Padel World Press .- Cuando llega la hora de cambiar de pala de pádel, ya sea por desgaste o por puro vicio, muchos jugadores se enfrentan al gran problema de que no saben qué modelo elegir o qué factores debe de tener obligatoriamente su nueva arma para que ésta se adapte a sus características de juego. Es algo totalmente normal ya que en la actualidad existen multitud de marcas de pádel, que cada vez se utilizan nuevos materiales y nuevas tecnologías, lo que hace más complicado saber qué es lo que uno necesita.

Este va a ser el primer capítulo de una serie de artículos en los que trataremos de explicar, paso a paso, cómo elegir una pala de pádel. La finalidad que se persigue es la de conseguir que el aficionado conozca todos los factores que afectan a la hora de elegir su pala de pádel y, de esa manera, pueda realizar una buena elección en base a sus gustos y a su tipo de juego.

Para comenzar, nos centraremos en conocer las tres formas de pala que nos podemos encontrar en el mercado, con las principales virtudes de cada tipo de molde.

Elegir pala de pádel según su forma

La forma es uno de los aspectos en donde siempre suele haber más dudas. Muchas veces se piensa de forma totalmente equivocada que, por ejemplo, una pala con forma de diamante sólo la puede utilizar un jugador muy avanzado o que una pala de forma redonda está pensada para los aficionados ‘más principiantes’.

Palas con forma redonda

Se caracterizan por ser muy equilibradas. Son una muy buena opción para aquellos que se están iniciando en este maravilloso deporte pero, como hemos adelantado, eso no significa que no sean adecuadas para jugadores más avanzados. De hecho, muchas de las grandes estrellas que copan las primeras posiciones del Ranking World Pádel Tour utilizan palas de forma redonda.

Una de las de las razones por las que se suele aconsejar su uso a los aficionados que están comenzando a practicar este deporte es porque ofrecen muy buen control y son fáciles de manejar al tener la distribución de su peso hacia el puño. A poco que la técnica de golpeo acompañe, pasar la pelota al otro lado de la pista resultará bastante sencillo.

Palas con forma de diamante

Las identificaremos de forma sencilla ya que la parte de arriba es más plana que en las palas de forma redonda. De ellas se podría decir que son todo lo contrario a las palas con forma redonda porque no resultan tan manejables. Destacan por su excelente potencia al tener la distribución de su peso hacia la parte de arriba.

Dirigidas a jugadores más avanzados, que ya tienen una cierta técnica de golpeo, no están recomendadas para jugadores que padecen lesiones de muñeca o de codo… Y es que al tener el peso distribuido hacia la cabeza, harán que dichas dolencias se resientan.

Palas con forma de lágrima

Son una mezcla entre las palas de forma redonda y las palas con forma de lágrima. Suelen ser muy manejables, aunque no llegan a la manejabilidad de las palas con forma redonda. También cuentan con una buena potencia pero sin llegar al extremo de los modelos con forma de diamante.

En la actualidad son las palas que más se ven por las pistas de pádel y las marcas se están dando cuenta de esto, por lo que están apostando por ellas.

Hasta aquí el artículo de este mes. En el siguiente artículo veremos los tipos de gomas que existen y cuál debes de elegir en función de tus gustos.

Padel Zoom

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments