una persona.

– Dejando el pulgar por un lado de la pala y los otros 4 dedos al otro, iremos descendiendo por el perfil hasta llegar a la empuñadura.

– Colocaremos la palma de la mano en el plano de la pala. A continuación, deslizaremos la palma de la mano hacia la empuñadura y, al llegar, cerraremos la mano rodeando la misma.

También se la conoce como ‘martillo’ debido a que, con la empuñadura correcta, la pala debe quedar alineada con el brazo con el perfil de la cara colocado de manera vertical. De esta manera podríamos clavar un clavo con la parte del perfil que queda enfocada hacia el suelo.

Para finalizar os damos este último consejo: La correcta empuñadura es uno de los principales obstáculos que se encuentra el jugador a la hora de progresar ya que, si se empieza a jugar con una incorrecta, limitará su progresión. Hay que prestar mucha atención a empuñar la pala de manera correcta cuando empecemos a jugar.

A medida que vayamos avanzando y ganando en seguridad, llegará el momento de ir probando cosas nuevas… Pero para eso ya habrá tiempo.

Ahora… ¡¡A disfrutar del pádel!!.

Adidas Pádel

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments