Llega una nueva entrega de nuestros Tests de Palas. En esta ocasión, el modelo analizado ha sido SKY, una de las grandes joyas de la ‘corona’ de Black Crown.

Padel World Press .- Esta vez toca mostraros los resultados de las pruebas a fondo que hemos hecho del modelo SKY que la marca de Black Crown  nos presenta y que, en la actualidad, empuña el número 10 del Ranking World Pádel Tour: el luchador Adrián ‘Tito’ Allemandi.

Igual que en los anteriores test, esta pala la hemos podido disfrutar durante algunos meses y no ha sufrido ningún problema cosmético ni de fabricación, más allá de los provocados por apurar demasiado las bolas… Y es que, cómo ya sabéis, nunca hay dar una bola por perdida.

Para empezar, vamos a detallar el producto en mano

Como ya dijimos con el modelo ICE, esta pala nos la presentan en una funda que tiene unos acabados correctos, con un bolsillo con cremallera para guardar objetos personales. Está acolchada para minimizar los impactos que pueda recibir la pala y como también comentamos sobre el color de las fundas personalizadas, en este caso es roja como la estética de la corona de la pala. También apuntamos en este caso que volvemos a echar de menos que la funda sea termo para aquellos que no usan paletero y van a las pistas con la pala bajo el brazo. No es totalmente necesario pero son detalles que nos gustan.

Abrimos la cremallera… y DESDE YA puedo decir que es una de las palas más bonitas que he visto este año. Sin duda tiene una estética muy llamativa, colores brillantes con una base negra resaltando un rojo muy vivo y un fondo de color gris que conjuga muy bien con la corona roja. Tiene el mango de corto tamaño dando todo el protagonismo a la pala. La forma es redonda, en resumen, os entrara por los ojos al instante.

Guarda detalles propios de Black Crown como la corona en el tapón de la base del mango y en rojo en la parte superior del marco.

En este caso, al empuñarla notas que el peso está bastante equilibrado. Nosotros hemos usado dos overgrip y se mantiene el equilibrio al medio. Ya podemos atisbar que su comportamiento en pista podría seguir el mismo camino.

Este modelo de test pesa 365 gramos y no la advertimos pesada aunque estemos acostumbrados a pesos inferiores, que para nuestra muñeca suele ser más sano. Ya sabéis que para el peso de las palas hay cuentas matemáticas, trucos imaginativos pero, al final, uno mismo se siente cómodo o incómodo tras unos pocos partidos y sabe cuál puede ser el peso ideal aunque, con los materiales que se utilizan hoy en día, hay que estar abiertos a probar nuevos pesos. Vuestra salud depende de ello, creedme.

El grip es estrecho. Os hará falta poner algún overgrip (que en nuestro caso serán dos) y la cuerda de sujeción es de cuerda sencilla que, como ya dijimos, es lo normal en la mayoría de palas aunque preferimos las de sujeción de pulsera.

Vamos a meternos en harina… ¡¡A la pista!!

Como tenemos costumbre, empezamos el test hablando del suave peloteo con bolas de fondo, donde ya notamos que siguiendo la línea de este año de la marca de la ‘corona’, el tacto de la pala es medio-duro aunque es un poco menos dura que su hermana ICE… Sentimos la bola un poco más que esta, lo que sin duda se verá reflejado en un mayor control de la pelota.

Desde el fondo de la pista vemos que la salida de la bola es buena. No regala ningún extra por lo que tendremos que ser partícipes en la acción del golpeo pero, sin duda, nadie podrá quejarse de que sea una pala que se queda con la bola, para nada… Buena salida con buen control.

Particularmente, desde el fondo de la pista hemos estado aplicando diferentes efectos a la bola respondiendo muy bien la pala; así que podemos darle un punto muy a su favor en ese aspecto.

En las voleas y las bandejas volvemos a confirmar una vez más nuestra sospecha inicial… Al igual que al fondo de la pista vemos que se trata de un modelo bastante equilibrado con un buen punto dulce, un poco más amplio de lo normal aunque sin ser exageradamente amplio. Siendo correctos con la pelota la vamos a colocar perfectamente. No es una pala agresiva, ni tampoco una pacificadora. La catalogaríamos más bien como una pala JUGONA.

Es fácil de manejar aunque, no nos engañemos, es una pala que por tacto y salida de bola hay que saber al menos un poco cómo llevarla. Por su punto dulce, que ayuda a que podamos permitirnos algún que otro error de zona de impacto, diremos que es una pala que puede estar muy bien dirigida a un nivel Medio estándar, es decir, desde los que están a punto de llegar al Nivel Medio en adelante.

Seguimos analizando los distintos comportamientos y pasamos a la bandeja, el golpe que todos deberíamos de dominar. Es una pala que siguiendo la línea anterior es muy correcta. Se le pueden añadir efectos sin que te reste nada de control, colocando la bola de manera fácil. Realizar efectos tipo víbora y similares no supondrán ningún riesgo añadido a esta pala, por lo que los fallos en la ejecución serán sólo de quien la empuñe, jajaja. Es una pala que acepta bien todo tipo de golpes sin exigirnos demasiado. Con solo tener la ejecución un poco saneada aseguraras que la bola te obedezca sin quejarse.

Si pasamos al smash y llegados a este punto sabréis más o menos lo que nos va a ofrecer… ¡¡Sí!! La salida de bola y el punto dulce también nos va asegurar un smash correctísimo, sin alardes. Sabiendo pegarle tendremos lo que le pidamos. Si buscáis una pala que os ayude en este aspecto en esta pala no lo vais a encontrar. SKY no es pegona pero a cambio te va a acompañar en todo lo que hagas con su mejor sonrisa sin defraudarte ni darte falsas esperanzas. La salida de pared será, una vez más, la que sepamos hacer… Pero eso sí, la colocación y efectividad estarán bien respaldas por nuestra SKY, permitiendo que saques el mejor provecho a tus cualidades y colocarla a la vez que le imprimes potencia o la dejas corta.

En cuanto a los globos, salen bien profundos y colocados. Un golpe más al que poder añadirle efecto sin quejas.

Llegados al punto de tener que defender, habría que decir que se trata de una pala que no os va a regalar nada pero que con su buen tacto, control, punto dulce y correctísima salida de bola, hará que vuestra confianza no resulte dañada y os veáis acompañados en todo momento. Con ella podréis variar la velocidad de vuestros golpes sin mayor dificultad y no exigiendo una técnica alta para lograr que la pelota pase la red y sea rescatada de las garras del césped o cemento.

Sin duda es una muy buena compañera de viaje, como yo a partir de ahora la bautizaría. Y es que si bien no es una pala que destaque en nada concreto si es una compañera ideal para llevarte a todas y cada una de las situaciones en las que nos podemos encontrar a lo largo de un partido, permitiendo a su vez que no haya que estar pendiente de ella… Así pues, una preocupación menos y más concentración en el juego.

Pala de equilibrio de Black Crown, es un modelo perfecto para aquellos a quienes les guste tener un comodín en la mano: completa,  que no se queja en ningún momento, respaldando todos y cada uno de nuestros movimientos. Estaría muy adelante en la línea de las palas jugonas…

 

En resumen…

La estética es ESPECTACULAR. Uno de los mejores diseños de 2015, que dan ganas de tocarla a primera vista.

Diseñada y concedida para un jugador TODOTERRENO, que no tenga un único hábitat natural y guste de una pala que sepa aclimatarse a todas los estados… Un poco de control, un poco de potencia y un poco de nosotros mismos.

Las voleas y bandejas salen a la perfección a poco que acompañemos la acción. Serán todo lo rápidas o lentas que le pidamos porque sólo tendremos que acompañar bien la pelota. Aplicar efectos no será un problema para esta pala y, en cuanto al smash, nos traeremos la bola sin tener que dejarnos el alma. Repetimos que la salida de pelota es muy correcta así que no podemos decir que no sale, jejeje.

Si me pedís que resalte alguna cualidad por encima de otra os diré que es el control. Tiene un buen control de bola por el tacto más blando que la ICE y porque su punto dulce es amplio.

Como habéis podido observar, esta vez no ha caído ningún ‘pero’ en todo el análisis pero es que realmente no lo hemos encontrado… Al menos, ninguno significativo. Estamos ante una pala que vale para todo y de la que sólo encontraremos defectos si estamos buscando que nos aporte más en un área específica del juego.

Me gustaría destacar su jugabilidad. Es muy jugona, muy útil, muy divertida y con la que podemos sacar todo el jugo a nuestras capacidades.

A la hora de hablar de la durabilidad, nos remitimos a lo dicho en la ICE: “Esta pala de test no hemos utilizado protector en el marco y ha tenido sus contactos con cristales, red, suelos y algún choque con otra pala del compañero… He de decir que fuera de esos raspones que obligatoriamente le surgen, la pintura, el marco y los compuestos de la pala han seguido conservando su estructura original. Sin raspones, seguiría estando como nueva.”

Es un placer haber estado una vez más con vosotros… Espero que os sea útil este análisis y sólo deciros que seguimos probando, por lo que pronto volveremos con nuevas entregas.

Un cariñoso saludo y… ¡¡Nos vemos en las pistas!!

Hugo R.

 

Análisis de la pala Black Crown Sky

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments