Padel World Press .- Ya se han disputado las dos primeras pruebas del año y, tras ellas, mi apreciación personal, la apuesta que realizaría Adrián Caviglia, es la de que este 2018 en el Circuito World Pádel Tour se va a terminar convirtiendo en el año del cambio… Y es que durante el mismo no sólo vamos a ver la inclusión en el pelotón de arriba de los jugadores jóvenes (o jóvenes promesas que ya son realidad) sino que también vamos a asistir al buen resultado que darán las parejas nuevas conformadas por un jugador de experiencia, llamémoslo así, con esos jugadores más noveles.

Un buen ejemplo de ello lo tenemos en la ‘sorpresa’ de la aparición del jugador  argentino Agustin Tapia al lado de Marcelo Jardim. El de Catamarca practicó un pádel con desparpajo y frescura a la hora de competir contra grandes duplas y dio claras señales para decir que acá llegó para quedarse. Es un caso similar al de Alejandro Galán haciendo pareja con Matías Díaz, Franco Stupaczuk junto a Cristian Gutierrez (éstos ya con un año de haber jugado juntos), Pablo Lijó en compañía de Maximiliano Grabiel, Martin Sánchez Piñeiro al lado de Willy Lahoz y, la de más renombre, Paquito Navarro con Juan Martín Díaz.

Centrados ya en el primer torneo de Badalona, destacar que hubo muchos partidos que fueron muy disputados, que se desarrollaron en una cancha lenta, lo que obligó a adaptar el juego a la misma y tener que sufrir casi tres horas en muchos de ellos… Mismo panorama en el Pabellón del Centro de tecnificación de Alicante en la segunda cita. La pelota utilizada es la que de forma oficial se usa para nivel del mar al igual que en Badalona pero, a pesar de ello, siguió el juego lento y sufrido, con duelos largos y muy físicos.

Con respecto a la dupla que me toca dirigir este año, la formada por Maxi Grabiel y Pablo Lijó, decir que se hizo mucho trabajo en pretemporada pero, a la vez, con la falta de maduración en competición. De la misma nos tocó en primera ronda del WPT de Barcelona medirnos a Tapia-Jardim donde,  tras casi tres horas de partido, cayó la victoria para ellos con un 6-4 en el tercer set. Terminamos con la sensación de haber tenido la oportunidad de haberlo ganado pero no se nos dio. Ya en Alicante, vencimos en primera ronda a Peter Alonso y Aris Patiniotis por 6-0 y 7-6. En octavos perdimos en dos sets frente a Miguel Lamperti-Juani Mieres, una pareja que consideramos muy dura, con tiempo de rodaje juntos. La evaluación final fue positiva y ya estamos a la espera del Zaragoza Open para seguir creciendo y para lograr esa maduración en la búsqueda de los mejores resultados para esta campaña.

Adrián Caviglia

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments