Home Actualidad La empuñadura y sus variantes

Las variables de la empuñadura

No te pierdas este interesante artículo del Blog de Adidas Pádel. Tema muy recurrente entre los aficionados y practicantes de este maravilloso deporte, hay distintas ‘opciones’ que pueden ser de gran utilidad según el tipo de golpeo a realizar.

Padel WorldPress .- En alguna otra ocasión hemos visto en este Blog cómo coger la pala y os hemos hablado de las empuñaduras, pero más enfocado a Nivel Iniciación. En esta ocasión queremos dar un pasito más y os vamos a hablar sobre algunas variantes a la hora de utilizar la empuñadura en algunas situaciones de partido, que os pueden favorecer en el golpeo.

La manera en que sujetamos la pala de pádel puede ser limitante o potenciadora de muchos aspectos relacionados con el juego. Puede favorecer nuestra mejora, evitar lesiones, facilitar el juego sencillo y eficaz. En definitiva, un aspecto fácil de controlar desde el primer día y que nos puede proporcionar grandes ventajas en nuestro caminar si seguimos un proceso lógico.

Nuestro primer consejo es claro y concreto: utiliza empuñaduras que faciliten el avance y eviten complicaciones.

Por excelencia y consenso general, la empuñadura utilizada para iniciarnos en el pádel y, a su vez, la más empleada es la continental. ¿Por qué? Hay varios factores que la convierten en la ‘Empuñadura Universal’ a la hora de empezar a jugar al pádel. Es aplicable con bastante adaptabilidad a los golpes de derecha y revés, el escaso tiempo de reacción hace que podamos responder antes y mejor con la misma empuñadura. Aseguramos un punto de impacto sólido y correcto con pequeñas adaptaciones del movimiento en articulación de muñeca y codo.

Cambios de Empuñadura: ¿Por qué? ¿Para qué?

Una vez que nuestro nivel se estabiliza, y ganamos control en nuestros golpes básicos, puede ser el momento de aprender a realizar pequeños cambios en nuestra manera de sujetar la pala.  Desde la empuñadura continental realizaremos pequeños ajustes que nos acerquen a las empuñaduras ‘Este de derecha’ y ‘Este de revés’. Estas empuñaduras se consiguen realizando una rotación del eje de la pala en el sentido de las horas del reloj o al contrario. El resultado, como podéis apreciar en las imágenes, es la orientación de la cara de la pala que golpea a la bola. Esta ligera orientación os ayudará a controlar mejor la altura de la salida de bola tras el impacto.

Las variantes de la empuñadura

A partir de aquí, una vez os hemos indicado estos pequeños ajustes, vamos a daros unos breves consejos a aplicar en situaciones concretas de juego y que, en determinadas ocasiones, os pueden ayudar dependiendo del tipo de golpe que queráis ejecutar.

Voleas

En la red solemos enseñar a utilizar la misma empuñadura para derecha y revés. Es la empuñadura ‘Este de revés’. Ello nos facilita evitar cambios de empuñadura pero facilita un golpeo de revés ideal y un golpeo de derecha que nos aportará una buena carga de plano-cortado (evitar que la cara de la pala se abra excesivamente al cielo).

La iniciación del golpe de Bandeja lo haremos con una progresión desde el golpe de la volea. Comienza por ponerte totalmente de lado, la cabeza de la pala se situará un poco por encima de la altura de los ojos y el punto de impacto a la bola va a estar un poco por detrás de la cabeza, ligeramente por delante del hombro derecho.  Hay que tener cuidado con cambios excesivos hacia la ‘Este de revés’. Si la pala está muy abierta (hacia el cielo) corremos el riesgo de enviar la bola directamente al cristal de fondo. Un pequeño truco: Adelanta el punto de impacto ligeramente sin cambiar empuñadura. Así lograremos mayor carga de cortado.

Remate liftado

En este golpe si es aconsejable ir adaptando nuestra empuñadura hacia una ‘Este de revés’ e incluso podemos encontrar jugadores que golpean con empuñadura más cerrada. El objetivo es imprimir mayor efecto liftado a la pelota para que ésta salga por tres con más facilidad.

Defensa ante bolas muy bajas en el cristal de fondo

En estas bolas no tengas miedo a abrir la cara de tu pala de forma exagerada. El objetivo es facilitar el impacto de abajo hacia arriba. Flexiona rodillas, abre la cara de la pala, entra por debajo de la bola para extender rodillas y realiza un golpe de abajo hacia arriba logrando globos seguros.

Jose Garea 

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments