Llega la tercera entrega de nuestros Tests de Palas. En esta ocasión, el modelo analizado por Hugo R. ha sido Cobra, un modelo de Black Crown que ha llamado la atención por su sensación de control.

Padel World Press .- Bienvenidos a un análisis más en el que iremos finalizando los test de los modelos que la marca Black Crown nos ha presentado para este 2015… En esta ocasión, plasmaremos las sensaciones que nos ha dejado el modelo Cobra, con el que la marca de la ‘corona negra’  pretende armar al jugador que va sobrado de potencia y que desea tener un plus de seguridad y puntería en cada uno de sus golpes.

Para empezar, vamos a detallar el producto en mano.

Como ya hemos dicho con los anteriores modelos, una vez más el producto nos lo presentan con la funda personalizada. En este caso, es verde, color representativo de Cobra. La funda que contiene el típico bolsillo con cremallera para guardar objetos personales y el acolchado básico para minimizar los golpes que puedan sufrir la pala en sus desplazamientos. Sin embargo, lo diremos otra vez, le faltaría el broche de ser termo para un mejor depósito de la pala mientras no la estemos usando. En nuestra opinión, ese sería el remate final a las fundas personalizadas.

Abrimos la cremallera y sacamos nuestra ‘venenosa pala’. Ignoramos el porqué del nombre elegido para este modelo pero suponemos que el color está en consonancia por el mismo… Su presentación es de un verde reptil muy bonito, que resalta sobre un negro que recupera al estilo de su hermana ICE un modo de ‘carbono visto’. El material está muy presente en la fabricación de esta pala, si es que eso os puede orientar en algo. El mango corto, como ya no es novedad en el resto de modelos de Black Crown, y los detalles también típicos incorporados por la marca, a saber, la corona en el tapón de la base del mango y en el canto en su parte superior.

Al empuñarla, se percibe que el peso está ligeramente desplazado hacia el puño, significativo de que nos encontramos ante una pala enfocada al control. Ágil al tacto, presenta un grip estrecho al que deberemos poner los overgrip necesarios para ajustar nuestra empuñadura. Así mismo ayuda a que el peso (en el caso de la pala de test son 365 gramos) sea más controlado pudiendo, si queremos, aumentar un poco hasta llegar el peso al que estemos acostumbrados. Su forma es redonda; el control se huele al instante.

Llegados a este punto, creemos  que no existe un peso estándar para una pala, ni un peso ideal para un grupo de personas. A nuestro entender, cada persona es un mundo, por lo que cada uno necesitará un peso específico que podrá ser igual o no a otro jugador con las mismas características de peso y estatura… Cada uno tiene su fuerza especifica en la muñeca, antebrazo, bíceps, hombro, así como su longitud y resistencia en cuanto a la condición física, amén de las lesiones propias u ocasionales… Es por eso por lo que recomendamos probar diferentes pesos hasta encontrar con el que nos sintamos cómodos cada uno, recordando que el peso se soporta durante mínimo un partido entero… Si probamos un peso sólo durante un par o tres de juegos y creemos que podemos con  ‘X’ gramos, a lo mejor al disputa un partido entero sufrimos, durante o post partido, alguna dolencia física achacable al peso de la pala.

No es un asunto baladí, nuestra salud en forma de lesiones puede estar en juego.

Retomamos, tras este inciso, el test de la pala y para ello…

Vamos a probar nuestra COBRA.

Empezamos con las sensaciones en el fondo de la pista. Peloteando con ella, el tacto de la pala es semi-duro, algo propio de la marca de la corona. Advertimos que no tiene mucha salida de bola por lo que hay que acompañar el golpe sin dudarlo. La más mínima duda hará que la bola quede floja o que no pase la red. La salida de bola es baja.

Como ya notamos en el equilibrio del peso de la pala, su control es bastante alto, lo que ayuda a darle buena dirección a la pelota, que irá allí donde le pidas. Su punto dulce, un poco más elevado que el núcleo de la pala, te dará un pequeño margen de error pero ¡ojo!, hemos dicho ‘pequeño margen’ ya que si la dirección seguirá en el curso que le hayamos dado originariamente, al no tener salida de bola y pegarle fuera del núcleo, la velocidad de la pelota será la gran perjudicada. En ese sentido, si estamos lejos de la red podemos sufrir sus consecuencias y si estamos, de la misma manera, las sufriremos en la respuesta del rival… La bola quedará muy blanda.

En el juego en la red, la verdad es que es una pala que nos ha gustado muchísimo en su parte de voleas y nos explicamos. Hay jugadores que prefieren que su pala sea mortal, que cada volea sea un misil de crucero hacia el rival; pero también existen otros jugadores que más que ser unos ‘killers’ prefieren ser unos verdaderos muros en la red, unos incordios, y es ahí donde esta pala puede mostrar un buen potencial. Si estamos bien posicionados colocaremos la bola en todas direcciones que queramos sin tener que realizar un  perfecto movimiento o tener un estilo puro. La pala podrá marcar los tiempos por nosotros y moveremos la dirección de un lado a otro sin importarnos la potencia con la que nuestro rival nos devuelva la pelota. Para este tipo de jugadores, que disfrutan poniendo la bala donde ponen el ojo, esta es su pala.

Con respecto a las bandejas, es muy parecida a su hermana Sky, de la que hablamos en el anterior artículo… Buena colocación de la pelota pero hay que acelerar la bola sin miedo. No será venenosa si a cada golpe no le aplicamos un poco de potencia.

Si lo que queremos es pegarla de smash, ya sabéis que aquí la pala es una más… Buena colocación, buena altura, buen estilo, buen golpeo, buena finalización y el smash saldrá perfecto… Si alguno de estos puntos no los cumplís, quedareis vendidos (sí, hablamos de que el golpe tiene que ser perfecto).

Cobra no es una pala para aquellos que no sepáis reventarla. Como dijimos con anterioridad, está más bien dirigida a jugadores que sean conservadores o que tengan potencia de sobra para aportarle a la pala. Lo bueno que tiene es que al tener el tacto semi-duro no se quedara con nada de potencia por lo que toda la fuerza que apliquemos ira directamente a la pelota.

Queremos remarcar que los efectos con esta pala, salen muy finos, muy sencillos. Si sabemos ejecutarlos podemos divertirnos mucho aplicando efectos a nuestros golpes por lo que para un jugador que guste de sacarla X3 será una muy buena compañera de viaje. Si dudáis entre pegarla de smash o x3, os aconsejemos que practiquéis este último. Entrenar con esta pala es muy beneficioso para el que la empuñe.

En el tema de la defensa, es una pala que da la talla… Repetimos, no os quedéis con un gramo de fuerza dentro al sacar las bolas difíciles y la pala os echara una mano en la colocación… Insistimos que las palas con poca salida de bola no son ‘malas’ pese a lo que la gente cree; son distintas, para un juego distinto. Nosotros nos divertimos mucho con ellas y hay momentos, partidos o situaciones en que añoramos este tipo de palas. En nuestra opinión, Cobra da un nivel de jugabilidad muy alto y que cumplirían con el objetivo que los expertos tanto remarcan en los partidos de pádel: el jugar y jugar y jugar el punto hasta poder ganarlo. Para los impacientes, a los que les guste el juego agresivo, no les aconsejo esta pala porque se creerán decepcionados en prestaciones y la culpa no sería de la pala… Sería de una mala elección por parte del jugador.

Es por eso por lo que reiteramos el mensaje de siempre: Probar, probar, probar… La pala que va bien a nuestro vecino a lo mejor a nosotros no nos aporta nada. Eso no quita para que las palas sean auténticos palones; cada pala para cada ‘player’.

Es una pala 100% control y por control entendemos que podemos elegir una dirección y una potencia en cada golpe. Eso es justo eso lo que la pala va a hacer en todas las situaciones de partido incluso en un bloqueo de pelota en la red, donde con un poco de antelación podremos además de bloquear la salida de nuestro rival, darle dirección al bloqueo.

Dicho lo anterior, los globos perfectos… Un punto fuerte sin duda de esta pala como muchos otros que exijan una colocación.

Las salidas de pared, pues me repito pero es más de lo mismo… ¿Salís de pared pegándole o haciendo ‘chiquita’ a la esquina? Pues para una tendremos que darle            muy duro a la pelota y para la otra será una delicia porque no resultará nada difícil ponerla en el lugar deseado.

En resumen…

Una estética que como ya vimos en los modelos de Black Crown anteriores, nos gusta por su sencillez y esa mezcla de colores vivos. En este caso se usa el verde, sobre un fondo oscuro, de carbono visto, que se usa en parte de la fabricación de la pala.

Nacida para aquellos jugadores que quieran seguridad, podríamos definirla como ‘la amiga o amigo’ que nos da la confianza en nosotros mismos para desarrollar nuestro juego. De ahí que la pala esté dirigida para jugadores tranquilos, que busquen hacer daño con la colocación de sus golpes y quieran jugar, jugar y jugar cada punto. El Seguro de Vida que te da la confianza necesaria para jugar tranquilo.

Para nosotros es una pala que está abierta a todo tipo de público, de los que empiezan a los más avanzados… Sólo tienes que definirte como jugador y ver si este tipo de pala os va más según vuestras características. Para aquellos que empiezan es una pala que os va a ayudar a ganar confianza por su alto control.

El jugo de la pala lo obtendremos en el control de cada golpe. Simplemente aplicándole la fuerza a la pelota y la dirección que pensemos darle, allí se dirigirá. Las voleas y globos, para mó, serian su punto fuerte. Si además tenemos un poco de mano en el fondo de la pista, podemos crearles problemas a cualquier pareja de las llamadas agresivas porque podremos hacerles perder la paciencia.

Como ‘pero’ que le ponemos es la ausencia de salida de bola. No es una pala para eso. No tiene salida de pelota pero, a cambio, tampoco va a poner ningún problema a la fuerza que nosotros le queramos aplicar a cada golpe… Es buen transmisor de nuestra fuerza a la pelota, así que no os cortéis en darle duro.

A la hora de hablar de la durabilidad, nos remitimos a lo dicho anteriormente con sus hermanas de Black Crown… Llevamos con esta pala más de 4 meses y está prácticamente nueva.

Gracias por vuestra atención. Esperamos que este análisis os sea útil y recordaros que necesitamos vuestros comentarios para mejorar día a día. Ese es nuestro objetivo. Si queréis ayudarnos podéis comentar en este mismo artículo en la parte inferior, en twitter o por correo electrónico.

Un cariñoso saludo y… ¡¡Nos vemos en las pistas!!

Hugo R.

Black Crown nos presenta su modelo Cobra

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments