Llega la séptima entrega de los artículos de Julián Álvarez. Especialista en Medicina de la Educación Física y el Deporte, Nutricionista y miembro del Consejo Asesor en Nutrición de Herbalife Internacional, en esta ocasión nos hablará sobre la ‘adaptación’ de nuestra alimentación a las distintas estaciones del año.

Padel World Press .- La llegada del otoño marca un punto de inflexión: Dejamos atrás las vacaciones y volvemos a introducirnos en nuestra rutina para abrir camino al invierno. Volvemos a nuestros entrenamientos, nuestros partidos y nuestra presencia habitual ‘en la pista’. Hasta ahí bien, todo correcto, pero los deportistas, de élite u ocasionales, sabemos que estos cambios suelen afectar a nuestra alimentación. Y si bien deberíamos mantener unos hábitos saludables y una línea de alimentación equilibrada durante todo el año, habría que señalar que ésta también se adapta a las singularidades de las estaciones.

Si, este artículo va para ti. Aunque te cuidas, querido jugador de pádel, es probable que con el verano y las vacaciones te hayas ‘dejado llevar’ y hayas dejado de lado algunas de esas recomendaciones básicas. Por eso, es importante recuperar cuanto antes el hábito correcto para evitar que esos ‘deslices del verano’ se instauren en nuestros hábitos y afecten de manera negativa a nuestra salud y, sobre todo, es fundamental que recobremos el ‘orden’.

Con las vacaciones los horarios se alteran, nos damos libertad para romper las rutinas y dormimos y comemos cuando nos apetece. Eso no está mal para sentirnos ‘liberados’ por unos días, pero nuestro organismo es una ‘máquina de ritmos’ y el sueño; las comidas y el ejercicio son los marcadores de esos ritmos. Debemos organizar de nuevo nuestra vida con orden, levantándonos a la hora que corresponde (yo recomiendo hacerlo un poco antes y hacer algo de ejercicio) y comer a horas más o menos fijas.

En cuanto a qué comer, por supuesto no debemos olvidar las ventajas de ser un país mediterráneo cuya dieta es Patrimonio Cultural de la Humanidad. Para empezar tenemos los cítricos. Nuestro ‘clásico’ zumo de naranja en la mañana que, además de colaborar a nuestra hidratación matutina (que es una necesidad que a veces, por las prisas, olvidamos), es una gran fuente de Vitamina C, cuyo papel en la defensa frente a esos catarros estacionales está ampliamente documentado… Pero también es importante la Vitamina D, ya que con la disminución de las horas de sol y de nuestra exposición al mismo, la disponibilidad de esta vitamina (dependiente de dicha exposición solar) va a verse afectada con el cambio estacional y por ello es importante mantener un adecuado consumo de pescados (sobre todo los ‘azules’ como el atún o la sardina), huevos y lácteos (aunque los desnatados, al ser una vitamina liposoluble, suponen un aporte muy reducido). Así evitaremos problemas por defecto a pesar de la brusca disminución de nuestra exposición solar, aunque juguemos al aire libre.

No olvidemos además que, en general, todas las frutas y verduras, pilares de la Dieta Mediterránea, también aportan otras muchas vitaminas y gran cantidad de nutrientes, incluidos muchos antioxidantes. Para completar ese aporte de nutrientes esenciales, debemos tomar también alimentos proteicos vigilando el aporte de grasas saturadas, es decir, carnes blancas (el conejo es una buena opción poco aprovechada) pero, sobre todo, pescados (bajos en grasa, y que, cuando la contienen, es rica en los muy recomendables Omega3).

Cuando volvemos a entrar en nuestras rutinas también es posible que planifiquemos un poco más nuestra dieta, sobre todo si podemos comer en casa o acostumbramos a llevar un ‘tupper’ al trabajo. Pero tanto si hacemos nuestra propia comida, como si vamos a comer de menú, tenemos que mantener ese criterio de salud y elegir siempre la mejor opción. Por ejemplo, huir de fritos y rebozados y buscar platos al horno o la plancha y buscar siempre las verduras y el pescado, e incluso, en el postre, si es que lo tomamos, elegir una fruta en vez de un dulce. En ocasiones, el estilo de vida ajetreado no nos da el tiempo suficiente para preparar y tomar una comida saludable, lo que convierte al batido o barrita que sustituyen a una comida en nuestro mejor aliado.

Otro elemento que recuperamos en estas fechas cuando empiezan a bajar las temperaturas, son los platos de cuchara, de los que tenemos una amplio abanico a lo largo y ancho de toda nuestra geografía y que suelen ser platos muy completos que combinan una gran variedad de alimentos con una base de legumbres y verduras y un aporte añadido de otros alimentos proteicos (carne o pescado). Estos platos de cuchara pueden suponer un aporte nutricional interesante siempre que vigilemos las calorías (en otras palabras, controlar lo que se echa a la olla). También recuperamos las infusiones, que siempre han estado presentes en nuestra cultura y que se sitúan en el otro extremo de la balanza, ya que, no solo no suponen un aporte calórico, sino que incluso, además de otras propiedades como el efecto antioxidante de todas ellas, pueden tener un efecto de activación de  nuestro metabolismo.

Pero, como siempre recordamos, el mejor motor de nuestro metabolismo es una actitud positiva que se puede mostrar desde por la mañana haciendo un poco de ejercicio. Y es que, el hecho de llevar una alimentación saludable y equilibrada es algo que debe mantenerse todo el año, no sólo para cuidar la línea, sino, sobre todo, para que nuestro organismo permanezca saludable.

No se trata de hacer dietas estrictas u olvidarse de ciertos alimentos, sino de aprender a comer, adquirir ciertos hábitos y aplicar el sentido común al ámbito de la alimentación, acompañándola de algo de ejercicio físico. Sólo así lograremos un equilibro entre todas las opciones de alimentación que tenemos a nuestra disposición y conseguiremos ese estilo de vida saludable que favorece el buen funcionamiento de nuestro organismo…

Si no somos nosotros mismos los que cuidamos nuestro cuerpo, ¿quién lo hará?

Julián Álvarez

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments