El gaditano ha completado un 2016 que nunca podrá olvidar, en el que firmó muy buenas actuaciones en el Circuito World Pádel Tour, en el que fue convocado por primera vez con la Selección Española Absoluta y en el que se proclamó Campeón del Mundo por Parejas Nacionales y Subcampeón por Selecciones. No te pierdas la entrevista concedida a la FEP.

Padel World Press .- Llega la hora de poner fin a la temporada. Tras un pequeño descanso, los jugadores comenzarán a preparar la próxima campaña y, entre ellos, estará un Chiqui Cepero que siente que ha crecido mucho como profesional durante este año.

El andaluz habló con el equipo de la Federación Española, ante quienes analizó todo lo vivido a lo largo de un 2016 repleto de éxitos y en el que maduró como deportista.

Ha sido una temporada muy completa para ti: Campeón del Mundo por Parejas, Subcampeón por Selecciones, Campeón con Andalucía y tres veces en cuartos de final en el Circuito WPT. ¿Contento, no?

La verdad es que sí, muy contento… Sobre todo por ese salto de calidad que he dado esta campaña ya que estos dos últimos años no estaba jugando a buen nivel y éste he vuelto a recuperar sensaciones, evolucionando de forma muy positiva. Creo que eso es lo complicado: recuperarte de esos malos momentos que suceden en tu carrera como deportista y salir reforzado de ellos. Ahora estoy con ganas de que empiece la nueva temporada y de comenzar a entrenarme con mi nuevo compañero en pos de hacerlo lo mejor posible.

Esta ha sido tu primera llamada con la Selección Española Absoluta. ¿Cómo ha sido la convivencia con ese grupo de jugadores?

La verdad es que, como ya hemos dicho todos los componentes de la Selección, la convivencia fue excelente. Nos han ayudado mucho, tanto a Lebrón como a mí, que éramos los noveles porque el resto de jugadores que llevaban más tiempo. No nos han hecho demasiadas novatadas, quitando en la presentación del Campeonato, que me hicieron hablar a mí (risas). La verdad es que los compañeros son unos profesionales de este deporte y con gente así todo es mucho más fácil. Ojalá pueda volver a estar en otro Mundial. Sólo por el hecho de representar los colores de tu país ya merece la pena.

En lo relativo a la competición por parejas, ibais como pareja número 1, y al final conseguisteis llevaros el triunfo, sufriendo bastante en octavos y cuartos de final, algo que os hizo más fuertes.

Sí, fue un Campeonato complicado, ya que tuvimos una segunda ronda difícil, contra Bergamini-Chico Gomes a tres sets. Luego sabíamos que nos tocaba enfrentarnos con toda la batería de jugadores brasileños, sabiendo que en la prueba por selecciones, Julianoti-De Oliveira le habían ganado un punto a Argentina. Contra ellos también tuvimos un partido durísimo, que fue casi una final anticipada. Muy contento, la verdad, por alzarnos con el título de Campeones.

En el Campeonato por Equipos, tras un segundo punto de infarto, os tocó salir para ganar el título en el tercer encuentro. Al final, Cristián Gutiérrez-Miguel Lamperti se llevaron la victoria para Argentina en dos sets igualados. ¿Crees que su mayor experiencia fue la clave para decantar la eliminatoria?

Sí, creo que ambos sets estuvieron muy igualados. Nosotros empezamos mejor pero ellos terminaron mejor. La diferencia estuvo en que a pesar de comenzar nosotros con mejores sensaciones, no conseguimos romper su servicio y eso nos pesó al final de las dos mangas, donde ellos pudieron sacar a relucir su mayor experiencia y veteranía en la cancha. Aún así me fui contento de la pista y agradezco a Jon la oportunidad de dar esa responsabilidad a una pareja tan joven como la que formé con Lebrón. Creo que si sigue por ese camino, dentro de dos años la pareja que esté ahí, estará preparada para jugar y ganar ese partido decisivo.

A nivel WPT, la temporada ha sido bastante regular pese a que al final de la misma quizá os vinisteis un pelín abajo, cayendo en algunos torneos contra parejas no muy habituales. ¿Cómo valoras esta campaña junto a Pablo Lijó y Fernando Poggi?

La verdad es que de forma muy positiva. La primera parte con Pablo muy bien; me llevo un gran amigo con el que sigo haciendo cosas fuera de la pista. Al final, el cambio nos fue bien a los dos y seguimos manteniendo una gran relación. Con Poggi he aprendido todo lo que tiene que aprender un profesional: actividades, alimentación, rutinas, horarios, principios o mentalidad… Todo me lo ha enseñado él y le estoy muy agradecido de su constancia y paciencia.

Si te tuvieras que quedar con algo de este año, ¿qué sería?

Lo que les digo a mis padres: pádel tenía hasta 2014. Luego, por problemas míos principalmente, tuve un bajón muy fuerte pero este año he sabido volver a la buena senda, madurar muy rápidamente, no exteriorizar tanto mis sentimientos en la pista y saber competir como un profesional. Al final, creo que esa es clave: todos somos jugadores de pádel pero no todos somos verdaderos profesionales. Eso es lo que he alcanzado en esta temporada.

En 2017 jugarás con otro jugador muy experimentado, que ha sido compañero tuyo en la selección, Aday Santana. ¿Qué sensaciones tienes para este 2017?

Tengo unas sensaciones muy positivas. Que te llame una de las ocho primeras parejas del Ranking siempre es un halago y ya hemos trabajado un año juntos con Jorge Martínez. Esta temporada he tenido la oportunidad de entrenarme varias veces con él al estar Willy fuera, con lo cual creo que vamos a tener muy buena sintonía… Además, yo le voy a aportar esa alegría y esa juventud que siempre hace falta en jugadores ya más veteranos. Si me tengo que mojar, como de la pareja ocho a la doce todos están muy igualados, intentar separarnos de ese grupo. Eso supondría un salto cualitativo a nivel de resultados.

Imagen: World Pádel Tour

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments