Padel World Press .- No te pierdas este gran artículo, en el que el prestigioso técnico argentino, un entrenador inquieto, analítico y con una gran vocación docente, volvió a compartir con los aficionados sus conceptos, su metodología y sus experiencias… Además de ofrecer sus siempre acertados trucos y consejos.

¡¡Qué lo disfrutes!!

“En la mayoría de las notas anteriores los consejos estuvieron enfocados a la parte defensiva y a la preocupación por no regalar puntos ni oportunidades a los rivales. Ahora bien, hay partidos en los que con sólo defender y esperar el error del rival no basta, y es donde no se deben desaprovechar las posibilidades de atacar.

Lo que veremos ahora son las maneras de atacar desde el fondo de la cancha. Esto es importante remarcarlo ya que muchas veces los jugadores piensan que la única posición de ataque es en la red y se desesperan por mantener o tomar esa posición, cuando tienen muchas posibilidades de lograrlo iniciando ese ataque desde el fondo.

Características de jugadores que puedan aplicar esta táctica

Será aplicable para jugadores rápidos, que posean mejor volea que smash, y que se sientan más cómodos en la red que en el fondo por no tener quizás una buena defensa. Por otra parte, esta manera de jugar podrá ser la única posibilidad de ataque para jugadores que no posean un buen estado físico o una edad en la que ya no tengan la movilidad para mantener un buen juego de ataque en la red donde se requiere mayor despliegue físico.

Con esta forma de jugar gastarán energía solo cuando estén atacando y no la perderán en la red retrocediendo a rematar y haciendo todos los golpes previos en la red hasta llegar a contactar un golpe de definición. Se requiere tener una buena volea de ¾ de cancha.

Contra qué rivales conviene aplicar esta táctica

Será fundamental para verse las caras con rivales que defienden muy bien, que nos desgastan con sus globos y a los que nos cuesta mucho ganarles un punto desde la red, es más, muchas veces son rivales que juegan prácticamente de fondo y nos sacan de quicio con su juego defensivo.

Por lo general, defienden mucho mejor que lo que atacan por lo que nos convendrá dejarlos venir a la red e iniciar nuestro ataque desde el fondo atacando sobre sus voleas o sus smash que son justamente sus debilidades.

Cómo atacamos de fondo

Básicamente tenemos tres formas de intentarlo.

  1. Jugar pelotas a mucha velocidad.
  2. Subir con una ‘volcadit’a o ‘tontita’.
  3. Subir a volear el smash pasado del rival.

Jugando pelotas a mucha velocidad

La intención será la de pasarlos y ganar la red o bien esperar una mala respuesta del rival para entrar a volear. Esta situación se podrá generar con estos golpes: Drive o revés firmes desde el fondo. Podrán ser planos o con top variando las direcciones o al cuerpo del rival.

  1. a) Salida de pared alta

Nos queda después de un globo que nos superó o después de un smash que da rebote alto de pared, donde podremos hacer un golpe de mucha velocidad plano o con slice que obligue a una mala volea del rival.

En ambos casos no debemos entrar a volear detrás de nuestra pelota ya que la velocidad de la misma dejaría que lleguemos como mucho a mitad de cancha, con lo que no podremos cerrar rápido la red. Es por eso que luego de ejecutar nuestro golpe hay que hacer una pequeña pausa, estando siempre atentos a la respuesta del rival.

Se pueden dar tres posibilidades.

1- El rival ejecuta una buena volea.

Aquí es donde valoramos el hecho de no haber subido detrás de nuestra bola ya que, al quedar muy mal parados, lo más probable es que hubiésemos perdido el punto. Ahora, al estar bien parados en el fondo, recuperaremos la pelota y el punto seguirá normalmente. No lo pude definir pero no lo perdí.

2- El rival ejecuta una mala volea y deja alta la bola.

Debemos aprovechar esa situación y no dejar de atacar a la pelota con una volea de ¾ de cancha cambiando el ritmo y evitando que el rival se reincorpore echando a perder toda la presión ejercida con la anterior pelota.

Esa volea de ¾ de cancha es la que se hace partiendo de la línea de saque, dando un paso adelante, anticipando la pelota y se la usa como golpe intermedio para luego subir a la red (siempre que sido una buena volea).

En realidad, lo que vamos a hacer es subir a la red en dos tiempos pues la velocidad de nuestra pelota previa no nos da la posibilidad de subir y llegar a la red detrás de la misma como antes mencionaba.

Esta volea de ¾ es clave y será para todo tipo de jugador, desde el más rápido al más lento, porque no depende de la velocidad de uno, sino del tiempo que me da la pelota jugada anteriormente.

3-Los rivales no pueden volear nuestra pelota y tienen que correr a recuperar la pelota después de la pared

Es importante que tanto el que ejecutó ese golpe como el compañero suban a la red para atacar una recuperación que en la mayoría de los casos nos dejará una pelota entregada. Es aquí donde se valora la importancia de la salida de pared con slice ya que no permitirá una fácil recuperación de pared.

  1. b) Jugando una ‘volcadita’ o ‘tontita’

Llamo de esa manera a esos tiros bajos y lentos que caen delante de los rivales. Las características que deben tener son las siguientes.

  • Que pasen al ras de la red para asegurarnos que el rival no podrá volear la pelota por encima de la altura de la misma y, con ello, evitando toda posibilidad de que juegue una volea ofensiva.
  • Que sean tiros lentos como para darnos tiempo a salir corriendo detrás de nuestra pelota hacia la red y para que lleguemos a una buena posición de ataque para cuando el rival ejecute su golpe… En pocas palabras: para poder entrar a la red. En esta jugada sí debemos correr a la red detrás de nuestro golpe ya que la velocidad de nuestra pelota nos dará tiempo para llegar a pegarnos más a la red. En el caso de jugadores lentos o ya cansados deberán realizar una volea de ¾ de cancha y subir a la red en 2 tiempos.
  1. c) Subiendo a volear el smash incómodo del rival.

Es una de las más complejas ya que requiere:

  • Decisión.
  • Velocidad para llegar a la red.
  • Buena volea y reflejos.
  • Elegir muy bien al rival y el momento indicado.

Tácticamente se podrá usar cuando juguemos contra rivales que no posean un smash con mucha potencia y variantes ante globos pasados. Por lo general, son jugadores que tienen un smash tipo bandeja muy seguro, cruzado y con una buena dirección como para tenernos controlados en el fondo sin dar rebotes que nos puedan facilitar el contragolpe, es decir, nos tienen en el fondo y ante el primer error nuestro aprovechan bien la posibilidad de definir.

Es aquí donde conviene subir a volear el smash pero sólo cuando ejecutamos un buen globo logrando que el rival deba ejecutar su remate muy incómodo y donde previamente hemos observado a lo largo del partido que es muy reiterativo con el smash desde esa posición, con lo que podemos anticipar la pelota que jugará y de esa manera acotar parte de la cancha que tenemos por cubrir.

Lo importante, como decía con anterioridad, es la decisión para subir detrás de nuestro globo ya que tengo que llegar a estar a aproximadamente a 1 metro de la red en el momento que me toque volear.

Anímense a practicarlas porque son situaciones importantes y divertidas de aplicar.

Nito Brea».

Foto: A Tope de Pádel

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments