Llegamos con más novedades para este año de Black Crown, una marca a la que volvemos a agradecer que siempre confíe en nosotros para probar sus palas antes incluso de que salgan al público… Siguiendo el camino del anterior test, en éste os hablaremos de sus dos modelos intermedios que, con unos precios más económicos, se convertirán en unas armas en las que los jugadores de un nivel medio podrán confiar al 100%.

Padel World Press .- Seguimos desgranando las novedades que la firma de la Corona Negra ha preparado para este 2017… Después de haber catado y analizado las palas PRO, en esta ocasión toca hacerlo con la Gama Intermedia… Una vez más, gracias por la confianza depositada en nosotros para testearlas antes de que saliesen a la venta.

Los nombres elegidos, Fox y Tiger, están en consonancia con los modelos Pro, por lo que se sigue apostando por animales carnívoros que se caracterizan por su rapidez y por su inteligencia. El Zorro y el Tigre, dos animales que destacan por su imponente porte.

Dicho lo anterior, vamos a realizar un test conjunto de ambas pero no con el objetivo de establecer una comparativa con la Gama PRO (que nada tiene que ver) ni, por supuesto, tampoco entre ellas… Como hemos podido comprobar, son dos palas que abarcan a dos tipos de jugadores distintos aunque, en ocasiones, sus cualidades se asemejan a la perfección.

Tras haberlas ‘sometido a examen’ durante varios partidos y entrenamientos, podemos decir sin riesgo a equivocarnos que tienen buena durabilidad… En cuanto a los acabados, y después de probar la Gama PRO, observamos que éstas usan una cosmética más sencilla y unos acabados menos exigentes que la Gama Alta. Como es evidente, el que algo quiere, algo le cuesta. Eso sí, apenas sufrieron daño alguno en la pintura y ya sabéis que nunca damos el punto por perdido, por lo que arriesgamos cuando tuvimos que hacerlo siempre con permiso de Black Crown, que nunca nos exigió que tuviésemos especial cuidado con ella sino que nos pidió que la probásemos todo lo que pudiésemos.

Empezamos ya con el producto en mano…

Lo primero que nos vuelve a llamar la atención es el color de las fundas que las protegen, a juego con el color principal de las palas.

El modelo Fox viene con una funda en color rojo intenso, muy vivo, que seguro hacen las delicias de aquellos a los que les guste no pasar desapercibido.

Por su parte, Tiger trae una funda azul intenso pero algo más discreta que su hermana. En cualquier caso, ambas son muy bonitas y ‘vestibles’ para aquellos que den importancia a estos detalles.

La descripción del producto sacado de la funda sería:

Fox es de forma redonda, con un color base rojo intenso y la famosa corona que da nombre a la marca  en color negro. En la parte inferior de la cara tiene un toque en color negro a juego con la corona.

Su mango es de tamaño grande, con la cuerda de sujeción normal y la sentimos con un peso equilibrado al centro, aunque podría ser que estuviera un poco más desplazado hacia arriba… No obstante, esto resulta casi imperceptible, hay que ser muy fino para notarlo.  El peso de la pala de test es de 365 gramos.

Tiger es de forma redonda. Las caras son de un color base azul intenso (más intenso que el de la funda) mientras que la famosa corona que da nombre a la marca se presenta con el trenzado de la fibra a modo visto. En la parte inferior de la cara presenta un toque en color negro.

Su mango es de tamaño grande, con la cuerda de sujeción normal y la sentimos con un peso muy equilibrado que la hace cómoda al tacto.

Al igual que sus compañeras PRO, una de las primeras cosas que llamará la atención de cualquiera que la empuñe es que se tendrá la sensación de que parecen más pequeña, incluso como si no tuviera las medidas reglamentarias… Si nos fijamos bien, no tiene tanto que ver con el tamaño de la cara de la pala sino con el tamaño de la empuñadura o mango. La empuñadura es grande lo que, sumado al  puente que une cara y mango, hace que las caras de la pala (la pala en sí) quede más arriba de lo normal… Por eso, se tiene la sensación de que es más pequeña de lo que realmente es. Según nos dice la marca, y como hemos podido comprobar, este nuevo diseño está inspirado en la forma que tiene de golpeo a dos manos Marta Marrero, una de las grandes estrellas de la marca y actual número 1 del Ranking Femenino. No afecta al golpeo de la pelota sino que más bien nos ayuda con la forma de empuñarla… Y es que nos permite cogerla más arriba si así lo deseamos, además de facilitar mejor el golpeo bien arriba de las bolas que peguemos por alto (smash, x3, etc…) y, sobre todo, es muy cómoda, como ya hemos dicho, para que los golpes de revés (que cada vez se está enseñando más), e incluso de derecha (como lo hacen algunos júnior), se hagan a dos manos. Nosotros usamos este golpe en bolas complicadas por debajo de revés y, desde luego, nos ha gustado mucho.

Asimismo, y como algo característico de Black Crown para sus palas de esta temporada, comentamos un detalle que nos ha llamado también la atención en estos modelos:

En ambos lados del puente, en el canto,  han incluido un detalle con el nombre de Black Crown de goma que sobresale a la misma y que ayuda mucho en los golpes de revés (al empuñarla arriba en posición de espera) a la hora de sujetar la pala con la mano no dominante que, aparte de la comodidad que supone, ofrece un mejor agarre con dicha mano y así se puede ofrecer mayor resistencia para lanzar la pala. Al ser de goma, incluso con sudor podremos sujetar con comodidad el puente con los dedos.

Si la marca lo hizo con esa intención, es algo que no sabemos… Pero que a nosotros nos ayuda es un hecho y todo lo que facilite la comodidad en el uso de nuestra arma es un acierto, por lo que así lo resaltamos.

Y empezamos con lo bueno…   ¡¡A la pista!!

Como ya hemos dicho, vamos a analizar dentro del mismo test dos palas de la misma marca por lo que lo vamos a estructurar diferenciando el comportamiento de ambas en cada golpe y, por lo tanto, en cada situación de juego según nuestra experiencia vivida en los partidos.

Como siempre empezamos el test con el peloteo en el fondo de la pista.

Con Fox tenemos una pala sencilla en el golpeo de fondo. El tacto es medio-duro y dentro de su sencillez es un modelo que se mueve bien de lado a lado. Desde esta posición dentro de la pista ofrece control aunque, sin duda, lo que tiene es buena salida de bola conjugada con potencia. Cuando se le aplica demasiada fuerza cuesta más controlar la bola y, cuando cortamos un poco de gas, cuesta pasarla… Pero no deja de ser algo a lo que nos acostumbramos con rapidez, cogiéndole el ritmo. El punto dulce es medio penalizando un poco cuando nos alejamos del centro de la misma.

Con Tiger, tenemos un modelo sencillo igualmente, sin alardes, pero que en la que el punto dulce se amplía con respecto a su hermana Fox. Tiene buen control y en esta ocasión sí que tienes que darle fuerza al golpeo para pasar la bola con comodidad. Estamos ante una pala que tiene un control muy bueno, con un tacto medio, y que permitirá que dirigir la pelota no cueste mucho.

Echamos al rival atrás y toca subir a la red… A volear.

Con Fox tenemos la contrapartida del golpe de fondo. En la volea vemos que no anda nada mal de potencia. Con un armado corto y acompañando la bola hacia delante, veremos como ésta corre a lo largo de la pista con facilidad. Parece que estamos ante una pala que se prodiga más en ataque aunque tampoco es una diferencia abismal con respecto al fondo de la pista. Voleas fáciles y bolas rápidas; sin duda, un acierto.

Con Tiger mantenemos lo dicho en el golpeo de fondo. Sigue siendo una pala muy cómoda de mover y con un buen control, exigiendo un poco realizar bien el gesto para sacar la bola rápida algo que sin duda supliremos con una colocación casi donde hayamos pensado mandar la pelota. Estamos ante uno de esos modelos a los que yo me apuntaría de querer ir ganando confianza en nuestros golpeo y, por lo tanto, ir aprendiendo a jugar más y mejor al pádel.

Y en esta posición, vamos a ejecutar el smash.

Fox presenta una potencia media-alta. No defrauda en absoluto y tiene una potencia muy aceptable, en la que no nos regalará un plus de fuerza a nuestro brazo pero sí que hará una buena transmisión de la fuerza del brazo a la pala. La bola saldrá rápida y, gracias a su movilidad, podremos lograr buenos smash y sacarla x3 con algo de técnica.

Con Tiger, este será un golpe que no le favorecerá. Tendremos que pegarle duro a la pelota ya que carece de potencia y, la que tiene, es para acompañar a una técnica muy bien hecha. ¿Podremos traernos bolas y sacarla por tres? Sin duda, claro que sí… Pero siempre contando con una buena técnica.

Seguimos por las alturas para pasar a  la bandeja.

Con Fox saldrán unas bandejas rápidas y agresivas, con una buena ejecución. El tacto medio-duro hará que nuestro sonido sea seco pero también que salga con fuerza. El punto dulce más bajo requiere acomodarse bien para poder arriesgar con víboras o bolas profundas. Si tenemos el golpe cogido, pondremos en dificultades a nuestros rivales.

Con Tiger, la bandeja será muy cómoda. Su buen punto dulce es, para mí, su mayor virtud… Por eso, mandar una bandeja al cristal será solo error nuestro. La comodidad con la que desarrolla el golpe ayuda mucho para aquellos que no tengan la bandeja como su golpeo favorito. Si hubiese que ponerle un pero sería que para que salgan rápidas hay que apretar bien la pelota. En cuanto a darle colocación o profundidad, esta pala será una gran consejera.

Cuando no nos queda más remedio realizamos una salida de pared.

Con Fox seguimos con su toque atacante. Salida de pared buena sin alardes pero si tenemos la intención de que salgan rápidas, y sabemos hacerlo, esta pala nos acompañará de la mejor forma posible. Lo que mejor le va son las salidas de pared altas porque en defensa, o bajas, le costará un poco más tomarle el ‘timing’. Nada que no podamos aprender con algo de práctica.

Con Tiger tenemos justo lo contrario: gran control en defensa. Para desarrollar bolas cortas o chiquitas es una pala de garantías. Defenderemos todo lo que nos caiga y tendremos un poco más de complicación en las salidas altas, a las que tendremos que aplicarles una dosis de fuerza. Ahora bien, si en vez de eso queremos colocarla a los lados, responderá a la perfección.

En cuanto al desarrollo de los globos.

En ambos caso las dos palas responden muy bien y con mucho acierto. Son armas que, en posiciones cómodas, serán una prolongación de nuestra mano. En este aspecto es donde más se asemejan ya no que no tienen intención de complicarnos la vida en absoluto. Buen golpe para ellas.

Cuando bajemos a forzar nuestras rodillas en defensa.

Ya hemos dado una idea aproximada en las anteriores líneas.

Fox nos sacara de algún que otro apuro con bolas a ras de suelo, complicadas de sacar. En los bloqueos de bolas rápidas será un poco menos predecible pero, no obstante, es una pala fácil en la que no tendremos que estar pendiente de ella… Siempre estará a nuestro lado.

En cuanto a Tiger, con su punto dulce, podremos permitirnos algún que otro error de impacto. Al no tener buena salida de bola, podremos aprovechar perfectamente la velocidad que imprima el rival para salir del apuro y con un control del golpe perfecto.

En resumen…

De estética, le damos una buena alta. Son palas sencillas como ya hemos dicho pero no por ello la marca ha querido que sean simplonas… Al contrario, tienen una estética bonita, llamativa por sus colores vivos y que harán las delicias de aquellos que las empuñen.

Ambas palas, sin duda alguna, son muy recomendables para todo tipo de público, en especial para aquellos que están definiéndose con uno u otro perfil de jugador, es decir, para quienes se estén especificando como jugador de ataque elegiría el modelo Fox y para los que tengan un perfil más conservador y seguro elegiría Tiger. Con esto quiero decir que son palas que, además de recomendar a personas concretas, las recomendaría para quienes estén en un proceso de mejora continuo y quieran significarse por un lado u otro del juego e incluso para que aquellos que ya tienen un perfil definido puedan experimentar el ‘otro lado’ de la acción en la pista.

Espero haberme explicado bien con el apartado anterior, pero es una sensación que rápidamente advertimos en los test y que nos encantó haberlas conocido antes.

Sus empuñaduras largas permiten un agarre más cómodo en los golpes a dos manos e insistimos que os llamara la atención enseguida este hecho, porque tendréis la percepción de que la pala es más pequeña y nada más lejos de la realidad.

Recordar que vuestros comentarios son bien recibidos en la parte inferior de esta página, por twitter o por correo electrónico a info@padelworldpress.es

Un saludo y… ¡¡Nos vemos en las pistas!!

Fox

– Potencia: 4.

– Control: 3.

– Jugabilidad: 4.

– Diseño: 4.

– Acabados: 3.

Tiger

– Potencia: 3.

– Control: 4.

– Jugabilidad: 4.

– Diseño: 4.

– Acabados: 3.

– Nota: La valoración en estrellas que aparece en este artículo es el resultado de la ‘media’ de ambos modelos.

Test de Black Crown Fox, por Hugo Pádel

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments