Padel World Press – Hoy en Padel World Press viajamos a las oficinas de una de las marcas más punteras del mercado del mundo del pádel. Star Vie nos abre las puertas de la que es su casa para que podamos conocer a fondo cuál es el espíritu de la firma de la estrella, cómo se fabrica su producto y qué novedades deparará el futuro.

Y para conocer toda esta información de primera mano se pone a nuestra disposición Alberto Mancho, Director de Fábrica y responsable del proceso de fabricación de todas y cada una de las palas de la firma española que salen al mercado.

Un Alberto que analiza, reflexiona y estudia cómo está el mercado, cuáles son las necesidades de Star Vie para mejorar la percepción de sus productos y que se muestra claro y conciso sobre el estado del mundo del pádel y que no avanza alguna novedad para el 2020 en la marca española.

PWP – ¿Qué diferencia a Star Vie del resto de marcas del mercado?

A.M. – El mercado, en general, es de fabricantes asiáticos. Hay 200 marcas, quizá ahora menos, que venden un producto muy parecido. Nosotros al fabricar aquí, en España, trabajamos con materiales de las máximas garantías, con especificaciones técnicas que nos permiten construir una pala de pádel con unos parámetros determinados.

PWP – ¿Y en qué influye?

A.M. – Te permite conocer cuál es su durabilidad antes de que comience a perder prestaciones.

PWP – ¿Tan determinante es fabricar en España?

A.M. – A nosotros nos permite manejar el proceso de fabricación, los materiales y el producto que hacemos. Constantemente comprobamos qué materiales recibimos y eso nos permite tener una fabricación regular y más estable.

PWP – ¿Influye en la fabricación del producto?

A.M. – Sin duda. Todas las palas las hacemos con el mismo proceso, la misma temperatura y los mismos componentes. Además, cada X palas, rompemos y chequeamos cómo están trabajando esos materiales. Esto solo es posible porque nuestra fabricación es un proceso manual.

PWP – ¿Qué procesos lleváis a cabo para controlar esa fabricación?

A.M. – Hay dos procesos: de fabricación y de jugabilidad. En el primero, moldeamos una pala, la cortamos en secciones y vemos si cada parte está bien fabricada y responde a los parámetros esperados. Así sabemos que cumple con los requerimientos que necesitamos para que no rompa. Después, para chequear la cosmética, la sometemos a un proceso de lavado de 24 o 48 horas y un operario la limpia posteriormente para saber que ha quedado tal y como debe estar. Sino estuviera.

PWP – Pero al ser un proceso manual siempre puede haber errores…

A.M. – Claro. Un trabajador se puede equivocar o un material puede fallar. Hay un factor humano que influye, pero así podemos controlar toda la producción. Cada seis meses hacemos un estudio exhaustivo de cada proceso.

PWP – Hablas mucho de la durabilidad y esta, precisamente, es una de las partes más temidas por muchas marcas. ¿Cuál es vuestro índice de rotura?

A.M. – Va por año. En 2019 estamos por debajo del 1 por ciento.

PWP – ¿Eso está muy por debajo de lo que puede ofrecer la fabricación en Asia?

A.M. – Hay que tener en cuenta que la pala asiática ofrece unos grandes resultados estéticos, pero no de fabricación. Estas pueden tener una gran jugabilidad, pero eso no quiere decir que garantice una alta durabilidad.

«Al fabricar Star Vie en España podemos controlar la calidad del producto»

PWP – ¿Tanto se nota el proceso de fabricación en la jugabilidad?

A.M. – Las palas asiáticas tiene una gran jugabilidad, pero los materiales se estresan muy rápido. Es habitual que, a los seis meses, la pala no rinde igual y notas como ya no sale la pelota igual, no ‘corre’ la bola o sientes como te dejas el hombro.

PWP – ¿Y qué hace que se consuman?

A.M. – Suele haber una gran acción de marketing detrás.

PWP – ¿Pero entonces es un problema del usuario o de las marcas?

A.M. – Es algo habitual y en cualquier sector se hace. En el pádel se puede vender jugabilidad, precio o los materiales con las que se ha fabricado. El problema es que hay un gran desconocimiento por parte del usuario de lo que se compra.

PWP – Hay un mal endémico del mercado del pádel que es la desconfianza del usuario. ¿Qué crees que aporta Star Vie para romper con ese hándicap?

A.M. – Lo primero, la jugabilidad. Una cosa es que con los materiales que fabricamos te guste las sensaciones que transmiten nuestras palas y otra es que sean jugables.

PWP – Pero las palas Star Vie tiene fama de ser duras…

A.M. – Pero eso no es cierto. Nosotros fabricamos todo tipo de palas y siempre de carbono. De hecho, son palas blandas de fibra de carbono. Tan solo diferenciamos entre las que tienen relieve y las que no que solo varían en precio por el proceso de rugosidad a través la acumulación de resina epoxi que va en el propio molde.

La colección de palas de pádel Star Vie 2019. | Foto: Star Vie
La colección de palas de pádel Star Vie 2019. | Foto: Star Vie

PWP – Pero no quita que sean duras o no.

A.M. – Quien quiere una pala soft se puede ir a la gama de menor precio. Ojo, que no peor. Pero el usuario busca la de más de 250 euros porque la asocia a que es mejor.

PWP – Mencionas otro de los grandes males del pádel. El usuario medio piensa que a mayor precio mejor es la pala…

A.M. – Es que eso no es verdad y es uno de los grandes errores del mercado. La única diferencia real es que esa pala de 300 euros es la que más te ha costado fabricarla por materiales, tecnologías o tipo de pintura. El carbono, por ejemplo, es bastante más caro que la fibra de vidrio.

PWP – Hablando de carbono y fibra de vidrio, ¿es real la durabilidad de una y de otra?

A.M. – No. El carbono no tiene porqué durar más que la fibra de vidrio. La fibra de vidrio tan solo es un material más elástico que aporta otro tipo de sensaciones.

«Hace dos años Star Vie cambió su política de precios»

PWP – Volviendo al mercado del pádel, hace poco habéis estabilizado vuestra política de precios, ¿por qué?

A.M. – Hace dos años decidimos que no queríamos seguir esa política de descuentos del 50 por ciento de salida y lo cambiamos. Ahora situamos el precio dentro de lo que regula el mercado y con las reglas del mercado a un precio más estable.

PWP – ¿Crees que es sostenible la política de precios que existe? Porque son muchos los usuarios que critican el aumento constante de precios.

A.M. – Se mantendrá mientras que lo permita el mercado. Detrás de esos 300 euros que cuesta un producto hay una gran apuesta en branding, jugadores o I+D.

PWP – Pero ya hay actores nuevos que tienden al low cost.

A.M. – Eso ya ha pasado en otros sectores y no suele acabar bien. Es cierto que tiende a regular el precio, quizá incluso lo baje algo, pero al final lo que hay detrás de una gran marca es un servicio de fabricación, de garantía, de atención…

PWP – ¿Qué crees que debe aportar una marca al usuario para aconsejarle?

A.M. – Sería perfecto que un usuario te dijera con qué pala está jugando y así poder orientarle. Así podríamos decirle qué modelo le conviene o a cuál puede ir haciendo una pequeña transición. La información por ambas partes es muy importante.

PWP – Vosotros sois de las pocas marcas que hacéis gala de tener una fabrica propia, ¿tanto se nota?

A.M. – Nosotros venimos de fabricar fuera y acabamos pasando las de Caín, con perdón. Entonces, dimos un paso adelante. La gran diferencia es que jamás se podrá decir de una pala Star Vie que no tiene calidad. Puede no cumplir lo que tú esperas, pero no que no es un producto de calidad.

PWP – ¿Cómo crees que ve el usuario a Star Vie?

A.M. – Creo que nos ve como una marca de gran calidad, pero algo cara. Por eso hemos bajado el precio final. Nos falta, quizá, algo de imagen con respecto a otras marcas.

PWP – Pero para eso fichasteis a Stupaczuk.

A.M. – Sin duda. La pala de Franco está teniendo una gran aceptación este año. Como ocurre con la de Matías Díaz.

Franco Stupaczuk, gran fichaje de Star Vie en 2019. | Foto: Star Vie
Franco Stupaczuk, gran fichaje de Star Vie en 2019. | Foto: Star Vie

PWP – ¿Cuáles son las grandes novedades que habéis incorporado este 2019?

A.M. – Sin duda el S2 y el Filava. Estos son dos materiales que mejoran la resistencia de la pala y aumentan su durabilidad de forma notable. Ayudan, y mucho, en los refuerzos en el juego.

«En 2020 habrá dos nuevos modelos con nuevas formas»

PWP – ¿Habrá novedades para 2020?

A.M. – Nosotros estamos trabajando en diferentes tecnologías y el desarrollo de la pala. Pero sí, habrá sorpresas.

PWP – ¿Puedes adelantarnos algo?

A.M. – Vamos a sacar dos nuevos modelos. Dos nuevas formas con alguna tecnología nueva. Voy a dejarlo ahí (se ríe).

PWP – Vamos a dar un salto adelante de cinco años. ¿Hacía dónde camina la pala de pádel?

A.M. – A mi, siendo sincero, lo que me gustaría es poder sacar la pala de pádel. Con mayúsculas. Un producto que con los mejores materiales pudiera ofrecer todas las sensaciones que un jugador busca: salida de bola, control y potencia.

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments

Compartir
Artículo anteriorBela y Tapia debutan con victoria
Artículo siguienteVirseda y Villalba eliminan por sorpresa a Patty y Eli
Padel Word Press
Padel World Press es un periódico on-line dedicado al mundo del pádel que, durante 24 horas al día, se encargará de ofrecer la última hora del segundo deporte más practicado en España. Noticias, entrevistas, reportajes, análisis… Todos los aficionados podrán disfrutar del pádel desde un nuevo punto de vista, siempre bajo la seriedad, el rigor periodístico y los conocimientos de un equipo con más de una década de experiencia en el mundo del pádel.