Padel World Press .- A todos nos ocurre alguna vez. Entramos en la pista y no tardamos en sentir que jugamos al compás, al ‘tempo’ que marcan nuestros rivales. La impotencia se adueña de nuestro juego porque los oponentes hacen con nosotros lo que quieren. No encontramos la manera de reaccionar, pasan los juegos, los cambios de lado, los sets y no hallamos la manera de revertir la dinámica, de darle la vuelta al marcador… Seguro que te sientes identificado con lo que acabamos de comentar.

A continuación, el equipo de PadelGood nos ofrece 4 sencillos consejos con los que se podrá conseguir hacer tuyo el ‘tempo’ de un partido, lo cual no implica que se vaya a ganar… Sólo se consigue, que no es poco, llevar un buen ritmo y estar concentrado en tu objetivo.

1.- Concéntrate y haz un buen calentamiento: que tu rival no te haga entrar frío al partido. Intenta que dure el tiempo que a ti te haga falta o, como mínimo, el tiempo reglamentario con independencia de las prisas por empezar que tenga tu rival. Intenta llegar con tiempo al encuentro y calentar físicamente como mínimo así como en pista si tienes oportunidad. Esto hará que no dependas del tiempo marcado en el reglamento o de las prisas de tus rivales. Comenzar un partido habiendo realizado un buen calentamiento, tanto físico como técnico, nos dará un plus de competitividad.

2.- Agota los tiempos reglamentarios tanto en los saques como en los cambios de lado: Tenemos 25 segundos para los saques y 1:30 para el cambio de lado. Debemos agotar los tiempos excepto cuando los puntos caigan de nuestro lado con facilidad. Si el partido está igualado, o estamos a merced del rival, es vital para ti y para conseguir que el rival vea que estás 100% concentrado en tus rutinas. Agotar los tiempos hará que sigamos concentrados a pesar del resultado y alargaremos el partido, así siempre tendremos más tiempo de reaccionar en caso de resultado adverso. Recordemos que el partido no termina hasta que no le damos la mano a nuestros rivales.

3.-Cuatro botes en cada saque: es solo un ejemplo. No saques sin un ritual, intenta llevar una rutina, 4 botes, 6, 8… o colócate los calzones o muñequeras como Rafa Nadal, haz lo que quieras, pero intenta hacerlo siempre que saques, entrenando o compitiendo. Te dará un extra de concentración  e incluso podrás mermar la paciencia de tu rival, por lo general siempre deseoso de que la pelota se ponga en juego con rapidez.

4.- Tres segundos de desahogo: El tiempo que tienes para el saque o para los cambios de lado, no lo uses para desahogarte, enfadarte, gritar o desesperarte. Si necesitas hacerlo, solo debes ocupar 3 segundos después del punto, tiempo más que suficiente y que te permitirá seguir concentrado para la siguiente acción.

Aplícalos y notarás una mejora en tu juego… ¡Inténtalo!

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments